lunes, 26 de julio de 2010

“Un nuevo Mariel en Cuba”. Por Wilfredo Casañas Martín. Vicepresidente del Movimiento Popular Cubano en España.




“Un nuevo Mariel en Cuba”.
Por Wilfredo Casañas Martín.
Vicepresidente del Movimiento Popular Cubano en España.

En los telediarios españoles continúan saliendo, casi a diario, noticias sobre los ex presos políticos cubanos. Hace tres días informaron acerca de la llegada de nueve de ellos a España, y hoy, 22 de julio de 2010, llegarán otros tres, para un total de 31 cubanos expulsados de la isla. ¿No es que iban a liberar sólo a 17? ¿Qué pretende el régimen, quitarse de encima a todos los opositores del Grupo de los 75? ¿No van a aceptar que se queden en Cuba muchos de ellos que prefieren vivir en su país? ¿O es que los Castro tienen miedo de que esos cubanos signifiquen un ejemplo a seguir por el resto de la población?.

Estas sucias maniobras de la dictadura castrista de enviarlos al destierro, con todos los familiares acompañantes que decida cada preso, según nos contaron los propios protagonistas en el hostal de Vallecas el pasado día 17 de julio, cuando los visitamos para compartir con ellos sus angustias, sus desengaños y sus miedos, nos recuerda lo sucedido en Cuba en 1980, en el puerto del Mariel, al producirse una salida masiva de 125 mil cubanos hacia Estados Unidos. En ese éxodo y en el de 1994, cuando decenas de miles de cubanos se lanzaron desesperadamente al mar, en embarcaciones tan precarias, que más que navegantes resultaron ser náufragos, perdiendo tristemente la vida más de cuatro mil personas, ahogadas en el Estrecho de la Florida por huir de la tenebrosa dictadura comunista. Los métodos utilizados por el castrismo en ambos éxodos estuvieron caracterizados por la violencia, por la falta de humanismoy escrúpulos y por el crimen y el genocidio. Baste recordar a los cubanos que murieron ahogados en la bahía de La Habana en el verano de 1994, al querer huir hacia Miami en el remolcador “13 de marzo”; dos guardacostas del ejército castrista lo partieron por la mitad sin consideración alguna. Por orden de Raúl Castro, varios helicópteros militares, en diferentes puntos de las costas cubanas, lanzaron sacos de arena sobre las endebles balsas de los prófugos, aniquilándolos sin escrúpulos.

Ahora no los ahogan, pero los expulsan del país donde nacieron sin derecho a réplica, empujándolos hacia un destino incierto en una nación donde hay más de cuatro millones de parados. Ahora los torturan psicológicamente con amenazas constantes y malévolas antes de salir de Cuba, diciéndoles un día que se pueden ir cinco, al día siguiente que hubo un error y que sólo pueden irse tres, y al otro día que pueden irse finalmente los siete, o quizás dos primos más..., lo importante para los Castro es que no queden ni vestigios de los opositores y disidentes en Cuba. ¿Ya se olvidaron de acusarlos de delincuentes y de agentes de la CIA, como hicieron reiteradamente con Orlando Zapata Tamayo?. Ahora esas acusaciones no son convenientes, porque entonces el gobierno de Zapatero no aceptaría a los ex reclusos con tanta facilidad, como lo está haciendo. El gobierno español sabe perfectamente que esos hombres y mujeres son cívicos luchadores en contra de la dictadura que humilla y empobrece a Cuba desde hace 51 años.

En estos días hemos centrado la atención en el Grupo de los 75 por razones obvias, pero esto no quiere decir que hemos olvidado a los demás presos políticos cubanos que cumplen actualmente sanciones de cárcel entre 15 y 25 años, como Moisés A. Arca Bertot, Leudis Arce Romero, Diana Bernal Rodríguez, Lázaro Avila Sierra, Rodolfo Bartelemí Cobas, Mª de los Angeles Borrego Mir, el Dr. Oscar Elías Biscet y tantos otros hermanos de lucha.

También recordamos a muchos de ellos que cumplieron penas de cárcel recientemente y que ahora están en libertad, siempre hostigados y vigilados por la policía política: Dr. Darsy Ferrer, Félix Bonne Carcacés, Marta Beatriz Roque, Jorge Luis García Pérez, alias “Antúnez”, Maritza Lugo Fernández, Osmel Lugo Fernández y Vladimiro Roca Antúnez por citar algunos ejemplos.

Hay un asunto que nos interesa esclarecer ante la opinión pública. Se trata de las recientes declaraciones que han hecho a la prensa Héctor Palacios, coordinador de la Unidad Liberal Cubana, y Guillermo Fariñas, vicepresidente de esa organización, ya suspendida la huelga de hambre, ambos en Cuba.

Palacios ha dicho: “Ya no hay razones para mantener la Posición Común de la UE. Lo importante es que Cuba ha dado un primer paso que sirve para desatascar cosas, pues ahora a moverse todos; esto es un proceso que comienza y sería estúpido quien lo pare”.

Fariñas ha declarado: “Yo estoy de acuerdo en darle un voto de confianza al gobierno cubano para que continúe con las excarcelaciones de nuestros compañeros. Las sanciones de la UE contra Cuba se deben levantar por un año hasta ver si en ese término siguen habiendo cambios en la isla, y si no se violan otros derechos humanos”.

Creemos que estas opiniones son claudicantes ante el régimen comunista de La Habana, y no estamos de acuerdo en pasarle la mano a los Castro bajo ningún concepto, pero no comparto las acusaciones de ALTA TRAICION que algunos cubanos exiliados en España y en Alemania han hecho en contra de Héctor Palacios y de Guillermo Fariñas, porque desde hace muchos años estos hombres se han comportado con dignidad y valentía ante los abusos y violaciones del régimen castrista, soportando las penurias y humillaciones del presidio político en Cuba.

Yo les digo a Palacios y a Fariñas: “No aceptamos sus declaraciones y los criticamos fuertemente, porque además del Grupo de los 75 hay cientos de presos políticos en las cárceles cubanas que tenemos que seguir ayudando, y continuar pidiendo el apoyo de la UE para sancionar al engendro macabro de los Castro, por medio de la Posición Común, mientras sigan violando los más elementales derechos humanos en Cuba, no sólo de los presos políticos, sino también de todo el pueblo cubano”.

Una cosa es esto dicho con energía y con fervor patrio, y otra cosa muy distinta es acusarlos de ALTA TRAICION.


Wilfredo Casañas Martín
Vicepresidente del Movimiento Popular Cubano en España




(publicado por Guillermo Milan)

No hay comentarios:

Publicar un comentario