domingo, 26 de julio de 2015

‘No traicionaré mis sueños por un paseíto por el malecón’

Juan Manuel Cao: ‘No traicionaré mis sueños por un paseíto por el malecón’



Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article28456150.html#storylink=cpy

El régimen cubano, "responsable" por la muerte de Payá

El régimen cubano, "responsable" por la muerte de Payá

Human Rights Foundation lo responsabilizó por el deceso de los opositores a la dictadura de los CastroEl informe fue divulgado en Washington al cumplirse tres años del "accidente"




La organización no gubernamental Human Rights Foundation (HRF) responsabilizó al régimen cubano por las muertes de los líderes opositores Oswaldo Payá y Harold Cepero, al cumplirse tres años de su deceso.

Para la ONG la dictadura de Raúl Castro tuvo "responsabilidad directa" en el hecho. El informe jurídico fue divulgado ayer en Washington señala que la información revelada tras el suceso y "que no fue considerada en absoluto por el tribunal que condenó a Ángel Carromero", "sugiere" la implicación directa del régimen cubano.

El informe dejado de lado por la "justicia" cubana incluia declaraciones de testigos, pruebas físicas y periciales. El documento fue elaborado por Javier El-Hage y Roberto González. El mismo indica "la evidencia excluida de manera deliberada apunta a que los hechos ocurridos el 22 de julio de 2012 no fueron un accidente, sino el resultado de un incidente automovilístico provocado deliberadamente por agentes del Estado".



Oswaldo Payá, uno de los opositores más críticos de la dictadura cubana.













Según el documento -de 87 páginas-, el incidente tenía "la intención de asesinar a Oswaldo Payá y a los pasajeros que viajaban junto a él". El texto considera a Payá "el activista por la democracia en Cuba más importante de los últimos 25 años". Para HRF el régimen cubano violó los derechos de las familias de Payá y Cepero a participar de la investigación.

El condenado, Carromero, era quien conducía el automóvil que impactó con el vehículo en el que se trasladaban los opositores. HRF también dedica unas líneas a los derechos que Cuba le negó para su defensa en juicio. Las autoridades de la isla le negaron el acceso a un defensor judicial, poder comunicarse libre y confidencialmente con su defensor, y la posibilidad de contar con una defensa jurídica independiente y eficiente. Tampoco se le permitió una apelación eficaz.

"Se puede afirmar categóricamente que en Cuba no existe separación e independencia entre los poderes del Estado", por la subordinación del ámbito judicial a la dirigencia del Partido Comunista de Cuba, dice HRF. "También se puede afirmar categóricamente que en Cuba las autoridades violan de manera sistemática los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos. En este sentido, ningún ciudadano puede ejercer libremente sus derechos si tal ejercicio es considerado por las autoridades como contrario a 'la decisión del pueblo cubano de construir el socialismo y el comunismo'", añade el documento.

El gobierno de Castro "es responsable internacionalmente por la violación de los artículos 5, 8, 9, 10 y 11 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y los artículos 18, 25 y 26 de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, desarrollados e interpretados por un amplio número de instrumentos internacionales que, en conjunto, constituyen un sistema jurídicamente vinculante de promoción y protección de los derechos humanos".

Mientras el documento era difundido en WashingtonCastro continuaba con su agenda, tranquilamente. Ayer recibió al precandidato a presidente por el oficialismo argentino, Daniel Scioli, quien elogió por Twitter al mandatario cubano.



INFOBAE

¡Sólo Verdades!. Perdiendo se gana (3ra. Parte). Por Héctor Lemagne Sandó:.







¡Sólo Verdades!. Perdiendo se gana (3ra. Parte).
Por Héctor Lemagne Sandó:.
24 de julio 2015

Mi corazón deposité en la tumba:

Llevo una herida que me cruza el pecho:
Sangre me brota; quien a mí se acerque
En los bordes leerá como yo leo:
«Mordido aquí de la miseria un día
Quedó este vivo desgarrado y muerto,
Porque el diente fatal de la miseria
Lleva en la punta matador veneno.»
Cuando encuentres un vil, para y pregunta
Si la miseria le mordió en el pecho,
Y si el caso es verdad, sigue y perdona:
Culpa no tiene,—¡le alcanzó el veneno!
(Fragmento de la poesía “De noche en la imprenta) José Martí
No existe justificación y mucho menos excusa para que alguien se aparte de los valores morales y se aleje de sus principios, pues pierde lo mas preciado que pueda tener una persona; La dignidad.
Hay personas que se dejan guiar por mentes mas débiles que las de ellos, y siguiendo chismes y rumores llegan a formar, por intereses creados o por crear, hasta una conspiración contra alguien que no forma parte del grupo al que ellos pertenecen precisamente por eso, porque ese alguien no ala leva, no es guataca y mucho menos pone en un altar a un ser humano que puede tener virtudes, pero como todo mortal también defectos y se creen Dioses. Hablando de defectos, creo que uno de los mas grandes que tengo, aparte de no ser políticamente correcto, es creer que todo el mundo piensa, siente y puede actuar igual que uno respecto a la amistad, la fraternidad y la Patria. Pues hay quienes usan a la Patria y no luchan, como es debido, por su libertad, pues ponen por delante sus egos y sus intereses.
Yo cuestiono, y ese es otro problema, porque quien no se haga preguntas nunca llegará a la verdad. Está demostrado. Los científicos hacen descubrimientos porque buscan, rebuscan y cuestionan que funcionó mal o regular, hasta que llegan a hacerlo bien gracias a esas investigaciones. Hasta en sueños les viene la solución. Y agrego que yo persigo tanto la verdad que cuando dejo de hacerlo, la verdad sola viene a mi. Hay personas que siendo figura pública no permiten que se les cuestione y mucho menos que se les critique, y me refiero a los lideres que durante muchos años han presidido organizaciones respetables en el exilio. Son los primeros que violan sus propios reglamentos, y cometen bochornosas injusticias por el poder que ostentan sin importarles el perjuicio que le hacen a la organización que dirigen. Ese también es el motivo por lo que ha disminuido la participación, el entusiasmo y hasta la creatividad dentro de algunas organizaciones de exiliados cubanos. Por eso llevamos 56 largos años de exilio. Por eso también cada vez soy mas irreverente, por eso ante quien único me arrodillo es delante de Dios, por eso hay muchos en el exilio que no pueden confesarse, por eso no creo ni en mi sombra.
Cambiando palo pa rumba. En tiempos de elecciones es increíble lo que se escucha. Resulta ser que ya hay 16 candidatos republicanos que aspiran a ser presidente de Estados Unidos. Poniéndonos la mano en el corazón hagámonos algunas preguntas, pero también contestémoslas; ¿Cuáles son los que verdaderamente aman y quieren lo mejor para EU y para sus ciudadanos? ¿Cual tiene mayor oportunidad de ganarle al Partido Demócrata en las elecciones generales? Bueno esas mismas preguntas se la hacen todos los candidatos y también se las responden. Y no se retiran de la contienda pudiendo así hacerle un beneficio al Partido Republicano y a los EE.UU, por el EGO y los intereses personales, creados y por crear. El colmo de ser políticamente correcto de un nuevo candidato a la presidencia que en una intervención pública dijo “Black lives matter, white lives matter, all lives matter.” (La vida de los negros importa, la vida de los blancos importa, la vida de todos importa) Y tuvo que disculparse por lo último que dijo; “Todas las vidas importan.” Hoy 24 de julio de 2015 he escuchado a la Hillary Clinton, también aspirante a la Casa Blanca, de nuevo. La peor Secretaria de Estado, la que se mudó a NY para ser Senadora por medio termino y entonces postularse a la presidencia, la corrupta con el problema de Benghazzi y los correos electrónicos borrados, etc, etc, etc...Si esa misma hoy ha dicho que “Hay que gritar bien alto y claro: "La vida de los Negros importan” Aprovechando la coyuntura del cobarde que se tuvo que disculpar por haber dicho que “Todas las vidas importan.” ¿Y la de la ciudadana americana a la que mató un inmigrante ilegal no importa? ¡Hillary Clinton es una demagoga, ademas de impura, corrupta !
Ahora ha surgido un tsunami en la política de EE.UU y en el Partido Republicano con el nombre de Donald Trump. Tiene muchos amigos y se ha ganado más enemigos. Porque cuando se tiene dinero también existen amigos hipócritas, envidiosos, y dentro del Partido alguien que tiene los pantalones bien puestos, que no tiene que pedir disculpas por decir, a su manera, ciertas verdades que otros, por no ser políticamente incorrectos no se atreven. Y no se atreven porque son RINOS (Republicans in name only.) ¿Quien de nosotros y de los políticos en Washington y en todo EE.UU ignora que hay un problema grave con la frontera de EU y la inmigración ilegal? Los que mas han atacado a Trump son los mismos miembros de su Partido. Pero como golpe revirado duele menos, él riposta con un golpe y una verdad mayor. Ahora Marco Rubio, Jeb Bush, Rick Perry, Lindsey Graham y algún otro le han enfilado los cañones a Trump porque Trump les está haciendo tremenda sombra a lo que se considera “el Stablishment” Los que se creen dueños del Partido igual que otros cubanos se creen dueños y señores de algunas organizaciones. La politica es mas fría que un puñal, y si no sabes o no aprendes, te lo entierran hasta por la espalda. ¿Sabes qué? Van a provocar que Trump se vaya al Partido Independiente, pero en esta ocasión no sucederá lo mismo que cuando Ross Perot, Trump puede ganar como Independiente. ¡Vivir por ver!
No podía dejar en el tintero al presidente mas nefasto que ha tenido EE.UU, y la traición al pueblo norteamericano y al pueblo de Cuba dentro y fuera de la isla, Barack Hussein Obama. Este inepto, que, aparte de no saber negociar, no ama en absoluto a este país, le ha dado el puntillazo final a la lucha por la libertad de Cuba. Ha restablecido las relaciones con la dictadura mas longeva de este Hemisferio a espaldas del pueblo cubano, de los congresistas y senadores cubanoamericanos, del exilio cubano, y del pueblo norteamericano. El negocio con Irán y las aperturas de las embajadas de EU y Cuba respectivamente le han puesto la tapa al pomo. ¿Qué mas podemos esperar de este ente? ¡Que se de un abrazo con los Castro en Cuba! ¡No veo las horas que se acabe de largar!
Hoy en dia no todos se atreven a decir ciertas verdades para no ser políticamente incorrectos. Tengo una filosofía muy mía. ¡Si no le dices a una persona que lo está haciendo mal, lo va a seguir haciendo mal! ¡Hay que decir las verdades sin importar las consecuencias!
Click Aquí para que vea desde la 1ra. Parte.

¡Sólo Verdades!. Perdiendo se gana (3ra. Parte). Por Héctor Lemagne Sandó:. cubademocraciayvida.org web/folder.asp?folderID=136
          hlemagne@gmail.com
  “O algo estamos haciendo mal, o algo estamos dejando de hacer, o algo estamos dejando de sentir. Por eso Cuba aún no es libre."
"Nunca es suficiente lo que hagamos por la libertad de Cuba mientras siga sojuzgada, oprimida y esclava”

"Pero Cuba Será Libre Anyway" ¡Sólo Verdades!. Perdiendo se gana (3ra. Parte). Por Héctor Lemagne Sandó:. cubademocraciayvida.org web/folder.asp?folderID=136

EL HOLOCAUSTO NEGADO POR ALDO ROSADO TUERO Y SALVADOR BORREGO





SALVADOR BORREGO EL NAZI ZARRAPASTROSO MEJICANO




ALDO "PISTOLITA" ROSADO TUERO ASTURIANO PICHON DE NAZI Y ASESINO DE PESCADORES CUBANOS



Los primeros en usar el término «Holocausto» fueron los historiadores judíos de finales de la década de 1950; la generalización de dicho término se produjo a finales de los años sesenta.18
La palabra «holocausto» proviene de la traducción griega del texto masorético conocida como Versión de los setenta, en la que el términoolokaustos (ὁλόκαυστος: de ὁλον, ‘completamente’, y καυστος, ‘quemado’) traduce una palabra hebrea que se refiere a un sacrificio consumido por el fuego.19
También se utiliza para nombrarlo el término Shoá (Shoah o Sho'ah),20término proveniente del hebreo שואה y cuyo significado es «catástrofe».21La palabra forma parte de la expresión Yom ha-Sho'ah, con la que se nombra en Israel al día oficial de la Memoria del Holocausto.
En yidis para referirse al Holocausto se emplea la expresión hurb'n eiropa,22 y ella posee el significado de "Destrucción [de las comunidades judías] de Europa", incluyendo esto también la cultura de las mismas.23
En cuanto a la historia del uso del término «holocausto», desde el siglo XVI se empleó la expresión «holocaust» en el idioma inglés para catástrofes extraordinarias de incendios con gran cifra de víctimas. En el siglo XVIII la palabra adquiere un significado más general de muerte violenta de gran número de personas.24
Antes del genocidio judío perpetrado por los nazis, Winston Churchill usó la expresión «holocaust» en su publicación El mundo en crisis en referencia al genocidio armenio en Turquía.25
En relación al uso de la palabra holocausto para referirse al genocidio de aproximadamente seis millones de judíos europeos durante la Segunda Guerra Mundial,26 en la entrada "Holocaust" de la Encyclopaedia Britannica (2007), la definición es la siguiente:
la matanza sistemática, patrocinada por el Estado, de seis millones de hombres, mujeres y niños judíos, y millones de otros, [perpetrada] por la Alemania Nazi y sus colaboradores durante la Segunda Guerra Mundial. Los alemanes la llamaron «la solución final para la cuestión judía».27
La persecución y el asesinato de los judíos no se desarrollaron exclusivamente en Alemania o en los distintos campos de exterminio, sino que también tuvieron lugar en RusiaEuropa Oriental y la península balcánica, donde los alemanes y sus colaboradores (austriacos, lituanos, letones, ucranianos, húngaros, rumanos, croatas y otros) llevaron a cabo múltiples matanzas de judíos en fosas, bosques, barrancos y trincheras.28

La cuestión organizativa y el papel de Hitler[editar]

La historiografía sobre el nazismo y el Holocausto ha discutido desde siempre el grado de diseño u organización previa con la que se llevó a cabo el genocidio y, asimismo, el grado de implicación de Hitler, tanto en lo que se refiere a si hubo una orden directa y explícita del mismo para que se iniciase, como en si hubo respaldos explícitos por su parte durante su ejecución.
La imperfección de las fuentes, que en buena medida es un reflejo del secretismo de las operaciones de asesinato y de la deliberada falta de claridad en el lenguaje empleado para referirse a ellas, ha llevado a los historiadores a extraer conclusiones muy diversas, aun a partir de las mismas evidencias, en cuanto al momento y la naturaleza de la decisión o decisiones de exterminar a los judíos.29
En el estado actual de conocimientos, parece asentada la idea de que el Holocausto no se desarrolló siguiendo las directrices de ningún plan perfectamente definido; de hecho, no se tiene constancia de ningún documento que recogiese un diseño específico para el mismo. Así las cosas, se considera que
la Solución Final, tal y como surgió, era una unidad dentro de un número concreto de «programas» organizativamente distintos, uno de los cuales, surgiendo de las condiciones específicas del Warthegau y permaneciendo en todo momento bajo la dirección del mando de la provincia más que bajo el control central de la oficina principal de la Seguridad del Reich, fue el programa de exterminio de Chelmno.30
En cuanto al grado de responsabilidad directa de Hitler, Adolf Eichmann recordó, años después de terminada la guerra, que Heydrich le había comunicado que tenía una orden de Hitler para exterminar físicamente a los judíos.31 En esta línea, hasta la década de 197032 se aceptaba que la "solución final" se había puesto en marcha a partir de una orden directa de Hitler. Sin embargo, en 1977 el historiador Martin Broszat dio un giro a esta visión de los hechos notando que Hitler no había dado ninguna «orden exhaustiva de exterminio general», sino que habían sido los "problemas para aplicar la deportación general", tras la invasión de la URSS, los que habían llevado a los dirigentes nazis a iniciar los asesinatos en masa de judíos en las regiones que estuviesen bajo su mandato. Solo retrospectivamente, esos asesinatos habrían sido notados por la dirección nazi y reconvertidos en un programa de exterminio más general y concienzudo.33 En concreto,
el programa de exterminio de los judíos se desarrolló gradualmente de un modo institucional y fue puesto en práctica mediante acciones individuales hasta principios de 1942, para adquirir un carácter definitivo después de la construcción de los campos de exterminio en Polonia (entre diciembre de 1941 y julio de 1942).34
Esta línea de interpretación sería respaldada desde 1983 por otro historiador relevante, Hans Mommsen, quien ha insistido en la idea de que la Solución Final surgió a partir de los fragmentados procesos de toma de decisiones del nazismo, los cuales permitirían las iniciativas particulares al respecto y la acumulación de la radicalización de las mismas. Para él, está claro que Hitler conocía y aprobaba todo lo que sucedía, pero la improbabilidad de que pudiese haber una orden formal suya en relación al genocidio se compadece perfectamente con sus intentos explícitos de ocultar su responsabilidad personal y, subconscientemente, de suprimir la realidad circundante.35
Con todo, ha habido historiadores (como Christopher R. Browning) que han mantenido la idea de una decisión concreta de Hitler, que habría tenido lugar durante el verano de 1941 y cuyo reflejo habría sido la orden de Göring a Heydrich por la que le instaba a preparar una solución total a la "cuestión judía" (otros historiadores, como Philippe Burrin, no veían detrás de este mandato la orden de Hitler). La aprobación del plan de exterminio por parte de Hitler habría ocurrido a finales de octubre o noviembre de ese año, una vez paralizada la invasión a la URSS.36
Otras hipótesis al respecto han apuntado a enero de 1941 como fecha para una decisión de Hitler de exterminar a los judíos (Richard Breitman); a agosto de 1941, justo al conocerse la declaración de la Carta del Atlántico firmada por Roosevelt y Churchill (Tobías Jersak); a diciembre de ese mismo año (Christian Gerlach); e, incluso, a junio de 1942, justo después del asesinato de Reinhard Heydrich en Praga (Florent Brayard).
Son seguras, sin embargo, sus declaraciones justificativas del genocidio, especialmente concentradas durante los primeros meses de 1942, y con referencias directas que demuestran su conocimiento del mismo.37
En las dos últimas décadas, y dado que además de que no se ha encontrado ninguna orden de Hitler relacionada con el Holocausto, «parece improbable que Hitler diera una orden única y explícita para ejecutar la Solución Final»,38 la historiografía se ha decantado por la idea de que nunca se tomó una decisión única y específica de matar a los judíos de Europa.39 Con todo, durante su proceso en Jerusalén en 1961, Adolf Eichmann confesó que durante la Conferencia de Wannsee (1942) "se estudiaron con rigor los [más efectivos] métodos para exterminar a todo el pueblo judío que vivía en Europa".40
En relación a Hitler, cuyo papel principal habría sido el de una especie de árbitro entre los líderes nazis que fueron tomando las decisiones que desembocaron en el genocidio, el historiador Ian Kershaw ha hablado de su «autoridad carismática» como fuente del mecanismo psicológico mediante el cual sus subordinados trabajaban con
la expectativa de que [sus deseos e intenciones] eran las "pautas para la acción", con la certidumbre de que las acciones que estuvieran en consonancia con esos deseos e intenciones merecerían su aprobación y confirmación.41
Así las cosas, su papel al respecto es menos evidente de lo que puede parecer a simple vista. Los historiadores no han llegado a ningún acuerdo claro en relación al grado de intervención directa de Hitler para dirigir la política de exterminio, lo que incluye el debate acerca de si hubo por su parte una orden o, incluso, si hubo necesidad de la misma.42 Las dificultades al respecto radican, al parecer, en el estilo de liderazgo de Hitler, muy poco burocrático y que, desde que comenzó la guerra, fomentó el secretismo y el encubrimiento transmitiendo sus órdenes y deseos solo de forma verbal y en aquellos casos, sobre todo los más sensibles, en que era algo estrictamente necesario.43

PINGA PA' TO EL MUNDO AQUI

LA VERDAD SOBRE AUSCHWITZ Y EL HOLOCAUSTO JUDIO

MIENTRAS EL PICHON DE NAZI ALDO ROSADO TUERO DISCIPULO DEL NAZI MEXICANO SALVADOR BORREGO INTENTA EN SU LIBELO "NUEVO ACCION" MINIMIZAR LOS CRIMENES NAZIS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL, LES TRAIGO AMIGOS LECTORES LA VERDAD EN ESA ETAPA NEGRA DE LA HISTORIA ALEMANA.


ESte es el articuo de Verguenza de Aldo Rosado Tuero, racista,antisemita y admirador de Heinrich Himmler y la gestapo germana:

LA LECTURA DEL SÁBADO: SIENDO POLÍTICAMENTE INCORRECTOS. LA OTRA CARA DE LA HISTORIA: PAUL RASSINIER Y SU OBRA “LA MENTIRA DE ULISES”- 2

LA VERDAD PARA LA HISTORIA Y NARRADA POR UNO DE SUS PROTAGONISTAS MIEMBRO DE ESA MAQUINARIA DE MUERTE:


El contable de Auschwitz: 'Nos jactábamos de poder deshacernos de 5.000 muertos en 24 horas'


  • 'Las SS era una casta y deseábamos pertenecer a ella'

  • , ha declarado Oskar Gröning

  • En diciembre de 1942 ayudó a perseguir a un grupo 

  • de presos que huyó del campo









ALEMANIA

Continúa el juicio casi simbólico contra Gröning, de avanzada edad



El acusado Oskar Gröning se sienta en el banquillo 
en el Tribunal de Lüneburg (Alemania) el 21 de abril Efe






     
  • Ver más
Es el primer caso en la historia en que un miembro de las SS declara con semejante franqueza sobre los crímenes cometidos en Auschwitz. Habíamos escuchado antes, en boca de las víctimas y de los cazanazis que los persiguieron durante décadas, pero ahora es el contable de AuschwitzOskar Gröning, el que en primera personaestá dejando constancia de lo sucedido en el campo y de la mentalidad de aquellos oficiales. Frases como las pronunciadas este miércoles en el Gran Salón de la Academia de Caballeros de Lüneburg, donde tenía lugar la sesión del juicio, componen un punto de vista al que la historia no había tenido acceso de forma testimonial y demuestran que, 70 años después de la liberación del campo, todavía queda historia por escribir.
"Nos jactábamos de poder deshacernos de 5.000 muertos en solo 24 horas", ha dicho, por ejemplo, cuando el fiscal ha tratado de establecer hasta qué punto era consciente de la magnitud de los crímenes que se llevaban a cabo. "¿Podría decirnos por qué se enroló usted voluntariamente en las Waffen SS?", le ha preguntado, con la intención de ilustrar su motivación. "Fui educado en el espíritu de lealtad al káiser y Hitler había logrado sacar del paro a millones de trabajadores alemanes. Sobre la guerra sabíamos que podíamos vencer a los polacos. En solo 18 días. Y después a por Francia. Queríamos pertenecer a una tropa que siempre llegaba a casa cubierta de gloria y que miraba a los demás soldados un poco por encima del hombro. Las SS eran una casta y queríamos pertenecer a ella", ha explicado con toda naturalidad Gröning, que a sus 94 años recuerda con nitidez numerosos detalles.
Ha precisado, por ejemplo, que solamente estuvo tres veces presente en la rampa de llegada de los prisioneros a Auschwitz, colaborando en su selección (los que eran considerados no aptos para trabajar eran enviados directamente a las cámaras de gas). Su tarea, la mayor parte del tiempo, se centraba en los libros de contabilidad y en el envío a Berlín del dinero que se les incautaba a los recién llegados. "¿En ningún momento se preguntó a quién pertenecía ese dinero?", interrumpió el juez. "El dinero pertenecía al Estado", ha contestado él. "¿Por qué razón?", insistió el magistrado. "Porque los judíos ya no lo necesitaban", sentenció.
Seguramente el hecho de que se trata de un juicio simbólico, ya que la avanzada edad del acusado impide el mínimo cumplimiento de cualquier condena, insufla a Gröning la confianza que ha mostrado durante las dos primeras sesiones. "Yo era un, por así decirlo, Adolf-treu (fiel a Hitler)". Antes de ser destinado a Auschwitz, fue llamado a Berlín en misión de "alto secreto", en la que se le habló de una tarea que requeriría "mucho más sacrificio". Durante una ceremonia presidida por altos oficiales de las SS, se le recordó su juramento y se le anunció una tarea "que no sería agradable, pero que debía ser hecho para lograr la victoria final". "Al día siguiente, nos metieron en un tren con rumbo a Auschwitz, en un vagón para quince hombres, literas de tres pisos y con abundante vodka y latas de sardinas en aceite. Comimos eso durante tres días y bebíamos así", describió, antes de tomar el vaso de agua sobre la mesa y, a modo de demostración, bebérselo al coleto.
También ha descrito con detalle una visita de la Cruz Roja realizada al campo, precisando que solamente se mostraba a la delegación algunos barracones del Campamento 1, en el que se encontraban delincuentes profesionales condenados, o inadaptados y asociales entre los que citó como ejemplo a los Testigos de Jehová. Además, antes de la visita y para mejorar su estado de ánimo, diez "damas de un prostíbulo" fueron llevadas al Campamento 1 y estuvieron a disposición de todo aquel prisionero que aún se encontrase con fuerzas. Si se trataba de casos de prostitución forzada, dice no haber estado al tanto.
En diciembre de 1942, ayudó en la persecución a un grupo de presos que huyó del campo. "De alguna forma, algunos judíos lograron escapar durante el transporte", ha narrado. Tras acorralarlos en el bosque, fueron gaseados en una casa de campo. "Esa fue la única vez que observé un gaseamiento al completo. Una vez vertido el gas en el recinto, los gritos se hicieron más fuertes, pero enseguida pararon", recuerda. Después de aquello pidió un traslado que le fue denegado: "La única forma de saltar era irme a Stalingrado, pero eso no era tan sencillo".
El juez también se ha interesado acerca de la 'Operación Hungría', que llevó a 300.000 judíos a las cámaras de gas. "Tuvimos mucho más trabajo", ha sido la respuesta. Ha reconocido haber sufrido ciertas dudas morales durante su estancia en Asuchwitz, "pero en cuanto preguntábamos algo nos contestaban que, si no lo hacíamos, el pueblo alemán se hundiría".

Hay un lugar sobre la tierra que es un páramo desolado, un lugar en el que las sombras de los muertos son multitud, un lugar en el que los vivos están muertos, donde sólo la muerte, el odio y el dolor existen.”Giuliana Tedeschi
El complejo del campo de Auschwitz se convirtió en un símbolo universal del Holocausto.  Investigadores del Museo Estatal de Auschwitz–Birkenau han estimado que aproximadamente 1.100.000 personas fueron asesinadas en Auschwitz, y que un millón eran judíos. El complejo de campos no fue construido de un día para el otro.   Fue un proyecto de construcción que duró años y nunca fue finalizado. Varias compañías y organizaciones estaban involucradas en el proceso, así como miles de trabajadores – alemanes y extranjeros. Lo que comenzó como un solo campo con 22 edificios en 1940, se convirtió en un complejo con tres campos principales y 40 subsidiarios.
Durante la fase de planificación fueron realizados, por las varias oficinas y compañías incluidas en el proyecto, centenares de planos de los diferentes sitios de construcción y de los edificios que se construirían sobre ellos. Los planos fueron ejecutados por dibujantes de las SS, prisioneros con conocimientos técnicos empleados por las oficinas de planificación y por diseñadores civiles. Esos planos fueron utilizados por los contratistas para presentar el proyecto y para llevar a cabo las obras de construcción. Aquellos comprendían bocetos detallados de las cámaras de gas y de los crematorios.
Los alemanes establecieron el primer campo de Auschwitz durante la primavera septentrional de 1940, en un sitio que previamente había servido como cuartel de la artillería austro-húngara de la Alta Silesia. Ese fue el primer campo de concentración erigido en Polonia. Los primeros prisioneros fueron traidos en junio de ese año. 
En el curso de 1941 dos procesos contribuyeron a un incremento dramático de la actividad alemana en Auschwitz. A principios de ese año la corporación petroquímica I.G. Farben decidió establecer una enorme factoría para la producción de petróleo y goma sintéticos. Las SS aceptaron proporcionar a la corporación mano de obra barata para la construcción de la fábrica y para trabajar en ella a continuación. A medida que adelantaba la construcción se estableció un pequeño campo en las cercanías que fue apodado “Auschwitz III”. 
El segundo proceso está relacionado con la invasión a la Unión Soviética.Los alemanes decidieron establecer un inmenso campo de prisioneros en Alta Silesia, para los numerosísimos prisioneros soviéticos capturados. Construido en las cercanías del campo principal, junto a la pequeña comunidad agrícola de Brzezinka, este campo fue bautizado “Auschwitz II”, mejor conocido como Birkenau. 
La construccion de Birkenau comenzó en octubre de 1941.  Fue supervisada por la “Dirección de Construcción de las Waffen SS y Policía, Auschwitz, Alta Silesia”, establecida el 1º de octubre de 1941. Al frente estaba el Sturmbannführer (mayor) de las SS Karl Bischoff. La oficina de planos, dirigida por el Hauptscharführer (primer sargento mayor) Wichmann, era responsable de la preparación de los planos de construcción, que eran dibujados por oficiales de las SS que habían estudiado arquitectura o ingeniería, y algunos prisioneros con conocimientos técnicos apropiados. Herta Soswinski, una prisionera que trabajó como oficinista en la Dirección de Construcción, recordó:
“La tarea de la Bauleitung (la Dirección de Construcción) consistía en planificar todas las obras de construcción dentro de Auschwitz, incluidos los bloques de vivienda, instalaciones médicas, crematorios, cámaras de gas... La Bauleitung no era sólo responsable de la planificación, sino también de la ejecución de las obras, la provisión de materiales y la supervisión. Los miembros de las SS que trabajaban en los planos se ocupaban también de los sitios de construcción si era necesario.”
El campo fue construido sobre terreno pantanoso y expuesto.  La edificación se llevó a cabo por etapas, siendo el objetivo final alojar alrededor de 200.000 prisioneros. En la primera época la mayor parte de las tareas de preparación del terreno y la construcción estuvo a cargo de miles de prisioneros de guerra soviéticos, que trabajaban bajo la supervisión alemana.  Con el correr del tiempo se les unieron muchos presos polacos y judíos. Las condiciones de trabajo eran atroces, y el índice de mortalidad era especialmente alto durante los meses del invierno. El prisionero polaco Alfred Czeslaw Przybylski relató lo siguiente acerca de las condiciones en el sitio de construcción de Birkenau:
“Durante la excavación y la construcción de los cimientos, los prisioneros trabajaban en el otoño, el invierno y las heladas, de pie en el agua que les llegaba a la cintura. Las prisioneras de la prisión de mujeres en Birkenau laboraban en condiciones semejantes. Tengo la firme convicción de que la elección del sitio – sobre terreno húmedo, a pesar de que podría haber sido construido sobre tierra seca, más apropiada para la edificación – hecha por profesionales... tenía la intención de exterminar a los prisioneros que trabajaban allí y también a aquellos que habitaban los edificios.”
A diferencia de los edificios de ladrillos del campo principal, un número considerable de edificaciones de Birkenau eran barracones de madera de aspecto uniforme, inapropiados para la habitación humana.  No poseían un sistema de drenaje eficiente o aislamiento contra el frío cortante. Originalmente fueron diseñados para albergar 550 prisioneros cada uno, pero de hecho muchos más fueron hacinados en esas barracas. Las condiciones severas de superpoblación provocaron condiciones sanitarias indescriptibles, que conducieron a un elevado índice de mortalidad entre los prisioneros. Un antiguo prisionero recordó así las condiciones dentro de las barracas de Birkenau: 
“En días lluviosos, el suelo apisonado de la barraca se convertía en un pantano como consecuencia de la carencia de drenaje. Las cabañas estaban originalmente preparadas para 500 personas. La orden del director de construcción Dejaco que disponía agregar un tercer nivel de literas hizo aumentar la capacidad a 800-1.000 prisioneros por barracón. A menudo, en cada litera estaban echadas de diez a doce personas en lugar de cuatro...”
Las condiciones de vida eran particularmente duras en invierno. Como resultado de esto muchos prisioneros enfermaban y morían. El renombrado escritor Roman Frister relató lo siguiente acerca de las condiciones durante los meses de invierno:
“Las estaciones cambiaban de acuerdo a la lógica de la naturaleza, recordándonos de la existencia de leyes inmutables: moría el verano y agonizaba el otoño y el invierno nos azotaba con su látigo de heladas. Al contrario de la fábrica, en la que reinaba un calor agradable, las barracas nunca fueron calentadas; y las estufas en ellas eran utilizadas como mesas. Luego de la formación del atardecer, que duraban para siempre, o para ser más exactos, hasta que los alemanes se hastiaban, no había lugar en el cual podíamos calentarnos. Nos íbamos a dormir sin quitarnos la ropa, a veces sin sacarnos los zapatos. Las noches traían sus sufimientos, pero para mí, los momentos de despertar eran los peores. Ellos me obligaban a tomar una decisión. Cada mañana a las 5, cuando el silbato del Blockaelteste nos despertaba, tenía que decidir, otra vez más, si luchaba o me rendía.”
Además de los campos, las SS construyeron una cantidad considerable de infraestructuras adyacentes a los campos o entre estos. Un complejo de esas dimensiones necesitaba un sistema central de calefacción, otro para la distribución de agua y la eliminación de aguas negras, caminos, campos y edificios de distinto tipo para el equipo alemán y un sistema de distribución de alimentos y otras necesidades.
Poco después del comienzo de la construcción de Birkenau, se tomó la decisión de cambiar su propósito y convertirlo en un campo de exterminio. Los primeros experimentos con gas fueron llevados a cabo en el campo principal a fines de 1941. Como consecuencia de los resultados positivos las SS decidieron construir cuatro instalaciones permanentes en Birkenau, destinadas al exterminio de personas por medio de gas.  La construcción comenzó en 1942, a cargo de la empresa Topf e Hijos y supervisada por las SS. Como solución intermedia, hasta tanto fueran completadas las instalaciones, dos edificios ubicados cerca del campo fueron convertidos en cámaras de gas improvisadas.
Las cuatro instalaciones de exterminio comenzaron a funcionar en 1943. Consistían de un recinto para quitarse la ropa y una cámara de gas, ambos subterráneos, y un crematorio para incinerar los cuerpos de las víctimas. Esas instalaciones hicieron que el proceso de asesinato de los judíos fuera mucho más eficiente.
El miembro de las SS Perry Broad describió así uno de los procedimientos de asesinato con gas del que fue testigo:
“Algunas de las víctimas notaron que las coberturas de los seis orificios del techo (de la cámara de gas) habían sido quitadas. Gritaron aterrorizados cuando una cabeza, cubierta con una máscara antigás, apareció en uno de los orificios. Los “desinfectadores” comenzaron su tarea... Con un martillo y un cinsel abrieron algunas latas de apariencia inocente que llevaban el rótulo: “Zyklon B, para usar contra insectos dañinos. ¡Cuidado, veneno! Para ser abierto únicamente por personal adiestrado.” Inmediatamente después de que las latas fueron abiertas, su contenido fue arrojado por los orificios y las cubiertas cerradas en el momento... cerca de dos minutos después los gritos se acallaron y sólo se podía oír gemidos sordos. La mayoría de las víctimas había perdido la consciencia. Pasaron dos minutos más y Grabner (uno de los hombres de las SS) dejó de observar su reloj. Reinaba el silencio absoluto.”
El exterminio llegó a su punto culminante a mediados de 1944, con la deportación al campo de alrededor de 430.000 judíos de Hungría y el subsecuente asesinato de la mayoría. 
Durante ese periodo la presión sobre la maquinaria de exterminio era tan grande que se reactivaron las cámaras de gas improvisadas que se había utilizado en 1942. 
Paralelamente a su transformación en un centro de exterminio, aumentó la importancia económica del complejo de Auschwitz. La enorme fábrica de I.G: Farben nunca se completó, pero miles de prisioneros estuvieron ocupados en su construcción a lo largo de los años. Además, otros centros fabriles fueron erigidos en Auschwitz para otros productos. Fábricas y talleres fueron establecidos en las cercanías de los campos y muchos prisioneros enviados a trabajar en ellos.  Auschwitz también funcionaba como centro de reunión y distribución de trabajadores forzados para la industria alemana en general. La asignación más grande se realizó en la primavera de 1944, cuando unos 100.000 prisioneros fueron entregados a la industria aeronáutica.
Información concreta sobre Auschwitz, junto a planos bastante precisos de los campos principales y las instalaciones de exterminio llegaron al Oeste recién a mediados de 1944, con el informe de Vrba-Wetzler. Rudolph Vrba y Alfred Wetzler eran prisioneros judíos de Eslovaquia que lograron huir de Auschwitz en abril de 1944.   Ambos prepararon un informe detallado sobre lo que estaba ocurriendo en el lugar, y lo hicieron llegar al Occidente a través de varios canales clandestinos. Los planos incluidos en el informe son de una exactitud sorprendente. 
Las obras de construcción en el complejo de Auschwitz continuaron hasta noviembre de 1944. Por entonces Himmler dio la orden de interrumpir el exterminio de los judíos en el sitio, y se comenzó a desmantelar las instalaciones de asesinato masivo con el propósito de ocultar las huellas del crimen.  Más tarde los alemanes desmantelaron otras secciones de Birkenau, pero cuando el Ejército Rojo llegó el 27 de enero de 1945 la mayor parte de ese campo estaba todavía intacta.
Los alemanes incineraron los archivos del campo poco antes de la entrada de los soviéticos, pero saltearon el archivo de construcción, que se guardaba en otro edificio. A consecuencia de ello los liberadores soviéticos encontraron una cantidad considerable de obras técnicas – entre estas muchos de los planos de construcción.  Esos documentos se pusieron a disposición de los investigadores y del público en general después del fin de la guerra fría. De ningún otro campo de exterminio perduraron tantos documentos, incluso muchos que detallan las instalaciones de exterminio. Por lo tanto los planos de construcción de Auschwitz constituyen una documentación extraordinaria sobre el modo en que una operación de construcción de gran envergadura sirvió de herramienta central para la política nazi de exterminio. Estos serán preservados en los Archivos de Yad Vashem para la posteridad.