lunes, 7 de noviembre de 2011

MIRTA CUERVO, CHIVATA QUE VIAJA A LOS EU!!!!.AQUI TELEFONOS;DIRECCIONES!!!




Esta chusma cuyo rostro aparece enmarcado por el círculo rojo es Mirta Cuervo, quien reside en la calle 28 #165, Vedado y es la esposa del ex-Viceministro de Transporte Amador del Valle Portilla. Su número telefónico es el 833 7644. Es muy revolucionaria, ama al Comandante a tal grado que solo se refiere a él por su nombre de pila. Para Mirtica, Castro es simplemente Fidel, y Fidel es un país, el suyo.

Gracias a los esfuerzos combinados de los afiliados de la Alianza F.U.E.G.O.Y el Blog "Represoresid" http://www.cubarepresorid.com/

y muchos otros colaboradores en la internet, tanto dentro como fuera de Cuba, hemos podido identificarla y saber sus actividades.

Mirtica viaja con regularidad a los Estados Unidos. Para ella, los americanos son tontos con dinero y principios que ella no comparte.

Las brigadas de respuesta rápida constituyen un ejemplo fehaciente sobre cómo el sistema totalitario consigue encanallar a los canallas potenciales. Un canalla potencial dejó de creer en los valores que tuvo, o nunca tuvo valores.


Desde hace poco más de dos años, un grupo de canallas con Mirtica al frente se consagra a hostigar a la Dama de Blanco Dolia Leal Francisco. Trabajan en concierto armónico con la Seguridad del estado. Un oficial de esa institución, a quien llaman "Jorge el nazi", se encarga de coordinar los actos e intimidar a Dolia.

La banda canalla de Mirtica la integran, además: Omar Naranjo, ex miembro de la policía política, Angelita Beltrán, Delia González, su esposo Huguito, Rosaida Tabio y Eumelia Marín, todos vecinos del mismo edificio de en que vive Dolia.

Participan además, María Tomás, vecina de la calle 28 #170, también en el mismo Vedado. Esta María Tomás alquila su casa a extranjeros sin tributar al fisco. Y de vez en cuando viaja a los Estados Unidos, porque a la familia hay que visitarla.

Dolia Leal Francisco ha confiado una historia alucinante, ilustrativa de una zona muy densa y oscura. El mundo de los represores es un universo representativo del círculo interno de una dictadura totalitaria. Estas personas participan en una forma de amoralidad similar a la que padecieron los esbirros del régimen nazi en Alemania. Deshumanizan a sus semejantes a partir de un discurso político dirigido a esto. La complicidad de oficiales de Seguridad del Estado, en ejercicio de sus funciones, en estas asonadas de corte fascista, evidencia la culpabilidad de los mandos superiores de esta institución con estas prácticas.
Casi todos, por no decir todos los que participan en mítines de repudio, violan las leyes vigentes en múltiples formas. La inmensa mayoría defrauda de una u otra forma al fisco. No obstante, no se trata de delincuentes en el sentido clásico del término.

Es fascinante como estas personas, básicamente decentes, se trasmutan en seres despreciables capaces de actuar como horda salvaje y violenta. Sinceramente esperamos que las autoridades migratorias norteamericanas y del resto del mundo democrático tomen nota sobre estas personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario