domingo, 13 de noviembre de 2011

Tomar café con los Castro es prolongar el oprobio del pueblo cubano. Por Ares Marrero María



Por Ares Marrero María





Cuando leo post como estos me pregunto si es este el sentir de la joven generación de cubanos. ¿O será ello sólo exclusividad de la GeneraciónY?


http://www.desdecuba.com/generaciony/?p=5610

En un país donde los niveles de pobreza y represión no pueden ser más alarmantes, alguien tendría la amabilidad de explicarme cuál es el mensaje de este post? ¿Sentarnos a twitear con los representantes de una dictadura sangrienta? ¿Después de 52 años de dolor y oprobio?

En veinte líneas (1/4 narra su tonta muletilla) la autora erige un paralelismo entre su repetición idiomática y la incapacidad del rostro femenino más emblemático de la tiranía castrofascista para twittear. Yoani Sánchez dice: "...No esperaba una mano tendida para el diálogo, claro está, pero tampoco tanta arrogancia"
Cuándo ha dado Mariela, u otro miembro del clan Castro y sus acólitos, muestras de otra cosa que no sea arrogancia, soberbia, manipulación, maltrato, deshumanización; ¡por no mencionar toda la ignominia diaria del régimen que asesina sin inhibición y coarta nuestros derechos elementales! El post, adornado con una foto de la castroespín (la suprimo por no comulgar con la propagación de íconos) aduce: "...mientras Mariela Castro siga publicando, comprenderá mejor las reglas del diálogo democrático, sin jerarquías, donde nadie pretende darle lecciones a nadie.

Me pregunto: ¿qué diálogo? En Cuba la dictadura no dialoga, apalea. Quiere decirnos Yoani Sánchez que twitter será la medicina que nos librará de la bota castrista? Yoani Sánchez sabe que Mariela Castro conoce y ejerce con brillantez las reglas del diálogo. Posa exitosa ante las cámaras de la prensa internacional, manipula y promueve al régimen más longevo del planeta con pericia. Ella practica las reglas a su conveniencia. El post concluye con una frase lapidaria: Llegado ese momento, la espero para conversar, tomarnos un café, “estudiar” juntas –¿por qué no?– .

Hay miles de razones que responderían al –¿por qué no?– Razones de moral, de dignidad, de principios...
Cada cual tiene la libertad de tomar café con quien desee... pero vender gato por liebre, o post subliminales con trasfondo peligroso y revestimiento de ironía inocentona, bajo las circunstancias actuales y las necesidades perentorias existentes en Cuba es poco menos que criminal. Constantemente los opositores que verdaderamente se enfrentan a la dictadura sufren de una represión inadmisible. Y Yoani habla de twittear con alguien que se hace llamar Mariela Castro como si tal cosa fuera la esencia del problema cubano. Lo digo con pesar, pero es indignante y una ofensa a nuestro intelecto, a nuestro sentido común. A nuestro amor por Cuba...

Yo pertenezco a los que no congenian ni conversan con el régimen que ha destruído a nuestra nación. Al régimen que nos robó la felicidad, las alegrías, el derecho a vivir en nuestra propia tierra como seres libres. El diálogo prolongaría la sumisión del pueblo cubano. La población no tiene acceso a Internet, así, sería excluirles del supuesto "diálogo"? Me pregunto qué persigue Yoani Sánchez con este contubernio y amancebamiento con el régimen? ¿Cuál es la fascinación que ejercen estos desalmados ególatras en la bloguera? No sería más oportuno y de más valía para Cuba dialogar con otros cubanos dignos y poner su intelecto y su poder como personalidad pública en función de la causa noble de la libertad de 11 millones de cubanos? No es diálogo con la dictadura lo que necesitamos, sino más humildad acompañada de acciones que aceleren la LIBERTAD de CUBA.


Publicado con autorización de la autora.
¡Muchas Gracias Ares!

Tomado del Blog:Todo el mundo habla

No hay comentarios:

Publicar un comentario