miércoles, 16 de noviembre de 2011

Herman Cain cree que EE UU debería aumentar la presión sobre Cuba


Cain toma café en el restaurante Versailles


.Sin explicar cómo, el precandidato republicano habló ante un centenar de personas en el exterior del restaurante Versailles.

El aspirante a la candidatura presidencial republicana Herman Cain dijo hoy que Estados Unidos debería aumentar su presión sobre el Gobierno de Cuba y apoyarse en el exilio para derrocar a los hermanos Castro, aunque no dijo cómo, según EFE.

"Creo que no sólo debemos continuar la presión sobre el régimen de los Castro, sino que debemos aumentar esa presión", dijo Cain ante un centenar de personas reunidas en el exterior del famoso restaurante Versailles, centro de reunión del exilio en Miami.

Durante su discurso de campaña, Cain no hizo mención alguna a la relación entre Cuba y Estados Unidos, y sólo cuando ya había acabado y ante el insistente reclamo de los asistentes —en su mayoría exiliados cubanos— ofreció su opinión sobre el Gobierno de la Isla.

Aseguró que la mejor manera para llevar la democracia a la Isla es "hablar con las personas que más saben de este tema", en referencia a los cubanos que residen en Estados Unidos.

El empresario prefirió centrar su alocución en las líneas generales de su campaña, basada en la recuperación económica del país, el fortalecimiento de la seguridad nacional y un nuevo plan tributario.

El candidato, el único de raza negra entre los republicanos, criticó al presidente estadounidense, Barack Obama, por, dijo, "debilitar" económica y militarmente al país, así como por perjudicar la imagen de Estados Unidos en el exterior como gran potencia mundial.

Cain se atrevió a pronunciar algunas palabras en español, idioma que utilizó para destacar la importancia de su propuesta en materia impositiva, al que ha bautizado como "9-9-9", porque plantea simplificar el sistema tributario y establecer de forma temporal un gravamen general de 9 por ciento sobre los contribuyentes, las empresas y el consumo.

Además, tuvo ocasión de valorar las "deliciosas" croquetas que había comido instantes antes en el restaurante Versailles, situado en la conocida como la Pequeña Habana de Miami.

Y es que nada más llegar al popular restaurante, centro neurálgico del exilio cubano, Cain disfrutó de un café cubano y una croqueta de jamón, como es tradición.

Santiago Portal, seguidor de Cain, dijo a EFE que pretende votarlo porque el empresario tiene un programa de gobierno que está "prendiendo".

Menos positivo se mostró el portavoz del grupo de exiliados Vigilia Mambisa, Miguel Saavedra, quien lamentó que los políticos no cumplan las promesas que plantean en sus visitas a Miami.

"Los políticos de EE UU vienen aquí, donde está la comunidad cubana, incluidos casi todos los presidentes que han pasado por la Casa Blanca. Han dicho más o menos lo mismo pero después no han hecho nada", dijo Saavedra.

Diario de Cuba

No hay comentarios:

Publicar un comentario