jueves, 21 de octubre de 2010

Guillermo Fariñas, Premio Sajarov.




Guillermo Fariñas ganó el Premio Sajarov. Y yo voy a decir lo que pienso porque vivo en un país libre y he aprendido hace mucho rato a ser libre.

Ya lo había escrito en La Ficción Fidel, el Premio Sajarov ya es una gran guarrería, ya le habían dado el premio a unos cuantos mentirosos, pero así es el mundo en el que nos tocó echarnos la vida.

Los periódicos hablan del periodista Fariñas obviando al militar, al que, mientras torturaban a Reinaldo Arenas en una cárcel, a él lo ascendían y condecoraban en Moscú, al coronel de la guerra de Angola, que le escribió recientemente una carta a Raúl Castro de coronel a general. Han premiado al que hizo una huelga de hambre asistida por el gobierno cubano, mientras unos cuantos niños no tenían ni qué comer, ni recibían atención médica, sólo para reclamar que se deportaran a los verdaderos periodistas de la Primavera Negra del 2003, y lo consiguió. Y cuando lo consiguió declaró que había que reconocer que “el gobierno cubano” había cambiado, positivamente, firmando luego la Carta de los 74, la carta más entreguista de la historia de Cuba.

No me extraña, una parte de la” nueva disidencia cubana” ha encontrado una manera de vivir del estrellato, de salir a diario en la prensa internacional para decir tonterías tales como que el embargo es malo, los Estados Unidos son malos, y el gobierno raulista está mejorando porque deporta presos políticos con el apoyo del Opus Dei. Y los presos políticos, por educación, se ven en la obligatoriedad de aceptarlo y de agradecer. Sólo han cambiado de espacio, siguen viviendo en la misma miseria moral que los asediaba y encarcelaba y dentro de las trampas de políticos, los que ganan haciéndose los héroes.

No pregunten más por qué ha durado tanto el castrismo: por cosas como éstas, por macherías como éstas. Los mismos que me reprochan que yo haya trabajado 5 años en la UNASCO, y en el ICAIC, durante 5, por contrata, y que reprochan a Guillermo Cabrera Infante que haya sido diplomático y lo que haya sido, entre otras estupideces (sin verse ellos en un espejo, claro está), aprueban y aplauden esta farsa de mal gusto.

Los anteriores ganadores del Sajarov, Osvaldo Payá Sardiñas y las Damas de Blanco, lo merecían, incluso con sus defectos y contradicciones, Fariñas está muy lejos de llegar a la estatura del hombre que da nombre al premio, y ni siquiera a la estatura de sus antecesores.

Pero así vamos. eso es lo que trajo el barco: fraude y puro teatro termundocastrista.

Por cierto, está comprobado que se come mejor en Cuba bajo una huelga de hambre asistida por el gobierno, que con la carta de racionamiento.

Ah, y ahórrense lo de radical. Lo soy, ¿se enteran ahora? Frente a las dictaduras y sus marionetas sólo se puede ser recontrarradical.

Zoé Valdés.


Nota mia muy particular:




Hacia rato que no veia a nadie escribir estas verdades con valor.Guillermo Fariñas
creo en mi opinion desbarato con sus actos finales ese prestigio que podia haber tenido dentro de la oposicion cubana.Al firmar esa carta infame junto con los otros 74 vendepatrias fue como una traicion a todo lo que habian logrado Las Damas de Blanco, fue un freno al desarrollo politico de la oposicion despues de la muerte de Orlando Zapata Tamayo.
Yo no creo que se merezca este premio, si alguien en Cuba hoy por hoy pudiera tenerlo
habria que elegir entre Las Damas de Blanco,Ariel Sigler Amaya o el doctor Elias Biscet.
Y en lo que si difiero de Zoé Valdés, es en mencionar tan siquiera el nombre de Osvaldo Payá Sardiñas ese es para mi el responsable mayor de la primavera negra del 2003, representa junto a Hector Palacios y Elizardo Reyes los mayores oportunistas
que tenemos en la oposicion cubana y en cuya sociedad se incorporo aquel que en otros tiempos tan duramente los criticaba(vease La Carta de Fariñas a Angel de Fana).

Y haciendo uso de mi libertad de expresion y pensamiento YO SI LOS CALIFICO DE VENDEPATRIAS!!!!!!!

Jorge Luis Llanes Naranjo

No hay comentarios:

Publicar un comentario