domingo, 6 de febrero de 2011

Guido Sigler Amaya habla para la prensa internacional, libre, desde su casa




El disidente Guido Sigler Amaya, excarcelado este viernes con una licencia extrapenal por razones de salud, dijo que espera que el resto de los miembros del Grupo de los 75 que siguen en prisión sean liberados pronto, "porque son inocentes y no han cometido ningún delito", reportó la AFP.

"Pienso que, dentro de muy poco, los demás hermanos restantes que quedan en prisión volverán otra vez para sus casas, con sus familias", declaró Sigler desde su casa, en Pedro Betancourt, Matanzas.

"No esperaba hoy (viernes) mi liberación, fue una sorpresa. Me siento bastante contento porque me han dado un recibimiento que no pensaba que iba a tener", dijo a la agencia EFE.

Sigler, condenado a 20 años de prisión durante la oleada represiva de 2003, es vicepresidente de la organización opositora Opción Alternativa de Matanzas.

"Quiero agradecerle mucho a la oposición interna, a los hermanos del exilio, a la Unión Europea, a la prensa, a todos los que se han pronunciado por nuestra libertad, porque lo que han hecho con nosotros es una injusticia", agregó.

Con voz emocionada y palabras entrecortadas, Sigler dijo sentirse "con un espíritu muy grande" pues en su casa le "dieron un recibimiento muy lindo, con vivas a 'Cuba libre' y 'libertad para los presos políticos'", tras cantar el himno nacional.

Sigler, de 57 años, indicó que padece seis enfermedades crónicas, entre ellas hipertensión, dos hernias discales y una hiperplasia prostática. Es uno de los once miembros del Grupo de los 75 que rechazó ser desterrado a España, pero en su caso no descarta la posibilidad de irse a Estados Unidos, donde residen su hija, nietos y dos hermanos, ex presos políticos.

Uno de ellos, Ariel Sigler, también miembro del Grupo de los 75, fue excarcelado en junio de 2010 parapléjico después de que su salud se deteriorara en prisión.

"Ahora estoy aquí en la casa con mi familia, voy a coordinar ideas y pensaré más tarde qué podría hacer con mi vida. Si las enfermedades mías requieren de tener que ir al exilio para curarme, no lo pensaría más de dos veces", dijo.

"A mí me propusieron ir a España y dije que no; después me llamaron otra vez y me propusieron viaje para México, y les dije que no, que para donde yo podría irme, si es que había que irse de una manera apurada, era para Estados Unidos", señaló.

La Iglesia Católica anunció el viernes la próxima liberación de otro miembro de los 75, Ángel Moya, un obrero de la construcción de 46 años, que quiere permanecer en Cuba.

Su esposa, Berta Soler, una de las principales portavoces de las Damas de Blanco, dijo al programa Las Noticias como Son, de Radio Martí, que Moya le comunicó que "no abandonará la cárcel" hasta que el gobierno libere a los presos "más enfermos".

1 comentario:

  1. y con tanto periodista, fotografo y bloguero independiente no podemos contar con una foto y un video de la liberacion de un heroe???

    ResponderEliminar