domingo, 10 de abril de 2011

GRUPO VENDEPATRIA CUBANO-AMERICANO PIDE A EUA "SANCIONES SUAVIZADAS" A LA DICTADURA CASTRISTA PARA OFRECER CRÉDITOS A LOS PEQUEÑOS EMPRESARIOS

La decisión de las "autoridades" (de fato) cubanas de permitir una mayor actividad económica privada es una oportunidad para el gobierno de Estados Unidos de apoyar el crecimiento de micro y pequeñas empresas, según un informe publicado el jueves. El estudio argumentó que, ya que las sanciones estadounidenses están concebidas para negar recursos al gobierno cubano, deberían ser suavizadas a fin de permitir un mayor apoyo al creciente número de cuentapropistas de la isla, tales como plomeros, barberos y fotógrafos de bodas. Pero agregó que depende ante todo del gobierno de Raúl Castro la promoción de los negocios privados, y señaló que el Congreso del Partido Comunista que comienza el 16 de abril debería suavizar las leyes y regulaciones de los cuentapropistas. Enfrentado a una economía insolvente, Castro ha anunciado que recortará los gastos públicos despidiendo a más de un millón de empleados estatales y abrirá las puertas a la actividad económica privada. Más de 170,000 cubanos han recibido nuevos permisos como cuentapropistas desde el anuncio de Castro, pero los economistas opinan que los nuevos negocios a nivel micro y pequeño necesitarán ayuda para sobrevivir. El informe del CSG, que se dio a conocer durante una conferencia de prensa telefónica desde Washington, recomendó una serie de pasos a tomar en apoyo a los nuevos empresarios de la isla, así como “habilitar a los cubanos para que asuman el control de sus propias vidas”. Las autoridades cubanas no cuentan con mucho dinero para prestar a las nuevas empresas y carecen de experiencia en micropréstamos, señaló el informe. De este modo, indicó, un fondo de $50 millones en micropréstamos rotativos de hasta $1,500, ayudaría a financiar las nuevas empresas. Saladrigas dijo que bancos de Nueva York y Europa están interesados en la idea, y que la Iglesia Católica podría desempeñar un papel en el programa de préstamos. Una página de Internet podría enlazar a empresarios cubanos con expertos estadounidenses en negocios pequeños y hasta con estadounidenses dispuestos a realizar préstamos a pequeña escala, agregó el CSG. Organizaciones no gubernamentales podrían asociarse con las universidades cubanas para identificar a posibles empresarios y brindarles entrenamiento en capacidades básicas tales como contabilidad. Washington a su vez pudiera ayudar suavizando las leyes y regulaciones que restringen las transacciones financieras con Cuba, así como las exportaciones e importaciones, y adoptar políticas que favorezcan el éxito del sector privado de la isla, de acuerdo con el CSG. El CSG señaló que, aunque la administración del presidente Barack Obama ha facilitado enviar remesas a Cuba, podría ir más allá y tomar medidas tales como permitir a residentes estadounidense que inviertan como asociados en empresas en la isla. Un informe de CSG del 2006 propuso establecer un fondo de $10 millones para hacer micropréstamos a pequeños negocios cubanos, y al año siguiente propuso un Fondo para Empresas de Cuba, destinado a ayudar a pequeñas y medianas empresas en la isla a través de inversiones en acciones, préstamos, asistencia técnica y entrenamiento. La Habana no respondió públicamente a ninguna de las dos propuestas. (Cuba Libre Digital)

No hay comentarios:

Publicar un comentario