domingo, 22 de enero de 2012

Canciller español: 'Quiero para Cuba lo mismo que para mi país'




Un cambio de la Posición Común de la Unión Europea 'no tiene la menor posibilidad de prosperar', advierte José Manuel García-Margallo.

"No quiero para Cuba nada diferente de lo que quiero para mi propio país", dijo el nuevo ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, en una entrevista publicada este domingo por el diario El País.

"Quiero un régimen sin presos políticos, con un reconocimiento pleno de derechos y libertades, con pluralismo político, donde puedan convivir los que apoyan al régimen con los llamados disidentes", añadió García-Margallo al responder a una pregunta sobre la postura que asumirá el Ejecutivo de Mariano Rajoy (Partido Popular) ante la Posición Común de la Unión Europea (UE), que el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero intentó cambiar.

El nuevo canciller opinó que un cambio en esa política de la UE no contribuirá a lograr la democracia en Cuba.

"La modificación de la Posición Común debe ir acompasada a los cambios dentro del régimen", afirmó.

Advirtió que, de todas formas, "el cambio de la Posición Común no tiene la menor posibilidad de prosperar. Están en contra Alemania, Suecia, Polonia y Chequia".

"Lo que probablemente haya que buscar es una interpretación más flexible de la misma para que vaya modulándose en función de los avances que se produzcan en Cuba", opinó García-Margallo.

La Posición Común, que pide a La Habana pasos hacia la democracia y respeto a los derechos humanos, fue adoptada en 1996 por iniciativa del Gobierno español de José María Aznar, también del Partido Popular.

El régimen de la Isla la considera una intromisión en sus asuntos internos y rechaza una normalización plena de relaciones con la UE mientras esa política exista.

Interrogado sobre cómo puede afectar al proceso de la Posición Común la muerte del preso político cubano Wilman Villar Mendoza tras una huelga de hambre, García-Margallo afirmó que "lo ocurrido pone de manifiesto, una vez más, la necesidad improrrogable de que Cuba garantice los derechos humanos y permita la expresión de toda idea política sin excepción".

El canciller afirmó que transmitió "personalmente" a la familia del preso político "el pesar del Gobierno español".

García-Margallo se refirió también a la reciente liberación del empresario y periodista español Sebastián Martínez Ferraté, quien cumplía siete años de prisión en la Isla bajo cargos de proxenetismo y corrupción de menores.

El empresario había filmado en Cuba, en 2008, un reportaje con cámara oculta sobre prostitución infantil que fue emitido por un canal de televisión español y desató la ira de La Habana. Tanto sus abogados como diplomáticos españoles en Cuba calificaron el juicio en su contra de "farsa".

"Cuando llegué al Ministerio me encontré con este problema", dijo García-Margallo en sus declaraciones a El País. "Llamé al canciller [cubano Bruno Rodríguez] y me contestó que no podía hacer nada, porque la sentencia no era firme".

"La esposa de Martínez Ferraté, con quien he hablado varias veces, me aclaró que el recurso se había desestimado. Esa noche, el embajador [español en La Habana] presentó un certificado que así lo acreditaba. Volví a llamar al canciller, le expuse la situación y le dije que le agradecería enormemente que acelerase el tema", relató.

El canciller español dijo que poco después se le comunicó que Martínez Ferraté sería expulsado de la Isla y que Bruno Rodríguez le aseguró que La Habana lo hacía por "razones humanitarias", sin "trasfondo político".

PSOE: Haber 'actualizado' las relaciones con el PCC ha sido 'útil para los intereses de España'

Por su parte, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE, en la oposición) considera que haber "actualizado" y "retomado" la relación con el Partido Comunista de Cuba (PCC) ha sido "especialmente útil para los intereses de España, sobre todo en las acciones que han facilitado la salida de prisión de un buen número de presos de conciencia".

Así consta en el capítulo internacional del Informe de Gestión que Comisión Ejecutiva Federal del PSOE envió a las agrupaciones del partido a principios de enero y que se someterá a votación del 38 Congreso Federal que se inaugura el 3 de febrero en Sevilla, informa Europa Press.

El documento, según la agencia, detalla toda la actividad del PSOE desde su anterior Congreso, en julio de 2008.

En septiembre de 2010, la secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, y la entonces secretaria de Organización, Leire Pajín, viajaron a Cuba para contactar con los nuevos responsables del Partido Comunista. Desde julio de 2010 hasta abril de 2011 el régimen cubano excarceló a 126 presos políticos —la mayoría desterrados a España con sus familias—, gracias a gestiones del Gobierno español y la Iglesia cubana, indica el documento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario