sábado, 24 de agosto de 2013

Lo que nadie se cree.Las Razones ocultas del contrabando de armas en Panamá




El Chong Chon Gang, atracado en el canal de Panamá. Arriba, azúcar; abajo, armas.




 MÁXIMO O. RUIZ MATOSES | Madrid | 12 Ago 2013 - 10:55 am. | 

 Archivado en: Chong Chon Gang Contrabando Panamá



 Es difícil creer que la crisis del Chong Chon Gang no sea el enmascaramiento de una actividad paralela, de mayor envergadura. He estado siguiendo de cerca las peripecias del buque norcoreano y su tripulación, desde que fue interceptado por las fuerzas navales panameñas en el mes de julio. Los encargados de la preparación de cualquiera de estas misiones, y su posterior ejecución, por regla general, son los oficiales de operaciones, que tienen un buen nivel y en innumerables ocasiones han preparado intervenciones especiales, lo mismo en América Latina, Asia o en cualquier lugar del planeta. Muchas de ellas han culminado con éxito. Medios radiotécnicos y componentes de fuerza aérea, como los Mig-21 descubiertos en las bodegas del buque norcoreano, son muy difíciles de enmascarar. El buque mercante muy probablemente realizó la operación por el puerto del Mariel, que es el único habilitado para carga y descarga de medios técnicos militares. Un buque norcoreano, de oficio, recibe un seguimiento diferenciado por parte de los medios de exploración estratégica de potencias mundiales. Al momento de introducir la técnica en el barco, fueron rastreados por sistemas satelitales de elevada precisión. Créanme que enmascarar una rampa de lanzamiento o un sistema de baja altura, como el S-125 (pechora), o el Volga (cohetes tierra-aire) es sencillamente imposible ante la precisión de los medios de exploración antes mencionados. Lo más inverosímil es la travesía seleccionada para trasladar la carga hasta Corea del Norte y posteriormente "repararla". Más bien "modernizarla" y adecuarla a las exigencias táctico-técnicas actuales, pues es sabido el grado de obsolescencia, no solo física sino también moral de los medios defensivos de las fuerzas armadas cubanas. Desde los años 80, dichos medios prácticamente no se han sustituido por técnicas más modernas. Por supuesto, resultaría muy costoso y ya Rusia no "regala" cohetes, ni tanques, ni aviones de combate o transporte. ¿Le entregaron esa "preciosa" carga a Panamá como "mansa paloma"? Eso no se lo cree nadie. En mi opinión, existe una operación de enmascaramiento estratégico de otra actividad paralela, de mucho mayor envergadura. ¿Podría ser la entrega de algún remanente de la Crisis de Octubre? No concibo que oficiales tan experimentados, como los encargados de tales menesteres, cometan un error tan garrafal al trasladar la carga por el canal de Panamá. Ellos sabían que, nada más que aflorar un buque de bandera norcoreana, de inmediato se convertiría en "objetivo sospechoso". Sumándole a todo esto la visita realizada por un alto jefe militar del ejercito norcoreano, semanas antes, a suelo cubano. Lo malo del asunto es el decomiso de 10.000 toneladas métricas de azúcar crudo, sabiendo la necesidad extrema del producto que tienen los cubanos. Resulta un hecho bochornoso, que una vez más descubre el verdadero rostro de una tiranía que no deja de mentir para lograr su objetivo, aunque sea a costa de las necesidades más perentorias de la población.

 Diario de Cuba