lunes, 19 de mayo de 2014

Sueño erótico martiano de de Zoé Valdés (TOMADO DE SU BLOG)




Obra de Michel Blázquez
Anoche se me apareció Martí de nuevo. Cada noche de mi vida hay una parte del sueño en la que reaparece invariablemente Martí disfrazado de cualquier cosa. Ustedes saben que en los sueños no manda nadie. Ellos se dirigen solos.
Una noche Martí se me apareció vestido de heladero. Yo era una niña y lo que más ansiaba era tomarme un helado de coco, pero la ‘revolución comunista’ con la que dicen que había soñado Martí, el pobre, al que le han endilgado ya varios horrores, había prohibido los helados de coco por diversionistas ideológicos al parecer. Esa noche soñé que Martí me traía un helado de coco y en su ancha frente sudorosa llevaba encasquetado un gorro blanco de heladero. En otra ocasión soñé que Martí era un vendedor clandestino de pollo frito, y llegaba vestido de fucsia con una caja de muslos de pollo crocante. Y así los manjares más soñados de mi vida me los ha traído Martí, y me los ha entregado en mano propia. Y yo los he devorado en sueños.
Ayer, como de costumbre, soñé que Martí andaba por ahí, revoloteando en mi habitación, montado en su caballo blanco. Y se bajaba del caballo más vivo que nunca y se desnudaba así como se desnuda Richard Gere en American Gigoló y me daba una templada de altura. Yo levitaba con la singada que me daba Martí. Es que siempre me gustó Martí, incluso escribí una conferencia de veinte páginas para hablar de la poesía amorosa de Martí en la que yo me pintaba como una mujer de Martí. Y anoche por fin lo fui.
No, Martí anoche no murió en el caballo blanco, por el disparo de un arcabuz ni por el chivatazo de un cubano. No, Martí se bajó del caballo y me dio tremenda mamada y yo se la di a él. Y me abrazó y me dijo una pila de cosas lindas, y luego se marchó, montado de nuevo en el caballo blanco, que así en la  penumbra parecía una mancha de esperma martiana; y me prometió que escribiría un poema. Un poema para mí: su amada.
Zoé Valdés.


NOTA MIA MUY PARTICULAR:
EN EL MUNDO ESPIRITUAL HAY MUCHAS FORMAS  DE SENTIR A UNA PERSONA DESEADA O ADMIRADA,A VECES APARECE EN SUEÑOS, O EN PENSAMIENTOS COTIDIANOS O ....ASI EN ESTA FORMA EROTICA.

Jorge Luis Llanes Naranjo