domingo, 1 de febrero de 2015

Pedido a los medios de difusión, de los médicos cubanos establecidos en Brasil

Pedido a los medios de difusión, de los médicos cubanos establecidos en Brasil como parte del programa Mais Médicos, para no ser separados de sus familiares con los que están en ese país.

Este es un documento que circula por internet y que hemos recibido. Lo incluimos aquí tal y como ha sido redactado. Sin incluir una nota introductoria toda vez que este Blog ha dado suficiente información sobre los médicos cubanos enviados por el gobierno de la Isla al Brasil como parte del programa Mais médicos. A continuación el documento recibido :
Cuando se crea el programa Mais Medicos, Brasil como país serio que respeta la familia y da el valor que merece a la unión indisoluble de esta, emite una ley que facilita a la familia de los médicos participantes en el programa tener a su lado la familia por el tiempo que trabajen en Brasil, como hacen la mayoría de los países que contratan personal extranjero.
Es triste que nuestro país, Cuba, que define la familia como Célula Fundamental de la Sociedad y defensor de los derechos humanos sea quien se oponga a que los colaboradores que trabajamos en Brasil y que aportamos cifras importantes de dinero a los cofres del estado cubano, no podamos estar juntos con nuestra familia por el  tiempo que estemos en el exterior.
Es difícil de entender como el país que dice luchar por igualdad social, e iguales derechos de los ciudadanos autoriza que embajadores y personal diplomático pueda estar junto a su familia mientras nosotros, trabajadores dignos que hemos dedicado largos años de nuestras vidas a trabajar fuera del país en misiones convocadas por el gobierno, no podemos tener los mismos derechos que otros cubanos.
¿Qué han hecho por nuestro país más que nosotros,  un cónsul,  un embajador o personal diplomático? ¡Ah! ¡Ellos si tienen ese derecho!
Si de derecho se trata,  nosotros tenemos mucho más, pues inyectamos dinero a nuestro país y que hoy por hoy las misiones médicas son la principal fuente de ingreso al país, gracias a nuestro sacrificio aunque muchos no lo vean de ese punto de vista, es verdad que recibimos un pequeño beneficio pero nunca comparado con lo que aportamos al estado ni con el tamaño de nuestro sacrificio de abandonar hasta nuestra familia por cumplir con la patria.
Es triste ver como a nuestros dirigentes y ministro en particular, que es quien prohíbe esto,  solo nos ven como un medio de producción que ingresa dinero para el país y no como el ser humano, como el trabajador que ya tiene varios años sustentando el país, que muchos tenemos más de 8 años fuera de nuestras casas y unos con menos convicción que otros pero todos trabajamos para el gobierno más que para nosotros mismos ¡eso también se sabe!
Nos tratan como a una propiedad, no como trabajadores dignos que le hemos entregado más de nuestro tiempo al trabajo y a servirle al gobierno que a nuestros hijos y esposa o esposo.
Aquí en Brasil no es prohibido tener relaciones con una brasileña inclusive casarse, ahora vivir aquí con mi legitima esposa de 20 años de casados por más de un mes es una indisciplina según el Ministro de Salud de Cuba. ¡Hasta ahí llega lo absurdo del gobierno cubano!
 Traer a nuestra familia no es ilegal ni por las leyes cubanas ni por la brasileñas solo es ilegal para nuestro ministro de salud pública que solo nos impone esto y sin darnos una razón, pues si no enviamos a nuestros familiares antes del próximo domingo 1ro de Febrero nos será interrumpida la misión, cosa que no fue firmado en nuestro contrato con Cuba, solo que ahora el Ministro de Salud haciendo uso y abuso de su jerarquía y sabiendo que tiene pleno control y dominio sobre nosotros nos impone eso. Esperemos ustedes buenos periodistas se adelanten y publiquen esto o lo pasen al ministerio de Salud Pública como una gran insatisfacción ….y como buenos periodistas busquen ser los primeros con la información antes que en pocos días nos quieran obligar a sacar nuestra familia de aquí para que el mundo se entere de la atrocidades de nuestro gobierno
Les enviamos abrazos de médicos cubanos que nos sentimos apuñalados una vez más por el Ministerio de Salud de Cuba.
Cora Lima (nombre falso de un médico cubano que desea proteger su integridad)