domingo, 20 de marzo de 2011

Pruebas confirman lesión de Solís, operación es posible



Odlanier Solís es llevado a su esquina por el árbitro, mientras que Vitali Klitschko le pide que siga boxeando.


Por JORGE EBRO
EL NUEVO HERALD
Odlanier Solís no sólo perdió la oportunidad de convertirse en campeón mundial pesado ante Vitali Klitschko, sino la posibilidad de volver en breve al ring para continuar su carrera y pasar esta dolorosa página.

Solís (17-1, 12 KO), que perdió por nocaut técnico ante el gigante ucraniano (42-2, 39 KO) en sábado en la noche, supo en el Hospital Universitario de Colonia que se había torcido varios ligamentos y dañado el menisco y segmentos de cartílago en su rodilla derecha.

Aún no se había determinado si necesitaría una intervención quirúrgica, pero esta opción aparece en el horizonte, lo cual demoraría considerablemente su regreso a los cuadriláteros.

"Una vez más, repito que Solís ha sido víctima de su propia mala suerte que del boxeo de Vitali'', recalcó desde Alemania su entrenador, Pedro Luis Díaz, quien acompañó a su pupilo a salir del hospital en muletas. "El entrenamiento había sido magnífico. Nadie esperaba esto''.

Pero en círculos cerrados se temía que una vieja lesión de Solís en el menisco -sufrida a mediados del 2010- reapareciera para hundir las posibilidades de pelear por un título mundial.

Sin embargo, en su combate eliminatorio en Miami contra Ray Austin, el cubano no experimentó problema alguno en sus rodillas, lo que llenó de optimismo a su equipo de dirección.

"En el fondo, ellos sabían que sí había un problema latente con la rodilla, pero pensaron que tal vez ya lo peor había pasado y no quisieron que nada amenazara el combate contra Vitali'', comentó una fuente que prefirió el anonimato. "Ya se habían vendido todas las entradas, había un compromiso con la televisión, todo estaba en marcha. Así que cruzaron los dedos y esperaron que sucediera lo mejor. Y pasó todo lo contrario''.

Esto parece confirmarlo el diario aleman Die Welt y el vocero de la Arena Langness, en Colonia, Malte Mueller-Michaelis, quien afirmó sobre la vieja lesión que "lo sabíamos, pero no queríamos poner en peligro la pelea contra Vitali''.

Klitschko, quien en principio se mostró furioso con Solís ante lo que percibió como falta de deseo de combatir, luego bajó el tono al conocer de la seriedad de los problemas en su rodilla.

"En principio no me había percatado de su lesión y por eso le pedí que saliera al centro del ring'', indicó el ucraniano a la prensa. "Me da pena con la gente que vino a la Arena, porque Solís era un contendor legítimo''.

Y mientras Klitschko parece rejuvenecido y ha desterrado de su vocabulario la palabra retiro a sus 39 años, el futuro de Solís se muestra complicado por el largo período de recuperación que le espera.

"No hay otra salida para Solís que esperar un largo rato antes de volver al ring'', expresó en Colonia su promotor, Ahmet Oner. "Su salud es lo primero, después veremos que rumbo tomar''.

No hay comentarios:

Publicar un comentario