domingo, 20 de marzo de 2011

Abogados de Luis Posada Carriles dicen que Ann Luise Bardach exagera




La defensa trató de hacer ver que la carrera de la periodista floreció como resultado de reportajes deficientes.

Abogados de Luis Posada Carriles afirmaron el viernes que la periodista Ann Louise Bardach exageró cuando reportó que el anticastrista admitió haber planeado una serie de ataques con explosivos contra hoteles cubanos en 1997 y que la carrera de ésta floreció como resultado de reportajes deficientes, informó la AP.

Bardach, periodista de Daily Beast y especialista en Cuba para CBS News, trabajaba para The New York Times en 1998 cuando entrevistó a Posada Carriles en Aruba, donde estaba oculto.

Tras esas entrevistas, co-escribió una serie de artículos para The New York Times en los que se establecía que Posada Carriles planeó los atentados explosivos entre abril y septiembre de 1997 en hoteles y en un restaurante en La Habana, que costaron la vida a un turista italiano e hirieron a una decena de personas.

Bardach, quien se había resistido a testificar, repitió en la corte sus aseveraciones sobre la admisión de Posada Carriles y dijo que sostiene sus reportajes.

Durante un encendido contrainterrogatorio a Bardach, el abogado defensor Arturo Hernández insistió: "en sus entrevistas con el señor Posada, él nunca admitió explícitamente la campaña de bombas".

"¡Sí lo hizo!", exclamó Bardach. "En cientos de formas admitió la campaña de bombas. Estaba orgulloso de esto", agregó.


La jueza admite un fax que vincularía al acusado con atentados en la Isla





Bardach dice que el anticastrista aceptó en numerosas ocasiones 'aunque no explícitamente', ser el autor del documento.

La jueza Kathleen Cardone, encargada del juicio contra Luis Posada Carriles admitió este jueves como prueba transcripciones de una entrevista de la periodista Ann Louis Bardach al acusado relacionadas con un fax en los que el anticastrista presuntamente habló de la financiación de atentados con bombas a Cuba en 1997, reportó EFE.

Con el fax, firmado con el alias "Solo" y en el que se menciona además la necesidad de atraer publicidad sobre las explosiones, la Fiscalía Federal intenta vincular a Posada Carriles con los ataques a destinos turísticos en la Isla.

Bardach, quien entrevistó a Posada Carriles en Aruba, sostuvo que el cubano-venezolano en numerosas ocasiones aceptó "aunque no explícitamente y con todas sus letras", ser el autor del fax.

Aseguró que la letra del contenido del documento es idéntica a la de otros escritos que le proporcionó su entrevistado.

El fax está dirigido a José Álvarez y José Burgos, quienes trabajaban en una oficina en Guatemala que compartían con el empresario cubanoamericano Tony Álvarez.

En ese documento, el firmante les informa del envío de fondos para pagar "el hotel" y les pide datos de lo ocurrido "en la discoteca". Explica que necesitan publicidad y la prensa estadounidense solo acepta publicar datos comprobados.

Tony Álvarez declaró haber conocido a Posada Carriles en 1997 y dijo que posteriormente lo vio en numerosas ocasiones visitar a sus empleados, José Álvarez y Burgos, en sus oficinas, y que encontró material explosivo.

Álvarez señaló que al regreso de uno de sus viajes, su secretaria le mostró el fax, pero cuando declaró la jueza decidió que el documento no sería admitido porque no había sido debidamente autentificado por el testigo, quien no pudo asegurar si se era el original o una copia.

Este jueves, sin embargo, Cardone revocó su decisión y admitió el fax luego de entender que Posada Carriles aceptó ser el autor del mismo en la entrevista con Bardach.

"Entonces, ¿usted firmó el fax como 'Solo'?", preguntó la periodista, y Posada Carriles contestó "Sí".

En la misma entrevista, realizada en 1998, Posada Carriles dijo no saber quién filtró el fax, que en ese momento estaba ya en poder de medios de comunicación, y señaló: "Se trató de una falla de seguridad de nosotros, del grupo".

En el documento "Solo" dice: "José, Pepe: Esa tarde recibirán por Western Union envíos de 800 dólares cada uno" y especifica que los fondos serían girados desde Nueva Jersey por Pedro Pérez, Abel Hernández, José Gonzalo y Rubén Gonzalo.

"Como ya te expliqué si no hay publicidad el trabajo no es útil. Los periódicos americanos no publican nada que no haya sido confirmado. Necesito datos de la discoteca para tratar de confirmarlo. Si no hay publicidad no hay pago", agrega.

Bardach dijo que Posada Carriles buscaba con la entrevista llamar la atención sobre los atentados en Cuba para que estos cumplieran su objetivo de desalentar el turismo y el ingreso de divisas al régimen castrista.

"Estaba ahí para hablar desde su perspectiva de la naturaleza 'y buena luz' de lo que estaban haciendo 'por la lucha'", dijo la periodista. "No estaba contento por que alguien murió, pero estaba convencido de su causa", añadió.

El ex agente de la CIA entregó a Bardach al final de la entrevista una nota que en parte decía: "En armas contra el tirano, utilizando la violencia y cualquier método a nuestro alcance".

Bardach dijo que su entrevistado estaba convencido de que la única forma de derrocar a Fidel Castro y a su hermano Raúl era a través de la violencia.

(Diario de Cuba)

No hay comentarios:

Publicar un comentario