jueves, 27 de enero de 2011

LA IGLESIA EN CUBA DICE QUE NO HAY QUE TENERLE MIEDO A LOS RICOS




La Iglesia Católica pide admitir 'sin miedo' la aparición de ricos en la Isla

La Habana,28-01-2011
Agencias
'La pobreza extendida no resulta menos desafiante o peligrosa para nuestra sociedad', advierte la revista 'Palabra Nueva'.

La Iglesia Católica pidió admitir sin miedo la aparición de "ricos" en Cuba como resultado de la apertura al sector privado que plantean las reformas económicas del general Raúl Castro, según escribió en su revista mensual que empezó a circular este jueves.

"El surgimiento de nuevos 'ricos' puede representar un desafío de orden ético o legal diferente, pero la pobreza extendida no resulta menos desafiante o peligrosa para nuestra sociedad", advierte el análisis de Palabra Nueva, revista de la Arquidiócesis de La Habana, que encabeza en cardenal Jaime Ortega, informó AFP.

"Oponerse al 'rico' solo porque es rico —aunque en realidad no sea tan rico o no se considere cómo alcanzó la 'riqueza' o en qué la emplea— puede tener su origen en una convicción ideológica errada o simplemente en la envidia, entre otras causas", señaló el artículo titulado Sin miedo a la riqueza.

La Iglesia mencionó que "el adjetivo rico" tiene en Cuba "una carga negativa inmerecida", pues "el más mínimo indicio de apartamiento del patrón económico general" es "para algunos un pecado social terrible, un vicio repugnante que merece el castigo o, cuando menos, la puesta en duda de la honradez de tal persona".

Pero, estimó, "el mal no está en la riqueza o en la pobreza sino en el modo de vivir esas realidades", y "si bien se pone en duda el origen de muchas riquezas no se debe dudar del buen origen de otras o del buen uso que le dan algunos dueños".

Las reformas que aplica el Gobierno para hacer "más eficiente el sistema socialista" conlleva el cierre de 500.000 empleos estatales hasta marzo y una apertura al trabajo privado y la inversión extranjera, la eliminación de subsidios y paternalismo estatal, y autonomía de gestión para empresas del Estado.

Raúl Castro sostiene que la reforma se llevará a cabo evitando, con un sistema de pago de varios impuestos —sobre ingreso, renta y contratación de empleados—, el enriquecimiento de los privados.

La Iglesia señaló que "el fin del Estado paternalista hará que algunos se sientan huérfanos y otros liberados", por lo que estimó que los cubanos deben prepararse "para una nueva realidad".

(Angelica Mora)

No hay comentarios:

Publicar un comentario