martes, 24 de agosto de 2010

Fidel Castro dice que aceptó los misiles soviéticos por 'internacionalismo'




Fidel Castro intentó dar el lunes una nueva vuelta de tuerca a la historia al afirmar que a él no le interesaba la colocación de cohetes nucleares soviéticos en la Isla en 1962, pero los aceptó por "una cuestión de internacionalismo".

El ex gobernante se reunió la víspera con un grupo de científicos, entre ellos su hijo mayor, Fidel Castro Díaz-Balart, para debatir sobre el "peligro de una conflagración nuclear", informó el portal oficial Cubadebate.

"A nosotros no nos interesaba tener cohetes aquí, ni tener una base. Nos interesaba más la imagen del país. Una base soviética desvalorizaba la imagen de la Revolución, su capacidad de influir en nuestra región", señaló el todavía primer secretario del Partido Comunista.

Según él, para el régimen era "muy duro" aceptarlo, "pero era una cuestión de internacionalismo".

Castro recordó una reunión en la que planteó que si Cuba esperaba que el campo socialista "se sacrificara y luchara" por ella, los cubanos debían "estar dispuestos" a sacrificarse por aquellos países.

También, según Cubadebate, recordó "el peligro que acechó a nuestro país y al mundo, los errores de Jruschov y Kennedy", y señaló que "el mismo Kennedy estaba horrorizado de cuán cerca estuvo la guerra".

La historia no contada por Castro

Semanas después de que la Unión Soviética accediera a retirar de Cuba sus cohetes nucleares, Nikita Jruschov se manifestó preocupado ante la posibilidad de que el ''irracional'' Fidel Castro renovase las tensiones con Estados Unidos e incluso provocase una guerra, según documentos divulgados en 2002.

La Habana ''desea prácticamente arrastrarnos tras ella con una correa y lanzarnos con sus acciones a una guerra con Estados Unidos'', afirmó el jefe soviético en una carta enviada el 16 de noviembre al canciller Anastas Mikoyan, que vigilaba el curso de la situación en La Habana.

El 25 de octubre de 1962, Castro escribió a Nikita Jruschov: "la Unión Soviética nunca debe permitir las circunstancias en que los imperialistas puedan lanzar el primer ataque nuclear".

Entonces le alentó a disparar primero si se producía una invasión a la Isla.

"Este serían el momento para eliminar tal peligro para siempre a través de un acto de legitima clara defensa, no obstante lo fuerte y terrible que sea la solución", dijo en su carta.

Hasta la fecha, Castro no se ha arrepentido de dicha solicitud.
(Diario de Cuba)

NOTA MIA MUY PARTICULAR:



MENTIROSO,PSICOPATA,CRIMINAL!!!!!!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario