domingo, 18 de diciembre de 2016

REGUERO DE "PLUMAS" EN SANTIAGO DE CUBA.UNPACU LE AJUSTA LAS CUENTAS A ERNESTO VERA!!!









Ayer a eso de las 10:15 p.m justo cuando me dirigía a mi casa me llama Maikel Mediaceja, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), me extrañó muchísimo porque supuestamente José Daniel Ferrer García le ha prohibido a toda su “gente” que intercambie una sola palabra conmigo. Y así se lo recordé yo a este Señor cuando de manera traicionera y sin que yo me lo esperara me agredió fisicamente y pude observar además que llevaba un arma blanca. Cuando le advertí que lo denunciaría en la Policía me respondió que no lem importaba, que yo no iba a hacer nada y que me iban a matar. 
Este episodio no será uno más en la larga lista de amenazas y golpizas que por órdenes de Ferrer han sido propinadas contra periodistas indepndientes y defensores de los Derechos Humanos. Desde hace algunos días Ferrer viene amenazándome y parece que comienza a ejecutar sus planes en mi contra.
De todos modos ya presenté la correspondiente denuncia en la 3ra Estación de la PNR contra Maike Mdiaceja por los delitos de Lesiones y Amenaza. La denuncia fue radicada el 15 de diciembre de este año con el Número 17476/2016.
Cuando digo que esta no será uno más de los delitos comunes ejecutados por activistas de la UNPACU  no es en vano. Creánme, haré gran presión para que la Policía y los Tribunales sancionen a este individuo. Y lo haré por todos aquellos que han sido maltratados físicamente. Lo haré por Prudencio Villalón, por Roberto Ayala, por Osmay, por Ernesto Jiménez, lo haré por mujeres como Belkis Cantillo, Yusmila Reyna y tantas otras que han sido golpeadas salvajemente por el propio José Daniel Ferrer.
Creo firmemente en la Justicia como el mejor amigo a la hora de dirimir conflictos y sancionar a quienes delinquen.
Este ataque contra mi persona fue con el claro objetivo de silenciarme, para que no siga publicando en mi blog temas espinosos y denuncias contra la corrupción y el tráfico de drogas que hoy se llevan a cabo en la UNPACU, una organización que ratifico no es más que un negocio de familia. Ferrer sabe que guardo conmigo muchos secretos y que poseo mucha información que pueden hacerle mucho daño ante los ojos del mundo, especialmente de sus patrocinadores y de la prensa internacional. Y no voy a quedarme callado, porque si eso hicieron conmigo que no harán con los activistas que no son muy conocidos ni tienen medios para realizar sus denuncias.
Juro por mi vida que seguiré defendiendo a quellos que no tienen voz y han encontrado en mí a la única persona que es capaz de publicar sus denuncias y hacer frente a tanta mezquindad. A mis detractores y enemigos les diogo uan cosa: no soy el Ernesto Vera del 2011 y mucho menos el del 2014. Sé cuál es mi destino y mi misión. Nada ni nadie me apartará de mi compromiso con una Cuba Libre.
Y para llegar a esa Cuba libre se necesita de líderes honestos y capacitados para los duros momentos que vendrán. El pueblo cubano no exige menos.