jueves, 15 de septiembre de 2016

Obama presume de haber trazado un 'nuevo rumbo' en las relaciones con La Habana


El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. (EFE)


El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reivindicó este jueves a los indocumentados como estadounidenses "a todos los niveles, excepto por un pedazo de papel" en la proclamación del Mes de la Herencia Hispana, que se extenderá hasta el 15 de octubre, reporta EFE.
"La extraordinaria historia de nuestra nación empezó con la inmigración. Hoy, debemos seguir cumpliendo la promesa de nuestra nación en las vidas de todas las personas, incluso para aquellas que son estadounidenses a todos los niveles, excepto por un pedazo de papel", apuntó el mandatario.
Obama reafirmó su compromiso con la reforma migratoria que impulsó en 2014, pero que nunca se llegó a implementar, con la que pretendía regularizar a cinco millones de indocumentados y prometió que seguirá acogiendo a las personas "que huyen de la persecución", incluidas las del continente americano.
"Mi Administración seguirá haciendo lo que esté en nuestras manos para contribuir al legado de nuestra nación como crisol de culturas en el mundo", añadió el mandatario, que dejará el cargo el próximo 20 de enero tras ocho años en la Casa Blanca.
El presidente de Estados Unidos destacó la contribución de los hispanos como escritores, músicos y artistas "que enriquecen la cultura y las artes", como emprendedores "que pilotan la economía", como científicos e ingenieros "que revolucionan las formas de vida", así como activistas "que lideran el cambio político y social".
Obama presumió de haber reducido durante su mandato el desempleo y los niveles de pobreza entre hispanos a niveles históricos, del mayor incremento de salarios entre todos los grupos raciales y de haber promovido el acceso de latinos a la educación superior.
También presumió de haber "trazado un nuevo rumbo" en las relaciones con el Gobierno de Cuba, reforzando así los lazos con Latinoamérica.
La celebración del Mes de la Herencia Hispana, que se inició en 1968 como la Semana de Herencia Hispana durante la Presidencia de Lyndon Johnson y más tarde fue extendida en 1988 a todo un mes por el entonces presidente Ronald Reagan, tiene el objetivo de destacar la cultura, los logros y los retos de esta comunidad en Estados Unidos.
El 15 de septiembre, fecha que marca el inicio de las celebraciones, es el día en que Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua conmemoran su independencia de España.