domingo, 4 de septiembre de 2016

LOS CASTROS TEMEN A FAUST Y A MEPHISTO!!!!El régimen se resiste a la apertura de un Instituto Goethe en la Isla

El régimen se resiste a la apertura de un Instituto Goethe en la Isla

Archivado en
Rodríguez Parrilla durante su visita a Berlín. (ESCAMBRAY)
El Gobierno cubano se resiste a permitir el establecimiento de una sede del Instituto Goethe en la Isla después de largos preparativos de un acuerdo cultural con Alemania, según informa este sábado el sitio Deutsche Welle.
El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, afirmó en Berlín en mayo que el documento estaba listo "y podría ser suscrito la próxima semana"; según dijo el presidente de la subcomisión de política exterior en materia cultural, Bernd Fabius, a la emisora alemana Deutschlandradio.
"Pero luego él regresó a Cuba y remitió a la embajada alemana en La Habana un acuerdo que no incluía a ninguna institución cultural", agregó.
Ya antes, Alemania y Cuba habían estado cerca de firmar un acuerdo cultural bilateral. Pero en 2003, tras la Primavera Negra Berlín reaccionó de manera rotunda y congeló la ayuda oficial al desarrollo, así como el acuerdo cultural que ya se había negociado.
"Cuba teme que con el Instituto Goethe, que promueve el idioma y la cultura germana en el mundo, Alemania fomente la contrarrevolución", señala Fabius. La negativa del régimen a permitir que se abra un Instituto Goethe en la Isla "muestra cuán frágiles se perciben a sí mismos los sistemas de tales Estados".
Actualmente, en la Isla crece el interés por aprender el idioma alemán, confirma Christine Arndt, del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD). Desde 1990, la institución lleva a cabo en La Habana un lectorado que organiza la enseñanza de alemán en la Facultad de Lenguas Extranjeras de la Universidad de La Habana. Asumió así el "Lectorado Herder", que antes estaba a cargo de la República Democrática Alemana (RDA).
El servicio exterior alemán calcula que cerca de 30.000 cubanos estudiaron o trabajaron en la RDA. El nivel educativo de Cuba es aun superior al de sus países vecinos, dice Arndt. "Pero esta ventaja desaparece lentamente", por lo que sería tiempo de "relanzar" el diálogo cultural bilateral, incluyendo un acuerdo en la materia.
La diplomacia alemana ha mantenido discreción en el marco de este diferendo, lo mismo que la oficina central del Instituto Goethe. Después de todo, y en parte gracias al acercamiento entre Estados Unidos y La Habana, las relaciones culturales entre Alemania y la Isla parecen mejores de lo que refleja el aparente congelamiento del acuerdo. "En Alemania hay un gran interés por mantener el diálogo con Cuba", se dice en el servicio exterior germano. "Desde hace años, Alemania tiene participación activa en acontecimientos culturales que tienen lugar en la Isla".
Por ejemplo, la Feria del Libro de Frankfurt es participante asidua en la Feria del Libro de La Habana, con un pabellón en el que autores alemanas leen parte de sus obras. También hay Semanas de Teatro alemanas en la Isla. Y en el Festival Internacional de Nuevo Cine Latinoamericano se ha establecido una serie alemana.
Del mismo modo, jóvenes dramaturgos cubanos son invitados a colaborar en teatros alemanes y algo similar sucede en los ámbitos del cine y la música.