lunes, 28 de marzo de 2016

LA FARSA DE TARAFA el "PRESIDENTE DE CUBA"


024 Lo mismo para tomarlo muy en serio, como si quierer reirse o llorar, les estoy mandando, un Documento para que tengan conocimiento de ello.
Gobierno Constitucional de la República de Cuba en el Exilio
por
Frank de Varona
La Constitución de 1940 representa la Carta Magna o la Ley de Leyes de la República de Cuba. Constituye la síntesis de la conciencia jurídica de la nación cubana, la que a pesar las violaciones y suplantaciones que ha sufrido continúa siendo considerada por los cubanos en la Isla y en el destierro (partes integrantes de una sola nación) plenamente vigente en espíritu y esencia. Nuestra Constitución jamás ha sido modificada, enmendada o sustituida legalmente por la voluntad directa y libre expresión del pueblo cubano. La Constitución cubana de 1940, una de las mejores constituciones creadas en el mundo, es la base legal para que el pueblo cubano conquiste su libertad, democracia y soberanía.
El último período constitucional y democrático que tuvo Cuba fue durante la presidencia del Dr. Carlos Prío Socarrás (1948-1952), ya que el general Fulgencio Batista, al dar un golpe de estado el 10 de marzo de 1952, violó la Constitución de 1940. Por esta razón, para restablecer nuestra democracia, la cual ha sido violada y suspendida por los últimos 60 años, primero por Batista y después por el régimen actual del Castro-comunismo, debemos regresar al mandato del Artículo 149 de la Constitución de 1940. Restablecida de este modo la continuación del último período constitucional presidencial, Cuba pudiera regresar a un sistema democrático y a un estado de derecho donde exista un verdadero imperio de ley. Un grupo de eminentes cubanos del exilio y expertos en derecho constitucional crearon el Gobierno Constitucional de la República de Cuba en el Exilio para representar al pueblo cubano dentro y fuera de la Isla. Este gobierno está basado en la legitimidad y vigencia de la Constitución de 1940 en su Artículo 149. De esta forma se restableció el orden constitucional que se había perdido.
Siguiendo el mandato de la Constitución de 1940 (Artículo 149) se proclamó al Dr. José Morell Romero primer presidente de la República de Cuba en el Exilio el 24 de febrero de 1995, auspiciado por el Consejo del Exilio de Tampa. Este consejo tenía, entre los patriotas que lo formaban, al Dr. José Mijares, coronel Orlando Rodríguez y Dr. Osberto Férnandez. La ceremonia tuvo lugar en el parque José Martí en Ybor City, Tampa, Florida. Este parque es un monumento histórico para todos los cubanos ya que fue donado a la República de Cuba por el estado de la Florida y ha sido declarado el único territorio cubano libre en el mundo. Este hermoso parque contiene tierra traída de las seis originales provincias de Cuba.
En 1995 el Dr. Morell Romero era el último magistrado viviente y más antiguo de la Corte Suprema de Justicia de Cuba habiendo sido nombrado por el presidente Prío Socarrás en 1950 y confirmado por el Congreso de Cuba. Por esta razón, y siguiendo el Artículo 149, le correspondió la presidencia de Cuba en el exilio. La proclamación del primer presidente constitucional en el exilio, el Dr. Morell Romero, para regir la provisionalidad post castrato fue avalada en su legitimidad jurídica unánimemente por los Colegios de Abogados cubanos exiliados y el de Notarios Públicos, e igualmente reconocida y respaldada políticamente por la casi totalidad de las principales organizaciones e instituciones cubanas como la Junta Patriótica, los municipios, Pro Cuba de New Jersey, el Partido Nacionalista, el Partido Revolucionario Cubano (Auténtico),etc. El Dr. Morell Romero había sido líder del Directorio Estudiantil Universitario en la década de 1930 y luchó contra la dictadura de Gerardo Machado. Posteriormente fue ministro del Trabajo y presidente de la Caja del Retiro Azucarero.
El Dr. Morell Romero, como presidente provisional del gobierno de transición, nombró a un equipo de prominentes cubanos como ministros, viceministros y asesores para trabajar en la implementación de un gobierno post-castrista. El presidente Morell Romero, con el propósito de preservar el mecanismo constitucional para la sucesión presidencial, tomó acción inmediata y, de acuerdo con el Artículo 180, creó un nuevo escalafón y nombró nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia. Este escalafón está en vigor actualmente.
Al fallecer el presidente Dr. Morell Romero el 22 de octubre de 2002 a la edad de 96 años se activó nuevamente el Artículo 149 y le correspondió la presidencia al magistrado Dr. Claudio F. Benedí Beruff. El segundo presidente de la República de Cuba en el Exilio era el magistrado más antiguo en ese momento y asumió su cargo de presidente durante el mes de diciembre de 2002.
El Dr. Benedí fue un cubano de méritos cívicos y patrióticos sobresalientes que nos representó dignamente en Washington D.C. durante muchos años antes organismos nacionales e internacionales. Denunció enérgicamente ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos las continuas violaciones de los derechos humanos por la tiranía comunista de Cuba. Gracias a su esfuerzo esta comisión condenó repetidamente a la tiranía castrista. El presidente Dr. Benedí continuó la ardua labor del primer presidente Dr. Morell Romero y con su equipo de ministros, viceministros y asesores continuó elaborando planes para un futuro gobierno de transición. Al mismo tiempo el presidente Dr. Benedí continuó denunciando las violaciones de los derechos humanos y los crímenes cometidos por el régimen castrista que asesina, encarcela, tortura, atropella y oprime a miles de miles de cubanos que luchan por la libertad de Cuba. El presidente Benedí renunció a su cargo cuando se enfermó gravemente el 21 de diciembre de 2007.
Al fallecimiento del presidente Benedí se activó nuevamente el mandato constitucional del Artículo 149 y le correspondió la presidencia al magistrado más antiguo del Tribunal Supremo de Justicia, Dr. Rodolfo Nodal y Tarafa. Este eminente y distinguido abogado cubano fue proclamado tercer presidente del Gobierno Constitucional de la República de Cuba en el Exilio el 21 de diciembre de 2007. La ceremonia tuvo lugar en el parque histórico José Martí de Ybor City en Tampa.
El actual presidente, Dr. Rodolfo Nodal y Tarafa, es un patriota anticomunista con una impecable vida personal y pública, quien además es descendiente de fundadores y próceres de la nación cubana. Su padre, Román Nodal Jiménez de descendencia mambisa, fue un destacado político siendo electo a la Cámara de Representante y al Senado y fue además ministro de Agricultura e Industria y de Defensa.
El Dr. Nodal y Tarafa se graduó en derecho de la Universidad Nacional de Cuba y también se hizo abogado en los Estados Unidos. Cursó estudios post graduado en historia y civilización francesa en la Universidad Sorbona en París y posteriormente llevó a cabo estudios independientes en filosofía, sociología y economía política en España e Italia. Habla varios idiomas y eso le facilitará sus relaciones con diferentes gobiernos del mundo. Cuando era joven en Cuba luchó contra el comunismo siendo miembro de la Triple A y fue detenido por Seguridad del Estado en varias ocasiones. Al llegar a Miami se alistó en la Brigada de Asalto 2506.
Posteriormente el Dr. Rodolfo Nodal y Tarafa trabajó como un alto ejecutivo en compañías multinacionales en cuatro continentes. Su empleo como ejecutivo lo llevó a vivir en cinco países europeos, seis naciones de América Latina y un país en Asia. Durante ese tiempo estudió dirección empresarial incluyendo todas las fases de las ciencias administrativas y ejecutivas. El Dr. Nodal y Tarafa es un hombre de gran intelecto, vasta cultura y una excelente educación académica y también un destacado profesional en negocios internacionales. Desempeñó cargos muy importantes en la multinacional E.I. Du Pont de Nemours, la mayor empresa química del planeta. Fue gerente general del American Management Association.
A su regreso a Miami, el Dr. Nodal y Tarafa fue nombrado a la junta directiva del International Center of Florida con la posición de director ejecutivo en esta prestigiosa organización. En ese cargo utilizó su talento y conexiones internacionales para incrementar el comercio y el establecimiento de corporaciones extranjeras en el sur de la Florida. Por su labor al incrementar el comercio entre Europa y los Estados Unidos recibió la Medalla de Oro de Honor de la Excelencia Europea. Digno de mencionar son sus escritos sobre política, economía y derecho constitucional y sobre Cuba que han sido publicados en inglés y castellano en más de 30 importantes diarios y revistas. Ejerció como abogado en Miami y ha estado activo durante toda su vida en labores patrióticas en el exilio. En 1997 fue enviado por el gobierno de los Estados Unidos a Armenia, que se había declarado independiente de la Unión Soviética, como asesor del gobierno de esa pequeña nación. El Dr. Nodal y Tarafa ayudó al gobierno de Armenia en su transición a la democracia y a la libre empresa, valiosa experiencia para el futuro presidente del gobierno de transición de una Cuba libre.
El presidente Dr. Nodal y Tarafa ha estado desarrollando una gran labor con su equipo de ministros, viceministros y asesores para asumir poder en Cuba cuando llegue el cambio y el fin de la tiranía, la cual todos ansiamos. El presidente ha trabajado intensamente durante los últimos cinco años con cubanos dentro y fuera de Cuba. Su consejo de ministros, viceministros y asesores han elaborado planes específicos en áreas de gobierno tales como hacienda, comercio, justicia, relaciones exteriores, educación, gobernación, información, comunicaciones, obras públicas, trabajo, transporte, salubridad, industria azucarera, cultura y turismo, viviendas y edificaciones, defensa, agricultura y otras. El presidente Dr. Nodal y Tarafa ha estado explicando la legitimidad del Gobierno Constitucional de la República de Cuba en el Exilio en la radio, televisión y periódicos para el conocimiento y beneficio del pueblo de Cuba en las dos orillas.
El Dr. Nodal y Tarafa y el gobierno de transición que él preside tienen ya organizada la estructura de gobierno, la cual estará lista para funcionar inmediatamente a la caída del régimen comunista en Cuba. El presidente quiere contar con la participación de todas las organizaciones del exilio y los grupos opositores que dentro de Cuba han venido luchando por la libertad y la democracia. El gobierno de transición será completamente apolítico con el único propósito de restablecer el orden constitucional de la República y por ende el estado de derecho.
Una de las principales tareas del nuevo gobierno será preparar al pueblo de Cuba, a través de una intensa campaña cívica, usando la prensa y las escuelas de educación para adultos, sobre los derechos y deberes de un ciudadano en un país democrático. De esta manera los cubanos estarían preparados para participar en las primeras elecciones libres, transparentes y honestas en 60 años. El gobierno constitucional de transición convocará a elecciones nacionales dentro de un plazo no mayor de 90 días y las cuales deberán celebrarse en 18 meses, tal como lo estipula la Constitución de 1940. El presidente Nodal y Tarafa no será candidato a presidente en esas elecciones porque así lo prohíbe la Constitución. Todos los partidos políticos podrán participar y nombrar candidatos a todos los cargos públicos a nivel nacional, provincial y municipal. Nuestra sufrida Patria se convertirá en una verdadera democracia representativa donde se respeten los derechos humanos.
Cuba tendrá un nuevo amanecer. Cuba será una República nacionalista, libre y soberana con progreso económico, político y social para el orgullo de todos los cubanos.
Estimados compatriotas:
Como unos cuantos me han solicitado esto, se los estoy enviando. Por favor, imprímanlo o guardenlo en un archivo, o creen un icono cuando las accesen, para que siempre las puedan abrir sin necesidad de estar copiando la dirección.

http://invalid.invalid/ (nuestro Blog)