lunes, 11 de enero de 2016

CHEITO LEON EL ULTIMO COMANDANTE DEL ESCAMBRAY Y EL CHIVATO DE MAISINICU!!!

En la película El Hombre de Maisinicú y en el artículo de Juventud Rebelde no se dice algo importante que habla muy negativamente de Alberto Delgado Delgado.

Estando en Cuba, me enteré en los años 90s por un amigo mio que había atendido a la madre de Maro Borges ( Alfredo Amarantes Borges Rodríguez (Maro) en el Hospital Ortopédico Fructuoso Rodríguez, que la madre de ¨Maro¨ le había dicho que Alberto Delgado Delgado y su hijo ¨Maro¨eran como hermanos pues se conocían desde niño.

En el libro Las Reglas del Juego, libro editado y con textos de la Comisión de Historia de los Órganos de la Seguridad del Estado, Dirección Política Central, Ministerio del Interior, por los 30 años de la Seguridad del Estado aparece un documento oficial y secreto con fecha 27 de abril de 1967 donde se dice que Alberto era natural de Caracusey, Bo. Casilda, Trinidad. Aquí les publico una fotocopia de él, aunque la calidad no es buena.

En Miami, en la presentación del libro Escambray: La historia que el totalitarismo trató de sepultar. de la profesora Idolidia Darias en el Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo, IMHCT, pregunté sobre si era verdad que Alberto Delgado y Maro Borges eran amigos de la infancia y Pedro Corzo me dijo, ¨le voy a dar la palabra a alguien que te podrá contestar esa pregunta mejor que cualquiera de los que estamos en la mesa¨; seguidamente le dio la palabra a Mario, si mal no recuerdo, un señor ya mayor de complexión recia y de mediana estatura y de hablar bajo y sencillo que había cumplido 15 años de prisión por estar alzado en el Escambray. me explicó que Alberto Delgado no sólo traicionó a Maro Borges sino a muchos que eran amigos de él cuando eran muy jóvenes y iban a cortar caña y que él era uno de esos amigos que traicionó Alberto Delgado; terminó diciendo que no sólo Alberto Delgado traicionó a Cuba y a la Causa, sino también a sus amigos de muchos años.

( Mario, un alzado que conoció a Alberto Delgado Delgado y que cumplió 15 años de prisión )

Quizás esa estrecha relación de amistad le haya abierto o facilitado el trabajo de infiltración a Alberto Delgado, pero deseo puntualizar que no era nada raro que ex miembros del Ejército rebelde se alzaran. Clodomiro Miranda, Jefe de Puesto de Bahía Honda en Pinar del Río cuando se alzó junto con sus subordinados y Osvaldo Ramírez, quien llegó a ser jefe de todas las guerrillas del Escambray había sido jefe del puesto de Caracusey así como Pichi Catalá y tantos otros habían pertenecido al Ejército Rebelde.

El Doctor en Ciencias Arnaldo Jiménez de la Cal, oficialista historiador de la ciudad de Matanzas, en su libro Principio y fin del bandidísimo en Matanzas. (1998), que fue Premio 26 de Julio del año 1997, expone en sus datos que de los aproximadamente 600 alzados ( o sea, individuos que participaron en la lucha con el arma en la mano; luego no se tiene en cuenta los suministros, guías, personal de apoyo, etc. ) que hubo en la provincia de Matanzas, y que fue aproximadamente el 25% del total que hubo en todo el país, sólo tres habían pertenecido a los cuerpos armados de la anterior República, mientras que más de 90 habían pertenecido a los cuerpos del régimen Castrista: Milicias Nacionales Revolucionarias, Ejército Rebelde, Policía Nacional Revolucionaria, etc..
Por cierto, Cheito León y Julio Emilio Carretero sí habían pertenecido a los cuerpos armados de la anterior República.

En ese libro del Dr. Jiménez de la Cal, se citan fragmentos de discursos locales de Fidel Castro donde se dice que fueron errores de la Revolución los que conllevaron a que tantos campesinos se alzaran. Ese libro se lo presté a mi amigo Víctor Rolando Arroyo Carmona, pues él quería escribir un artículo para Cubanet sobre esa temática, y en un registro y requisa del Departamento de Seguridad del Estado, se llevaron todos los libros de su Biblioteca Independiente Los Reyes Magos, incluyendo el mio; disculpen no poderle citar esos fragmentos.
Los hermanos Antonio y Tony de la Guardia por su apariencia y el dominio del idioma inglés participaron como oficiales ¨americanos¨ del supuesto guardacosta norteamericano que abordaron los alzados de los grupos de Maro Borges y Julio Emilio Carretero. Fue una de las primeras misiones de lo que sería posteriormente Tropas Especiales del MININT.

Julio Emilio Carretero Escajadillo no tuvo que ver con el ajusticiamiento del guía de las tropas de la tiranía, el campesino Pedro Lantigua ( Anibal Velaz, jefe en esa época de las tropas del Ejército castrista lo identificó como guía de sus tropas en el Juicio de la Demanda del Pueblo Cubano contra los EE.UU. a principios de los años 90s) y del asesinato del brigadista de 16 años Manuel Ascunce Domenech.

( Julio Emilio Carretero Escajadillo ¨Carreta¨, ya detenido; en su mirada y comportamiento no anidó el miedo como podemos ver en esta foto del DSE)

El responsable directo de esas muertes fue Braulio Amador Quesada jefe de una tenientura itinerante que apenas tenía comunicación con la Capitanía y la Comandancia a la que estaba subordinado. La responsabilidad de Braulio Amador en esas dos muertes está reflejado en un Resumen de la época de Seguridad del Estado de la provincia de Las Villas que aparece en el citado libro Las Reglas de Juego. Fidel Castro y sitios oficialistas como http://www.gacetadejagua.cu culparon y culpan falsamente a Carretero del asesinato del casi adolescente brigadista.

El responsable principal de la muerte de Manuel Ascunce y de otros brigadistas es el propio Fidel Castro al enviar a zonas de conflictos armados a brigadistas con la maquiavélica intención de buscar mártires en lo que alzarse; brigadistas que enseñaban, según el Manual del Alfabetizador, la F con el nombre de Fidel, la R con la palabra Revolución, etc.. y cuyo himno decía:

Somos la Brigada Conrado Benítez,
somos la vanguardia de la Revolución,
con el libro en alto cumplimos una meta:
llevar a toda Cuba la alfabetización.
Por llanos y montañas el brigadista va,
cumpliendo con la Patria, luchando por la paz.
¡Abajo el imperialismo!, ¡Arriba la libertad!
Llevamos con las letras la luz de la verdad.
Cuba, Cuba, estudio, trabajo, fusil,
lápiz, cartilla, manual,
a alfabetizar, a alfabetizar.
¡Venceremos!


En una entrevista que hace muchos años el diario Juventud Rebelde le hizo al entonces Teniente Coronel Longino Pérez Díaz, oficial del G-2 que atendió a Alberto Delgado durante cierto tiempo, Longino hizo anécdotas sobre el carácter explosivo, temerario y la poca profesionalidad de Alberto Delgado como agente. Longino habló de como Alberto era burlón e indisciplinado y como tuvo que frenar su indisciplina acudiendo a su pasado militar; habló de como Alberto Delgado quería que le dieran un carnet del G-2 estando en misiones como agente y cómo cuando una vez fue a Trinidad ( pueblo en ese entonces mayoritariamente en contra de la Revolución ) y tuvo una discusión en plena calle con una persona que manejaba un vehículo ( creo que Alberto Delgado iba a caballo) a gritos alardeó, ante muchas personas que estaban viendo y oyendo la discusión, de que él era del G-2. Longino explicó en esa entrevista el arduo y extenso trabajo de ¨profilaxis¨ que tuvo que hacer para que Alberto no quedara descubierto como agente del DSE. No recuerdo bien si la otra persona con la que discutió Alberto Delgado era también oficial de Seguridad del Estado, pero me parece que también lo era. A los oficiales que atendían a Alberto no les sorprendió su muerte y ya, según ellos testimonian, le habían sugerido a Alberto que no continuara con esa misión, pero él se había negado.
*****************
Un agente reclutado en Morón


septiembre 19, 2010

Es posible, como se ha dicho, que en algunos enfoques de estas historias prime una sobrevaloración de la competencia de la Seguridad del Estado; la creencia en la invulnerabilidad de los servicios de inteligencia de Castro. Un capítulo de esto puede ser la tesis de que el MININT no ha hecho otra cosa que desmantelar las propias conspiraciones que crea; algo que ha reiterado Lluís Karkánian en reciente texto.

( Tomasa del Pino y su esposo Alberto Delgado Delgado )

Pero curiosamente también lo propone la primera parte de un trabajo publicado hoy por Juventud Rebelde acerca del reclutamiento de Alberto Delgado, el famoso “hombre de (la finca) Maisunicú”. Dice la publicación: “… el trabajo de infiltración llegó a ser tan profundo, que las armas robadas en diferentes cuarteles del país eran en verdad fusiles puestos al alcance de la mano de los conspiradores por agentes de la CIM y la G-2.”

( A la izquieda José ¨Cheito ¨León y a la derecha Julio Emilio Carretero Escajadillo; dos jefes de alzados traicionados por Alberto Delgado aunque Cheito no se dejó engañar)

Por demás Alberto Delgado tenía el antecedente de haber sido miembro del Ejército Rebelde. Es sospechoso que un ex-miembro del Ejército Rebelde no sea sospecho de infiltrarse entre los enemigos del Ejército Rebelde (en el poder). En Miami se ha dicho: “El Ejército Rebelde fue la base social del Escambray” (algo sospechoso). Dice JR: “Los dos se conocían, pues pertenecieron a la misma columna del Ejército Rebelde, la número 11 Cándido González, que operó en el norte de Ciego de Ávila.”
************

posted by PPAC @ 9/20/2010 08:16:00 a. m.

BARACUTEY CUBANO