martes, 8 de diciembre de 2015

TIENE "CHALECO BLANCO" EL COLEGIO NACIONAL DE PERIODISTAS DE MIAMI???

DE UNA INSTITUCION QUE ENTREGA PREMIOS A UN ASESINO CON INFULAS DE PERIODISTA YO NO ESPERO NADA BUENO.HOY MIRANDO LOS TITULARES DE ESTE "PREMIO" PERIODISTICO EN SU LIBELO DE BRETES "NUEVO ACCION Y LOS ATAQUES HABITUALES A PERSONAS DEL QUEACER PERIODISTICO TRAIGO ESTAS NOTAS QUE HACEN DUDAR AUN MAS DE LA SERIEDAD DE ESTA INSTITUCION QUE MANTIENE ENTRE SUS FILAS A UN ASESINO CONFESO, Y UNA DE LAS PERSONAS MAS CHUSMAS DE "LITTLE HAVANNA"

Jorge Luis Llanes Naranjo



ESTA BASURA ALDO ROSADO TUERO,DONDE QUIERA QUE EL O SUS SECUASES APARECE TODO SE NUBLA POR SU NARCISISMO ESTUPIDO Y SUS METODOS DE CHANTAJES Y DIMAMACION.
AQUI LA NOTA DE UNO DE LOS "EXPULSADOS":








Cuban American Publishers Association (CAPA)
23 de junioEditado

<> PROVOCA SERIAS DIVISIONES EN EL CNPC
INTENTO DE REELECCIÓN DE DECANO <>
CALLA ROMANÍ ANTE PEDIDOS POR RECIBOS
DE GASTOS DE VIAJE A PANAMÁ
<< Miembros del CNP afirman que el decano también se ha burlado de su compromiso con la “prohibición absoluta de reelección del decano”. >>
[CUARTO REPORTAJE EN UNA SERIE SOBRE LA CORRUPCIÓN EN EL CNP]
Por Michelle Ríos
Especial para CAPA
Miami, FL [MARTES, 06.23.2015] El usualmente grandilocuente dirigente de un histórica organización de periodistas cubanoamericanos del exilio de Miami se ha vuelto mudo ante pedidos por parte de miembros de la organización de que muestre recibos de gastos que alega haber incurrido en su visita de cuatro días a Panamá en abril de este año.
El cubano-venezolano Salvador Romaní, decano del Colegio Nacional de Periodistas de Cuba en el Exilio (CNPC), viajó a Panamá el pasado abril para cubrir la VII Cumbre de las Américas, foro al que asistieron los Jefes de Estado y de Gobierno del hemisferio. Desde Miami viajaron con Romaní los miembros del CNPC Jesús Díaz Martínez y su esposa Mariana Díaz. El Sr. R. Joel Borges, presidente del CNPC de California, viajó desde Los Ángeles.
Una vez en Ciudad Panamá, tanto Borges como Díaz Martínez informan que Romaní ni anduvo con ellos, ni habló, como esperaban, a favor de la causa de libertad de Cuba en uno de los varios foros paralelos organizados para los asistentes a la Cumbre. “El Sr. Romaní se separó de los que viajamos de Miami y Los Ángeles como parte del CNPC a la Cumbre, prefiriendo dedicarse a su agenda personal”, afirma Borges, prestigioso y popular dirigente del Exilio cubano en California.
INCUMPLIÓ SU DEBER DE ENCABEZAR NUESTRA DELEGACIÓN
Según Díaz Martínez, “después de obtener nuestras credenciales, prácticamente no vimos más al Sr. Romaní en todo el tiempo que estuvimos en Panamá, a pesar de habérsele invitado a participar en diferentes reuniones. No cumplió con su deber de encabezar y apoyar a nuestra delegación a la Cumbre”.
“El Sr. Romaní jamás nos informó de sus planes o actividades en Panamá, ni hizo por organizar nada con los miembros del CNP que asistimos a la Cumbre. Después de obtener nuestras credenciales, el Sr. Romaní y nosotros asistimos al foro Parlamentarios por la Democracia celebrado en el marco de la VII Cumbre, pero el Sr. Romaní nunca habló contra el régimen castrista como esperábamos que hiciera”, afirma Díaz Martínez. “Al contrario, para bochorno nuestro lo que hizo fue ir a darle la mano a un individuo que viene proponiendo el acercamiento con la tiranía castrista”, agrega el delegado del CNPC.
Pero aparentemente, Romaní sí estuvo muy ocupado gastando dinero en Panamá pues al regresar a Miami dijo haber gastado más de $3,600.00 en fondos del CNPC. “La Junta de Gobierno nunca aprobó el gasto de esos dineros,” dice Francisco Alayón, miembro de la Comisión de Finanzas del CNPC. Alayón, que en años recientes ha recaudado varios miles de dólares para el CNPC de empresarios y compañías locales, está consternado por la falta de transparencia de Romaní en los manejos de dineros de la institución. “Necesitamos una auditoria en el CNPC. Por eso el Sr. Romaní quiere perpetuarse en el poder”, agrega Alayón, refiriéndose al hecho de que Romaní violó el Reglamento de la organización al no convocar una Asamblea General en la primera quincena de febrero de este año para elegir una Mesa Electoral y celebrar elecciones en la primera quincena de mayo.
VIOLACIÓN DEL REGLAMENTO DESATA POLÉMICA
Según el Reglamento del CNPC, Romaní debió haber convocado una asamblea general el pasado febrero para elegir una mesa electoral y convocar, en la primera quincena de mayo, elecciones de la Junta de Gobierno. Por motivos desconocidos, Romaní ignoró el reglamento y no convocó dicha asamblea. Aun para los miembros del CNPC que apoyaron a Romaní hace dos años, el resultado ha sido funesto para la institución pues ha desatado profundas divisiones en el seno de la organización.
El pasado abril, por iniciativa propia, Romaní nombró una “comisión electoral” entre los asistentes a una reunión mensual del grupo y convocó elecciones para este próximo sábado, 27 de junio. Al nadie querer presentarse en elecciones convocadas en violación del Reglamento, la “comisión electoral” de Romaní arbitrariamente lo nombró decano del CNPC por los próximos dos años. Todo esto a pesar de que en una lista de promesas de campaña publicada por Romaní en el 2013, se comprometió públicamente con la “prohibición absoluta de la reelección del decano”.
¿TRATAN DE JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE?
Nada de esto parece ser obstáculo alguno para los integrantes de la famosa “comisión electoral” escogida por la libre, Jesús Saiz de la Mora, Raúl López-Pérez, Héctor Carbonell y Rolando Sánchez Recio. Ellos campantemente pusieron su firma en una llamada “Resolución de la Comisión Electoral del CNP” que “declara electa la candidatura de Salvador Romaní” sin haberse celebrado la elección pautada por el propio Romaní.
Luego, en un intento de justificar a lo descarado a su buen amigo Romaní, el Sr. Raúl López-Pérez, secretario de la llamada “comisión electoral”, admite en una carta enviada a varias personas, que a Romaní “se le acusa de promesas incumplidas de cuando éste era candidato. Bueno, sin afirmar que ello es una virtud, tampoco es un hecho punible. Aseguro que la mayoría de los candidatos a la presidencia de la República, al Congreso, a los Condados etc., incumplen promesas de candidatos”.
“Muchos de nosotros apoyamos y votamos por el Sr. Romaní creyendo en todas las promesas que nos hizo. Sin embargo, este señor no cumplió ninguna de sus promesas. Empezando por la promesa de apoyar la prohibición absoluta de la reelección del decano”, señala airadamente el actual diputado del CNPC Vidal Antonio Ramos, diputado, dicho sea de paso, en la propia candidatura de Romaní en el 2013. “Este intento de reelección es sinceramente una burla a todos nosotros”, agrega el octogenario Ramos. “Parece que sus muchos años en Venezuela lo contagiaron con los métodos de los dictadores socialistas Hugo Chávez y Nicolás Maduro”.
¿BUSCA ROMANÍ LA DESTRUCCIÓN DEL CNPC?
“El Colegio Nacional de Periodistas no es Venezuela”, opina sin titubear la colegiada de muchos años la Lic. Martha Ferreiro. “Si el decano fuera una persona más sensata y tuviera con poquito de amor por nuestra organización no estuviera provocando escándalos y divisiones entre nuestros miembros. Esto todo es muy feo, muy desagradable” reconoce la Lic. Ferreiro, que afirma estar muy preocupada por el futuro de la institución ante la polémica decisión de Romaní de reelegirse.
De acuerdo al diputado Vidal Ramos, “de insistir en perpetuarse como decano, Romaní acabará con el Colegio ya que hay muchos que aseguran no regresarán si él sigue de decano. Mire, el Sr. Romaní se ha burlado de todos nosotros y es hora de que se marche”.
¿POR QUE CALLA ROMANÍ?
Lamentablemente, a pesar de varios intentos de obtener la opinión del señor Romaní en las últimas semanas, él no ha respondido a ninguno de nuestros correos electrónicos. Todo esto indica o que el Sr. Romaní no tiene nada que añadir a lo que se ha reportado o a él no le preocupa en lo mínimo todo el serio malestar y dañinas discordias que su actuación arbitraria ha provocado en el seno del CNPC, organización que hasta el mes de mayo dirigió como decano. Para muchos miembros del CNPC y del Exilio cubano, esta actitud del Sr. Romaní es muy alarmante.
<> ESPERE EL PRÓXIMO REPORTAJE EN ESTA SERIE: “Las promesas incumplidas de Salvador Romaní”.
<> NOTA A NUESTROS RESPETADOS LECTORES: Si usted tiene cualquier información que pueda contribuir a la objetividad, la imparcialidad y la veracidad de la información que aparece en esta serie de reportajes sobre el CNPC, por favor, envíela a nuestra redacción al correo electrónico: capamiami@aol.com Su información es valiosa y siempre muy agradecida.

ENTREVISTA EXCLUSIVA CON EL EX-VICEDECANO DEL CNPC EN MIAMI
EXPLICA LÍDER DE PERIODISTAS SU POSICIÓN SOBRE CRISIS INSTITUCIONAL EN EL CNPC
<< El CNPC no es propiedad ni de Romaní ni de Armesto, sino es un proyecto común de todos los que creemos en los valores y principios que el CNPC representa.- Dr. Eladio José Armesto >>
Por Octavio F. Lima
Especial para CAPA
Miami, FL [Lunes, 06.08.2015] – Ante la crisis interna desatada en el seno del Colegio Nacional de Periodistas de la República de Cuba en el Exilio (CNPC) por supuestas violaciones del Reglamento e irregularidades atribuidas al decano interino Salvador Romaní, el ex vicedecano Dr. Eladio José Armesto ha concedido una entrevista exclusiva para aclarar cosas que se han dicho en su contra.
El Dr. Armesto ingresó en el CNPC el 3 de marzo de 1990 y afirma que durante los últimos 25 años ha participado activamente en la organización, ha trabajado por sus objetivos y ha desempeñado varios cargos electos importantes, incluyendo los de tesorero y vicedecano.
En la última reunión del CNPC celebrada este mayo, junto a numerosos colegas suyos, Armesto presentó una candidatura, denominada Unidad Profesional, para la Junta de Gobierno de la institución para el bienio de 2015 al 2017. Sin embargo, el pasado viernes, 5 de junio los integrantes de dicha candidatura decidieron retirarla, quedando el decano interino Romaní solo en la boleta para la elección convocada por él para finales de este mes.
En una carta a Romaní, el Dr. Armesto informa que el retiro de su candidatura se debe a que los integrantes de misma, “luego de una profunda reflexión”, habían llegado a conclusión que era “imposible presentar candidaturas teniendo en cuenta las graves faltas de ética y violaciones del reglamento que harían impugnables los resultados de cualquier elección celebrada bajo estas circunstancias”.
Entrevistamos al Dr. Armesto para que aclare la situación, incluyendo las acusaciones en su contra hechas por el hoy decano interino Romaní. A continuación la entrevista con el Dr. Armesto.
PREGUNTA: Dr. Armesto, ¿por qué se retiraron usted y los integrantes de su candidatura de la elección a celebrarse a finales de este mes?
Dr. ARMESTO: “Como ya hemos dicho, porque no estamos dispuestos a participar, y por ende a convalidar, un proceso electoral impugnable, o sea cuestionable. Un proceso electoral que desafortunadamente ha sido manejado arbitrariamente por nuestro amigo Romaní, cuyo mandato terminó el pasado mes de mayo, pero que sigue insistiendo que todavía es el decano. Por eso retiramos nuestra candidatura”.
PREGUNTA: Tenemos entendido que usted propuso una candidatura única para estas elecciones ¿Por qué lo hizo?
Dr. ARMESTO: “Lo hicimos porque lo aconsejan numerosas razones sabias y prudentes. Primero, porque muchos de nuestros miembros la desean. Segundo, porque, hoy por hoy, el CNPC es un grupo muy reducido; un grupo pequeño y tenemos muy pocos miembros con la salud, la disposición y el tiempo para desempeñar las responsabilidades para integrar una junta de gobierno. De hecho, después de salir electos, hubo miembros de la candidatura de mi amigo Romaní que ni fueron a la ceremonia de toma de posesión, ni jamás han ido a las reuniones de la junta. Esto es un hecho; es una realidad que, gústenos o no, necesitamos reconocer. Hasta el propio Romaní se ha quejado de esto.
Por último, celebrar elecciones bajo las actuales condiciones contenciosas y cargadas de polémica es infligirle a la organización traumas que dañan, a veces permanentemente, la amistad entre miembros y que socavan irreparablemente el funcionamiento interno de la organización. De ahí que somos muchos los que entendemos que solo una candidatura única es capaz de evitar, en las circunstancias actuales, la pugna entre hermanos, los intercambios hirientes y las divisiones destructivas. Propusimos llegar a un acuerdo para evitar el enfrentamiento, pero fuimos rechazados. Lamentablemente, con lo anciano que son algunos de nuestros miembros, aún hay quienes no entienden estas cosas y por eso estamos como estamos.
Le propusimos desde hace meses al amigo Romaní sentarnos y preparar una candidatura única, y en la última junta de gobierno tuvo la osadía de comparar nuestra propuesta a lo que hacía el tirano Stalin en la extinta Unión Soviética. ¿Qué le parece?”.
PREGUNTA: Dr. Armesto, el señor Romaní ha dicho que usted inscribió una corporación con el nombre del Colegio Nacional de Periodistas en la División de Corporaciones del Estado de la Florida. ¿Qué hay de cierto en esto?
Dr. ARMESTO: “Es cierto que hace más de dos años, en mayo del 2013, después de verificar que el CNPC no estaba inscrito en la División de Corporaciones, un grupo de miembros del CNPC consideramos que debíamos proteger el nombre de la organización inscribiéndolo en Tallahassee. Pero lo hicimos todo un grupo, no yo por cuenta propia. Y que conste, durante los últimos dos años hasta el propio Romaní ha reconocido públicamente que no hemos interferido ni obstaculizado en lo más mínimo con su manejo del Colegio.
Es más, cuando un par de integrantes de nuestro grupo propuso organizar eventos usando nuestra corporación, yo aconsejé no interferir en nada con el gobierno de Romaní y así se hizo. “Dejemos que Romaní termine el periodo para el que fue electo. Luego, podremos proponer fusionar las dos corporaciones”, expresé. El problema es que no contábamos con que el amigo Romaní insistiría en reelegirse, después de haberse comprometido a la prohibición absoluta de la reelección del decano”.
PREGUNTA: Al inscribir la corporación del CNPC, ¿cuál fue la intención de ustedes?
Dr. ARMESTO: “Como dije, la intención fue primordialmente proteger el nombre del CNPC de no caer en manos indebidas, pero también fue proteger a todos los miembros del CNPC de posibles malos manejos por el amigo Romaní. Hay que recordar que los miembros de nuestro grupo nunca han confiado en Romaní. No confiaban en sus intenciones; no confiaban en su capacidad; ni confiaban en lo que le pudiera suceder al CNPC bajo su mando.
Hoy, el amigo Romaní ha confirmado con los hechos que había razones sólidas para no confiar en él. ¿No cree? Aún así, nosotros no vamos abandonar a nuestros colegas en el CNPC al desgobierno del amigo Romaní. Seguiremos trabajando arduamente para encontrar una solución apropiada a la crisis interna a la que su egolatría y falta de integridad han sumado a nuestra institución. El CNPC no es propiedad de Romaní ni de Armesto, sino que es un proyecto común de todos los que lo creemos en los valores y principios que CNPC representa. Más claro, ni el agua”.
PREGUNTA: ¿A qué exactamente se refiere usted al hablar de lo que le pudiera pasar al CNPC bajo Romaní?
Dr. ARMESTO: “Analicemos los hechos. Durante este los últimos dos años, Romaní ha provocado la renuncia de no menos que dos tesoreros; ha ignorado su obligación de rendir cuentas claras de su manejo de fondos; ha violado el Reglamento y no ha tenido en cuenta numerosas peticiones de su propia Junta de Gobierno, razón por la cual le han renunciado varios miembros.
Vamos a ver. El Sr. Romaní prometió organizar unos llamados “Foros de la Libertad de José Martí” supuestamente con la intervención de destacadas figuras de la política y el periodismo mundial y no lo cumplió. Prometió organizar un “Congreso Continental de Periodistas Democráticos” y no lo cumplió. Prometió conseguir una nueva sede para el CNPC y no la consiguió. Se comprometió con la “prohibición absoluta de reelección del decano” y ahora busca reelegirse.
Romaní prometió invitar a estudiantes hispanos graduados en las diferentes escuelas de periodismo a ingresar al CNPC “mediante contacto y relación directa con los directores de dichas escuelas” y nunca lo hizo. Prometió “despersonalizar la gestión de gobierno para garantizar la actuación ejecutiva en equipo, mediante las comisiones que sean necesarias designar” y no lo cumplió.
La lista de promesas incumplidas, de arbitrariedades y de violaciones del Reglamento es larga. ¡Y para colmo insiste en reelegirse! De salirse con las suyas y quedarse en el poder, hay muchos miembros del CNPC que no regresarán. ¿Ve cómo Romaní ha confirmado todas las dudas de los miembros de nuestro grupo? ¿Ahora entiende porque fue prudente y necesario inscribir la corporación del CNPC en Tallahassee?”
PREGUNTA: El Sr. Romaní ha dicho que usted no ha pagado su cuota anual. ¿Es verdad?
Dr. ARMESTO: “Si, es verdad. Pero lo que nuestro amigo Romaní no ha dicho es que a mí nunca se me envió el cobro de la cuota anual, como tampoco se le ha enviado a muchos otros miembros del Colegio que se han quejado por lo mismo. Esto es algo que puede afectar los resultados de una elección ya que los que no han recibido el cobro, y por ende no han pagado su cuota anual, serán convenientemente excluidos de poder votar.
Tampoco ha dicho mi amigo Romaní por qué durante los últimos dos años no ha publicado ni un solo número del boletín Papel Periódico; ni se les comunica a los miembros de las reuniones mensuales. Nuestro amigo Romaní da su versión de los hechos, pero olvida que en estas situaciones suelen haber dos o más versiones. Con muchísimo gusto yo pagaré la cuota anual cuando mi amigo Romaní cumpla con lo que prometió en su campaña del 2013; respete el Reglamento del CNPC y observe la ética de nuestra institución. Es así de sencillo”.
Y aquí terminamos nuestra entrevista al Dr. Eladio José Armesto. Nuestra redacción ha solicitado para futuras entregas la opinión del Sr. Romaní, pero hasta el momento no hemos recibido respuesta alguna.