lunes, 21 de diciembre de 2015

¿Cuánto vale la Patria?.El Descaro de las Milicias de Tropas Territoriales

¿Cuánto vale la Patria?

Archivado en
Juramento de graduados de un curso de las MTT, Santa Clara, 2012. (NARCISO.BLOGUEA) (La Mayoria de estos hijos de puta, ya esta en Miami disfrutando de la ley de Ajuste cubano)


El pago del "día de haber" por los trabajadores cubanos, renombrado "día de la Patria", ha provocado controversia. Instituido desde 1981 por Fidel Castro como la donación de un día de salario para la financiación de la defensa y las Milicias de Tropas Territoriales (MTT), la contribución "voluntaria" está siendo puesta en tela de juicio.
Los recientes cambios ocurridos en las relaciones con EEUU hacen que muchos trabajadores se cuestionen su uso. Si la amenaza imperialista ya no existe, ¿cuál es la justificación? ¿A qué se dedican entonces los fondos recaudados? La preocupación es lógica, teniendo en cuenta los míseros sueldos devengados en la Isla.
La Central de Trabajadores de Cuba (CTC) emitió en el mes de noviembre un documento disponiendo la voluntariedad en la cuantía de la donación. Pero, como se sabe bien, los actos voluntarios en Cuba resultan de disposiciones gubernamentales. Así, el generoso gesto fue  manipulado por las disposiciones dictatoriales del Comandante en Jefe, al cual no se le podía contradecir, ni mucho menos oponerse sin correr el riesgo de ser etiquetado de gusano, y perder el puesto de trabajo.
En el documento, titulado "Mi aporte a la Patria, un deber ciudadano", se apela a la historia, y se habla del sacrificio de Martí y de los tabaqueros de Tampa y Cayo Hueso, que no dudaron en hacer múltiples donaciones de sus salarios para la causa de la independencia. Esta demostración de patriotismo, el documento la vincula al nuevo pago, supuestamente libre de presiones.
Sin embargo, el amor y la fidelidad a la Patria de los trabajadores cubanos no parece ser muy alto, pues estos no solo han empezado a cuestionar los usos del dinero, sino que el monto pagado está siendo tan ínfimo que ha provocado que los directivos y los jefes sindicales traten de concientizar a los trabajadores en las reuniones y matutinos de los centros de trabajo.
En el matutino de un combinado deportivo en Santiago de Cuba, una directiva sermoneó a los profesores. "¿Cómo es posible que se haya donado tan poco?", preguntó. Para exigir acto seguido: "La Patria no puede valer uno o dos pesos. Un aporte digno estaría sobre los cinco pesos".
En la revista televisiva "Buenos días", un representante del sindicato nacional explicó que reconocía los reclamos de los trabajadores por saber "hacia dónde va el dinero recaudado". Y explicó que "los 55 millones de pesos van a una cuenta única bancaria, auditable, que se envía al presupuesto del Estado".
Los fondos, según el funcionario,  se destinan a los gastos en que incurren las fuerzas armadas en la defensa;  en su mayor parte, para la defensa civil, el pago a los reservistas y la financiación del bono que se entrega como comprobante a los donantes. Se refirió también a la necesidad de "dignificar" y "solemnizar" la entrega del bono, en reconocimiento a la generosa donación de la población. Pero nada dijo de la necesaria dignificación de los salarios.
La realidad es que la voluntariedad sigue siendo manipulada. Los trabajadores deben comprometerse en las reuniones sindicales a pagar la donación, con monto incluido, y con los compromisos se calcula la suma a conseguir por el "día de la Patria".  Se trata, en resumen, de un impuesto con disfraz de donación.