lunes, 21 de septiembre de 2015

Por fin que??:Maricon, agente del G-2,Cristiano,Opositor??.Decide mi`jo




Hace algunos días fue publicado en el Canal de Youtube de la UNPACU un video donde se aseguraba que yo seguía siendo Agente de la Seguridad del Estado, por supuesto que sin mostrar una sola prueba de sus afirmaciones.
Luego leí en el Nuevo Acción de Aldo Rosado que existía una "extraña" relación entre Ferrer y Vera porque un día éramos enemigos y otro día nos aliábamos para inventar las más "fabulosas" mentiras.
Todo esto viene dado porque hace unos días me llegaron varios comentarios que apuntaban a que la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) había perdido a casi todos sus miembros, que en dos años eran ya 7000 los que habían renunciado de una u otra forma.  Como era noticia me dispuse, como es normal en el ambiente periodístico, a indagar, a profundizar en el tema y consulté varias fuentes. Al final pude concluir que ciertamente la que fuera la organización opositora más numerosa en Cuba hoy no llega a ni a los mil activistas en todo el país, y eso siendo conservadores pues hay quienes apuntan a que no llegan a los 500.
En aras de ser objetivo e imparcial llamé a José Daniel Ferrer García vía telefónica en horas de la noche y sostuvimos una conversación que duró aproximadamente unos 62 minutos. Aunque al principio el líder de la UNPACUse mostró muy incómodo con mi trabajo, que según él, sigue respondiendo a la Seguridad del Estado, al final respondió a casi todas mis preguntas, incluso se adentró en las cuestiones más polémicas.
José Daniel Ferrer incluso llegó a pedirme que organizara un debate en mi residencia donde el participaría junto al Ex Fiscal Sixto Manuel Cobas y el Pintor Yoandris Bolaños, pues quería "enfrentarlos directamente mediante el diálogo" y asi exponer sus razones y demostrar la falsedad de las acusaciones que pesan en su contra.
Ferrer me prometió que publicaría íntegramente nuestra conversación algo que no hizo y sólo ha sacado unos minutos editados y macheteados. Yo le he escrito vía email en repetidas ocasiones exigiéndole que haga pública nuestra conversación pues sería muy interesante que la opinión pública nacional e internacional conocza de algunas cosas que hasta el momento han estado en las sombras. Y realmente no entiendo por qué Ferrer se empeña en guardar para sí esa interesante y "provechosa" conversación.
Ciertamente la conversación fue provechosa porque, entre otras cosas, me permitió conocer de primera mano algunos detalles del incidente con Yoandris Bolaños que el pintor decidió omitir en su la entrevista que fuera publicada el 1ro de junio.
He recibido cientos de emails y comentarios o mensajes en Facebook que me hablan de un video donde mi colega Ferrer dice que yo sigo siendo agente del G2 por cobarde. A mis seguidores en Twitter y a todo aquel que lea mi blog le respondo: esos comentarios no me hacen ningún daño. Como tampoco es un delito llamar a quien yo entienda para buscar información sobre un tema en el que estoy trabajando como periodista.
El miércoles 29 de julio hablé vía telefónica con miembros de la UNPACU en Santiago de Cuba, esta vez con los Coordinadores Yriade Hernández y Ovidio Martín Castellanos. Ambos fueron muy respetuosos y contestaron a todas mis preguntas en lo referente a los "viajes que hacen los opositores cubanos al exterior", una investigación muy profunda que me ha obligado a hacer múltiples llamadas y entrevistas  a activistas y líderes de diferentes organizaciones de todo el país.
Nosotros los cubanos hemos padecido una dictadura que nos ha marcado a todos, incluyendo  a los que luchamos por la verdadera democracia. Y lo publicado por Nuevo Acción así como la primera reacción de Ferrer al escuchar mi voz lo demuestran.
El periodista tiene la obligación de entrevistar a todo aquel que pueda dar un testimonio de valor para su trabajo, no importa de qué persona se trate. Si queremos ser objetivos e imparciales hay que tocar todas las puertas. Por supuesto que cada quien tiene derecho a responder o declinar nuestra invitación, eso también forma parte de la libertad de expresión. Lo que sí no podemos es estar anclados en el pasado, sacando o tratando de revivir temas que en nada benefician a la construcción del camino que nos llevará a esa Nueva Cuba donde todas las ideas, todas las tendencias políticas tengan su espacio.
En cuanto al escabroso tema de la Seguridad del Estado y de mi pertenencia o no a ese servicio de inteligencia en el pasado, nada tenqo que añadir y espero que Ferrer tampoco, pues existe un Acuerdo de Confidencialidad firmado por ambos que no expiró con mi renuncia como Asesor Legal el pasado 15 de marzo.  Ya mucho sufrí en el pasado por esta situación y hasta la vida de mi madre corrió grave peligro eso sin contar los "accidentes" de tránsito de los que gracias a Dios he salido ileso.
Sobre el Acuerdo de Confidencialidad debo admitir que existieron múltiples negociaciones secretas con José Daniel Ferrer, pero sobre esos particulares no diré una sola palabra.
Confieso que me he visto tentado a romper con dicho acuerdo no sólo porque he recibido no pocas "ofertas" para que haga nuevas "revelaciones" o aclare ciertos aspectos que quedaron oscuros sino por la propia conducta irrespetuosa de José Daniel Ferrer.  Pero reitero que a pesar de todo mantengo mi posición.
No guardo rencor hacia ninguna persona. Soy cristiano y todos los días estoy orando por el fortalecimiento de todas las organizaciones que integran la Sociedad Civil Cubana. El trabajo de un periodista es duro  y no todo el mundo ve con buenos ojos la crítica cuando les toca de cerca.
Pero tanto la crítica como la verdad son necesarias. Y yo me aferro a ellas.