jueves, 11 de septiembre de 2014

UNIFORME ESCOLAR CUBANO SE COMPRA EN LA REPUBLICA SOVIETICA DE MIAMI






NEGOCIOS

Uniformes para escuelas de Cuba ahora se pueden comprar en Miami

“La gente compra los uniformes para mandarlos a Cuba, allá los niños pueden tener sólo un uniforme al año", dijo Alan Blanco, gerente general de El Dollarazo

obrito@diariolasamericas.com
@OrianTw

Obtener el uniforme escolar con el que un niño o adolescente cubano asiste a la escuela, constituye una proeza como todo lo que depende del mercado en moneda nacional dentro de la isla. Sin embargo, tal y como sucede con otros artículos de uso personal, tener un pariente en Miami, puede hacer la diferencia entre mandar los hijos a la escuela con un uniforme descolorido, o que puedan estrenar uno recién comprado.

La tienda El Dollarazo, de Hialeah, famosa por sus ventas con grandes descuentos, también lo es para un amplio sector de la comunidad residente en el sur de la Florida porque allí pueden adquirir los uniformes para los niños de sus familiares en Cuba.

El establecimiento Ñooo, qué barato también tiene a la venta prendas escolares.

Unos 1.200 piezas de vestir para uso escolar se venden cada año en este comercio, ubicado en la 1601 del oeste y la 8 avenida en Hialeah. El precio de un pantalón por ejemplo, es de 5 dólares, mientras una saya de niña puede costar 10 dólares y las blusas y camisas pueden llegar a costar de 2 a 4 dólares, según la calidad del tejido.

Según Alan Blanco, gerente general de la tienda, los propios clientes comenzaron a solicitar este tipo de pieza de vestir y cuando vieron que creció la demanda, decidieron importar la mercancía en grandes cantidades desde China.

“El uniforme que usan los niños cubanos no se parece en nada al que se usa en Estados Unidos", precisó Blanco. "La gente lo pedía y debido a tantas solicitudes que recibimos decidimos importarlos desde hace unos años ya”.

Según Blanco, durante el verano se registra el mayor número de clientes, “la gente compra los uniformes para mandarlos a Cuba, allá los niños pueden tener sólo un uniforme al año, por eso nos convertimos en una opción para las familias. Desde que ofrecemos el producto nos sentimos muy satisfechos de poder brindarles ese servicio a una comunidad hispana tan importante como la que reside en Hialeah”, agregó.

De recorrido en la tienda DIARIO LAS AMÉRICAS pudo dialogar con clientes que revisaban los uniformes. Precisamente, por la posibilidad de adquirirlos a tan bajo costo, lo utilizan como una alternativa para ayudar a sus familiares en la isla.

Sobrevivir racionado

Un estudiante cubano, a partir de la asignación que fija una cartilla de racionamiento, tiene la posibilidad de adquirir sólo un uniforme al año, y si está en el grado terminal de un nivel de enseñanza como 9no o 12mo grados, se ve obligado a escoger entre comprar saya o pantalón nuevo, o decidir si le hace más falta una blusa o camisa.

Además del cupón disponible en la libreta de productos industriales, para comprar el uniforme la escuela debe emitir un documento de autorización. Ante tantas restricciones, el mercado subterráneo que comercia piezas de uniforme en Cuba, valora en unos 100 pesos cubanos (alrededor de 4 dólares) un uniforme completo.

El salario promedio mensual de un trabajador cubano oscila en los 350 pesos cubanos.