domingo, 1 de junio de 2014

Partido Ortodoxo de Cuba y sus Fundadores reales

“Compañeros de la Ortodoxia ¡adelante!¡Por la independencia económica, la libertad política y la justicia social! ¡A barrer a los ladrones del gobierno!¡Pueblo de Cuba, levántate y anda! Pueblo de Cuba, despierta! Este es mi último aldabonazo!”

Ùltimo discurso de Eduardo Chibás  la noche del 5 de agosto de 1951





Vivía en el López Serrano, edificio ubicado en 13 y L, en el capitalino barrio del Vedado. Le gustaba el lugar, desde donde podía ver "el Morro, el Malecón, el mar incomparable de Cuba". Pero aquel 5 de agosto, Eduardo Chibás, en el clímax de su polémica con el ministro de Educación Aureliano Sánchez Arango, a quien había acusado de corrupción, tenía demasiadas preocupaciones. Como no había podido presentar pruebas documentales de su denuncia, temía perder la confianza del pueblo.
Sobre el mueble de su despacho, con indiferencia glacial, tomó en su mano la pistola Colt Especial 38. "¿Crees que un tiro llegue al mar?" Su interlocutor lo miró con asombro: "No, no llega". Chibás sonrió: "Sí, y al caer el plomo, puede herir a cualquier transeúnte". Minutos después, en su asidua alocución radial de cada domingo decía que "Cuba tiene reservado un grandioso destino, pero debe realizarlo... La feliz conjunción de factores naturales tan propicios a un gran destino, unidos a la alta calidad de nuestro pueblo, solo espera la gestión honrada de un equipo gobernante que esté a la a la altura de su destino histórico". Al finalizar su intervención, se disparó un tiro en el costado derecho.
El 16 de agosto de 1951, tras sucesivas complicaciones en 11 días de agonía, falleció.


Frente a la corrupción del Gobierno
En las encuestas realizadas en 1951 sobre el futuro presidente del país (las elecciones se efectuaban al año siguiente), el líder ortodoxo marchaba a la cabeza por amplio margen. Arreciaron los ataques del gobierno de Prío contra él y en contraofensiva, las denuncias de Chibás a la corrupción gubernamental. Tal vez víctima de una provocación o de la errónea información de uno de sus colaboradores, el jefe del PPC-O acusó al ministro de Educación, Aureliano Sánchez Arango, de malversación y de fomentar, con ella, emporios madereros y repartos residenciales en Centroamérica. Y se comprometió a presentar las pruebas públicamente.
Promovió con esto que, en opinión del dirigente ortodoxo Roberto García Ibáñez, saltara al ruedo Aureliano, "carta escondida que tenía Prío para neutralizar a Chibás".
Agudo polemista, poseedor de una vasta cultura y una mentalidad brillante, aunque muy egocéntrico y áspero en el trato, lo que le restaba carisma, Aureliano Sánchez Arango había sido la figura cimera del Directorio estudiantil de 1927 y, al igual que Chibás, fue expulsado de la Universidad por su oposición a la prórroga de poderes de Machado.
Si bien tuvo fuertes discrepancias con Chibás en la época estudiantil, entre 1934 y 1947 abundaron en coincidencias y ambos mantuvieron una actitud agresiva e hipercrítica contra el movimiento comunista cubano. Incluso, en 1948, para el líder ortodoxo resultó una sorpresa los primeros ataques de su antiguo compañero del Directorio del 27. Cuando el entonces director de BOHEMIA quiso reconciliarlos, Sánchez Arango dijo simplemente: "Él es un farsante y como tal yo lo voy a poner en descubierto".





Junto con sus más estrechos colaboradores, Luis Orlando Rodríguez, a la izquierda de la foto, y su secretaria Conchita Fernández, detrás de ellos



Partido Ortodoxo de Cuba  y sus Fundadores


Acción política[editar]

El Partido Ortodoxo era tradicionalmente opositor del Partido Auténtico, dirigido por entonces por Carlos Prío Socarrás, ya que Chibás, se había separado precisamente del Partido Auténtico debido a la corrupción que denunciaba en sus dirigentes.
Tenía como lemas «Vergüenza contra dinero» y «Prometemos no robar» y como símbolo una escoba que barría todos los males de un estado corrupto. Sostenía una ideología fundada en el antiimperialismo y la lucha contra la corrupción política.
Hugo Mir Laurencio fue fundador del Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxos) y primer presidente de la Juventud Ortodoxa en 1947.
En 1951, cuando Chibás se suicidó, era un consenso generalizado que se trataba del político con más posibilidades de ganar las elecciones presidenciales que debían realizarse en abril de 1952. Muerto Chibás, todo parecía indicar que el candidato ortodoxo Roberto Agramonte sería el triunfador, pero elecciones fueron interrumpidas un mes antes debido al golpe de estado que derrocó a Prío Socarrás, del Partido Auténtico, e impuso como dictador a Fulgencio Batista, el 10 de marzo de 1952.
El 2 de junio de 1953 el ex presidente de Cuba, Carlos Prío Socarrás(uno de los mas corruptos y ladrones presidentes de Cuba), presidente del Partido Auténtico, y Emilio Ochoa, presidente del Partido Ortodoxo, junto a líderes de otras tendencias, firmaron la Carta de Montreal o Pacto de Montrealestableciendo un programa político mínimo frente a Batista: restablecimiento de la Constitución de 1940, convocatoria a elecciones libres sin Batista y formación de un gobierno provisional que ordenara el llamado a elecciones.

Fidel Castro aprovechando el golpe de estado de Batista y las confusiones  luego de la muerte de Chibás logra colarse dento de este partido y lograr un liderazgo con miembros ortodoxos a quienes convnce para fundador su organizacion terrorista..

Nota mia muy particular:
Es muy bueno conocer la historia de Cuba y como oportunistas al estilo de Fidel Castro y el comunista de su hermano lograron penetrar estas organizaciones politicas para manipularlas a su antojo.

Jorge Luis Llanes Naranjo