sábado, 22 de marzo de 2014






La OEA pone fin a su sesión sin oír las denuncias de María Corina Machado

 

A la diputada, que estaba acreditada en la delegación panameña, se le arrebató la palabra y se puso fin a la reunión, según la embajadora de EEUU.
La diputada opositora venezolana María Corina Machado no logró hacer oír sus denuncias sobre la situación en Venezuela ante la OEA, debido a una serie de recursos de procedimiento que le impidieron hablar desde el asiento de Panamá, que la acreditó como representante alterna, informó EFE.
Tras más de ocho horas de debate en el Consejo Permanente en la Organización de Estados Americanos (OEA), Machado logró apenas "despedirse y agradecer el espacio" que le proporcionó Panamá, antes de que se le arrebatara la palabra y se pusiera fin a la sesión, según dijo la embajadora de EEUU, Carmen Lomellín.
"No habló sobre la situación en Venezuela", confirmó Lomellín.
Doble veto
El Consejo Permanente de la OEA había decidido, con los votos de Venezuela y los países del ALBA, realizar a puerta cerrada la reunión en la que tenía previsto intervenir la diputada opositora venezolana.
La decisión se tomó con 22 votos a favor, 11 en contra y una abstención, informó AFP.
"El objetivo de esta reunión no es transformarse en un circo para una platea externa como algunos representantes han demostrado que tienen la intención de hacer", dijo el embajador de Brasil, al explicar el voto de su país favorable a una reunión privada.
Además de Brasil, votaron por impedir el acceso de los medios y del público a la reunión Nicaragua, Uruguay, El Salvador, Argentina, Venezuela, Bolivia y los países caribeños. Barbados se abstuvo.
Ese punto fue rechazado por Panamá, que había propuesto la intervención de Machado, además de Estados Unidos, Canadá, Chile, Colombia, México, Paraguay, Perú, Costa Rica, Guatemala y Honduras.
"No veo por qué aquí tiene que haber secretismo", cuestionó el embajador panameño, Arturo Vallarino.
Machado, que está acreditada en la delegación panameña, denunció que la decisión "demuestra cuál es la vocación totalitaria del régimen de Venezuela".
La situación venezolana ocupaba el primer punto del orden del día de la reunión, pero las delegaciones aún podrían votar para eliminarlo. En ese caso, Panamá ofreció ceder su silla a Machado.
Carta democrática
La diputada opositora pidió además "la aplicación de la carta (democrática interamericana) y que se convoque una reunión del consejo permanente y de cancilleres para conocer la crisis democrática en Venezuela".
Machado también pidió que la OEA envíe una misión observadora al país sudamericano y que exija en una resolución la libertad de los presos políticos y el cese inmediato a la represión, reporta AP.
"La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos ha hecho su trabajo. Es hora de que los órganos políticos de la OEA hagan su trabajo. No pedimos un favor, exigimos que cumplan su deber", dijo la opositora a periodistas después de que el Consejo Permanente de la OEA le negara el derecho de palabra en el periodo formal del debate durante la sesión extraordinaria que inició este viernes.
"Estoy segura que la voz del pueblo de Venezuela se escuchará en el Consejo Permanente, y llegará el día de una votación mayoritariamente a favor. Ese día no está muy lejos", indicó Machado cuando se le consultó sobre la factibilidad de que la OEA acoja sus propuestas cuando ni siquiera le concedió el derecho de palabra.