martes, 25 de febrero de 2014

CONTINUA LA TRAICION DE LOS RICOS DEL EXILIO AL PUEBLO DE CUBA!!!!!!.SALADRIGAS SE DESTAPA

25 Feb 2014 - 7:14 pm
Exilio

Saladrigas: 'Hay que estar desquiciado para invertir en Cuba, pero eso puede cambiar pronto'

El empresario dice que las declaraciones de Alfy Fanjul han permitido que mucha gente 'salga del armario' en el caso de Cuba.
El empresario cubanoamericano Carlos Saladrigas dijo este lunes en una entrevista con el diario español El Mundo que "hay que estar desquiciado para invertir en Cuba, porque no ofrece garantías, infraestructura o claridad en reglas del juego".
Sin embargo, el copresidente de Cuba Study Group insiste en que la situación puede cambiar "pronto".
"Sería una lástima que después de tantos años de sacrificio no hubiera capital cubano, capital criollo. Muchos empresarios en la diáspora estamos reevaluándolo. Si Cuba cambia, si se abre a los mercados, nosotros no vamos a cruzarnos de brazos", dijo Saladrigas.
El reportaje del diario madrileño abordó las recientes declaraciones del empresario exiliado Alfy Fanjul, consideradas por algunos como "una liberación".
"El hecho de que lo haya dicho públicamente ha permitido que mucha gente 'salga del armario' en el caso de Cuba. Ha dado una nueva legitimidad al poder disentir. Hasta ahora había mucha intimidación. Había que decirlo bajito", explicó Carlos Saladrigas.
"La estrategia de la olla a presión no ha funcionado en ninguna parte del mundo", afirma.
Saladrigas dice que él mismo ha cambiado. "Yo vivía aferrado, como muchos otros, a la confrontación con el régimen. Nos obsesionábamos con él y no nos dábamos cuenta de que estábamos dañando a nuestro pueblo. Pero este régimen ya está moribundo", asegura. "Decir que no ha habido cambios es tapar el sol con un dedo".
"La comunidad cubanoamericana está muy dividida... Y es emblemática la fractura entre los hermanos Fanjul. Pepe sigue manteniendo una línea muy dura", dijo a El Mundo Phillip Brenner, profesor de American University. "Pero cada vez crece más la percepción de que el embargo no tiene sentido".
Las opciones de negocio podrían cambiar la política de EEUU, según el diario.
"Si hubiera un movimiento serio de empresarios estadounidenses, el Gobierno haría algo", explica Brenner, que subraya que el presidente puede "interpretar" la ley y aprobar excepciones, aunque para levantar el embargo necesite el visto bueno del Congreso.