viernes, 6 de diciembre de 2013

BREVE HISTORIA SOBRE LA ESCUELA CUBANA DE KARATE Y SUS FUNDADORES

Historia

En Cuba, en la sociedad China de cultura física Hai Yut Wui del Barrio Chino de la Habana el cubano Agustín Rizo había comenzado la práctica de Kung fu, más tarde se incorporó el maestro Raúl Rizo y sucesivamente José Rodríguez, Pablo Silvente, Fulgencio Vega(Vargas), Misael Varona, Orlando Reyes (El Indio), Peñalver. Todos ellos entrenaban con el maestro Rufino Alay quien había aprendido con el maestro Chino Wong Kei. Gran influencia ejerció el Comandante Piñeiro en el futuro de este grupo. A este grupo se considera como los pioneros del Karate-do cubano. Antes de 1959 se impartieron clases de karate por varios maestros entre los que se destacan Takahama y el 4.o Dan de Wado Ryu que apodaban "el Indonesio", el cual abandonó el país sobre 1962.
A Cuba, el Karate-do llegó, gracias a los intercambios comerciales y colaboración con Japónen la esfera de las Telecomunicaciones en la Flota Pesquera.
En 1967 el grupo que practicaba con el maestro Rufino inició la práctica del Okinawa Te con el primer dan Masahaki Kahagura miembro del Partido Comunista de Japón y especialista en telecomunicaciones quien se encontraba de servicios en la flota de pesca en Cuba. Es por ello que se considera el 10 de octubre de 1967 como la fecha en que oficialmente se introduce el Karate–do en Cuba.
Maestro Hoshu Ikeda
Maestro Hoshu Ikeda
Luego de su regreso a Japón, Kahagura, a fin de que los practicantes cubanos continuaran su preparación técnica, realizó coordinaciones a través de la Asociación de Amistad Cuba–Japón, y se logra establecer contacto con la escuela de Karate-do del maestro de Jyoshinmon Shorin ryu Hoshu Ikedaséptimo dan en ese momento. Luego que el sensei Kohagura termina su misión en Cuba es reemplazado por Seiko Kovayashi, un maestro de excelente técnica el cual trabajó preparando a los cubanos.
En 1969, el maestro Ikeda, 5.o Dan, visitó Cuba durante mes y medio con el objetivo de impartir un curso especial que tuvo como base un entrenamiento riguroso. Los cubanos antes mencionados obtenían el grado de cinta negra dejando las bases sentadas para que se fundara la Escuela Nacional de Karate-Do de Cuba (ENKC), miembro de la Sociedad Deportiva Dinamo "Capitán San Luis".
En 1971, Hoshu Ikeda regresa a Cuba acompañado de su ayudante Akiro Ito, es en esta ocasión que confiere los grados de segundo dan a varios karatecas cubanos que se destacaron por el dominio de las técnicas. El 19 de noviembre realizó junto a Ito una demostración en la Ciudad Deportiva
En 1972, es seleccionado el segundo dan Raúl Rizo, quien era el principal instructor de la Escuela Nacional de Karate-Do de Cuba desde su fundación, para adquirir mayores conocimientos en la escuela de Ikeda radicada en Tokio, Japón. En un año el sensei Rizo alcanzó el grado de cuarto dan del estilo Jyoshinmon, asistía a clases después de cumplir su jornada laboral en la embajada cubana en Tokio. En el período vacacional de 1975, regresó a Cuba efectuando exámenes y confiriendo el grado de primer dan a un grupo de karatecas cubanos. Miembros del segundo grupo son; Yoyi Jiménes, Octavio (El Rubio), Manuel Suárez (El Cíclope), Claudio Menéndez (Honduras), Nelson Filomeno Ibarra Martínez, Ramiro Juan Chirino Suárez, el comandante José Ramón Balaguer Cabrera, Guillermo Villalba, orge Balmaseda, Rolando Leiva, Inocencio Kindelán, José Ramón Borges, Félix Puga. Estos dos grupos de karatecas cubanos pueden considerarse la primera generación de karatecas cubanos.
Tiempo después se incorpora otro destacado grupo de karatecas entre los que estaban; Félix de la Cruz Poller, José Pluma Lugo, Arnulfo Tamayo, Vergelino Pelegrín, Dimas Juantorena Danger, Lázaro Sardiñas, Perón, Humberto Meirelis, Fumero, Jorrín. Este segundo grupo es considerado parte de la 2.a generación de karatecas cubanos.
Maestro Raúl Rizo
Maestro Raúl Rizo
El maestro Raúl para 1976 regresó definitivamente a Cuba convertido en el único latinoamericano con el grado de quinto dan y la categoría docente de maestro.
En febrero de 1978, Rizo presidió las evaluaciones técnicas de los karatecas cubanos en las cuales, por primera vez en la historia, un maestro cubano otorga los grados de segundo y tercer dan respectivamente, así como las categorías docentes instructor y entrenador.
En octubre de ese mismo año es celebrado el 1.er Campeonato Nacional en la ciudad de Santiago de Cuba, con la participación de más de ciento cincuenta karatecas en representación de ocho provincias de todo el país.
A finales de 1978, un equipo de karatecas cubanos tomó parte en un torneo convocado por la Asociación Nacional de Karate-Do Shotokan efectuado en la ciudad de México. En este encuentro, los cubanos conquistaron todas las medallas de oro individual y por equipo en las modalidades de Kata yKumite; esa fecha es la primera vez que Cuba compite a nivel internacional y en dicho equipo estaban los destacados karatecas Rolando Leiva y Fulgencio Vega entre otros, así como José Rodríguez, como árbitro.
En 1979, se efectuó en Matanzas el II Campeonato Nacional, organizado por la Sociedad Deportiva Dinamo "Capitán San Luis". Mas de 200 hombres y mujeres de trece provincias y el municipio especial Isla de la Juventud compitieron en las modalidades del deporte Kata y Kumite en dos categorías, en esas competencias brillaron figuras de gran prestigio como Dimas Juantorena, José Pluma, Félix de la Cruz, Inocencio Kindelán, Orestes Hernández, Guillermo Villalba entre otros.
Del 15 al 16 de diciembre de 1979 un equipo de cubanos participó en la copa de las Américas y donde participaron importantes figuras tales como, Félix de la Cruz, José Pluma, Guillermo Villalba, Lázaro Sardiñas, Orestes Hernández, Eduardo Valdés, Inocencio Kindelán, Dimas Juantorena, Alexis Cedeño. En ese mismo año, cuatro cubanos lograron los grados de quinto, cuarto y tercer dan del estilo Jyoshinmon en la escuela del profesor Hoshu Ikeda en Japón, ellos fueron; el maestro José Rodríguez 5.o Dan, Claudio Menéndez 5.o Dan, Pablo Silvente Lafita 4.o Dan y Lázaro Sardiñas 3.er Dan.
Tres años después, en 1982, se efectúan dos eventos deportivos de Karate-do, el 1.er Torneo Especial "Copa 6 de Junio", celebrada en el CVD "Eduardo García" de la ciudad de Santa Clara y el III Campeonato Nacional en la ciudad de Santiago de Cuba, en el que estuvieron presentes más de 200 Artistas Marciales de 13 provincias y el municipio especial.
En 1983, se llevó a cabo el II Torneo Especial "Copa 6 de Junio", en él, solo dieron parte los combatientes del Ministerio del Interior (MININT), durante este evento se realizó por primera vez una competencia infantil con niños de diversos lugares del país.
En 1984 el torneo Internacional XXX Aniversario del Moncada en Santiago de Cuba, con la presencia de la ex–Unión SoviéticaBulgaria yNicaragua, y el IV Campeonato Nacional en Ciudad de la Habana. Es precisamente el año 1984 de gran importancia ya que por primera vez un equipo cubano participaba en una Copa Mundial de Karate, esta se desarrolló en BudapestHungría y Cuba obtuvo dos medallas de bronce a través de la división de 70 Kg en kumite por intermedio del atleta Lázaro Alfonso Pluma y bronce en trío de kata femenino integrado por Isabel Rodríguez, Carmen Aizpurua y Caridad Carro. Completaban la nómina de ese legendario primer equipo Inocencio Kindelán, Víctor Armentero, Gregorio Eduardo Valdés, Marlotica, Nelson Oquendo, Antonio Heredia, Salvador Pérez Quevedo, Jesús Delfino Villa, Guillermo Villalba. Como entrenadores el Maestro Ramiro Chirino y Manuel Suárez Leiva.

Nota mia muy particular:









El tiempo y los recuerdos se van opacando con los años, fui uno de los fundadores de la escuela de Karate-do en Manzanillo en el año 80/81 .Eramos un grupo de jovencitos entusiastas que bajo el apadrinamiento del maestro Daniel Palacios (cuando aquello 1er Dan) y el maestro Alexis Cedeño(2do Dan) que nos visitacon regularidad comenzamos la practica del estilo Jyoshinmon. Nuestro primer "DOJO" fue la azotea de un almacen, alli con sol,lluvia entrenabamos de 6.00 hasta las 8.00 pm. Fue a finales del año 83 onde tras muchas gestiones logramos resolver un local con techo frente al parque Bartolome Maso y al fin logramos tener un tatami.Ese mismo año se efectuo la primera evaluacion y visita de los grandes maestros Raul Rizo,Ramiro Chirino,Inocencio Kindelan quienes son felicitaron por el desarrollo de nuestra escuela y de ellos recibi el 4to Kyu(cinta verde). El nuevo director designado por Raul Rizo a finales del año 84 desgraciadamente destruyo todos nuestros esfuerzos su acercamiento y aduloneria a miembros del Minint en Manzanillo los cuales comenzaron a entrenar en nuestra escuela fueron cambiando el curso y el sentido que nosotros los fundadores buscabamos. Muchos de nosotros se separaron paulatinamente de la escuela al no tener dudas que se esperaba de nosotros nos convirtieramos en auxiliares en civil de la policia en lugar de deportistas. Asi surgieron diferentes grupos "clandestinos" incluso si la memoria no me falla aparecio otro arte marcial creado por un cubano con el nombre "Okito" que era la moda y hacia furor entre la juventud, ademas de diferentes estilos de Kung-fu influenciados por las peliculas de Bruce Lee muy populares en esos tiempos. Todos estos grupos fueron perseguidos tenazmente , los practicantes eran multados, arrestados,considerados "delincuentes" Era tanto el miedo de la tirania que estas artes marciales salieran de su control que incluso prohibieron con amenazas de carcel las practicas de Tai-Chi al anciano Li de casi 90 años de edad y uno de los rarisimos chinos existentes del desaparecido "China-Town" de Manzanillo. A principios del 84 me fui a la Habana y en el ITM recibi la cinta negra por parte del maestro Cedeño y fueron mis ultimos contactos con la escuela cubana de artes marciales. Dos años mas tarde partia a Europa y alli recibi otras inflencias entre ellas el Sambo arte marcial ruso muy practicado por las fuerzas de ocupacion en la ex-RDA.

 Jorge Luis Llanes Naranjo