domingo, 10 de noviembre de 2013

BERTHA, COCO, EL CALIFA Y UN NUEVO FRENTE ANTIEXILIO: LA OBAMA-DISIDENCIA






Por Andrés Pascual
Una vez escribí un artículo en que enjuiciaba a los “disidentes y opositores”, porque nadie sabía qué pensaban de Obama, que no significaba negro o blanco ni bonito o feo, sino cómo veían la “labor” del antiamericano perfecto ante el problema Castro, que ya ni me refiero al caso como tragedia ni como cubano, porque es un verdadero relajo de “a peso el mazo” en medio de esta bacanal bochornosa de falta de vergüenza y de principios que viven.
Bien, el encuentro de Bertha y Coco con el traidor en la casa de Jorge Mas Santos hoy, no deja margen a dudas…
¿Cómo y por qué llegaron allí? Aunque le guste a algunos o no, que poco me importa, esta creación de un novísimo frente castro-disidencia, aparentemente, obedece al perfil racial con un intermediario, Montenegro, que ha estado en planes hasta para dirigir a Cary Roque, que se “voló” conmigo cuando escribí y leyó que esa “obra” (Martí Radio y TV) era un cubil de castro-comunistas, pero no  lo hizo ni con Valladares ni con Angulo antier… que dijeron cosas peores.
Parece que esta luchadora sale con dos jabas y divide el terreno en débiles para atacarlos y duros contra los que no va; en mi caso, cualquiera que piense así “se coge el culo con la puerta”, no solo porque soy Mr Clean y hay que respetarme como luchador que no concede y ha perdido dinero de contratos por mantener los principios, sino porque lo conozco todo y lo que no lo averiguo y no tengo ningún temor en decir cosas que lo mismo suceden aquí, que ocurrieron en la embajada de Venezuela en La Habana hace más de 30 años.
“Que no hable con la dictadura sin estar nosotros presente…” ¿Acaso van a solicitar un ministerio o una dirección en el PODER POPULAR con el califa como garante o fiador? porque, sugerir eso, incluso que no suspendan el embargo y tener a ese mamotreto a “tiro de galleta” y no pedirle que prohiba los viajes, las remesas y los intercambios no es de caradura, sino de otra palabra que pudiera ofender madres injustamente.
Bertha llegó envuelta en un vestido blanco, puro, bueno lo mismo para el símbolo Damas que para la regla de Ocha y le dijo a la gente que “el problema de Cuba es de los cubanos…” verdad que tienen cogida la cara “pa’ sentarse”.
Los disidentes, que ninguno emplaza a Obama como uno de los soportes del castrismo, incluso ni Antúnez, que no piden que eliminen el contribuyente máximo a la frágil recuperación de esa tiranía: los viajes, las remesas… son obamistas, así, OBAMISTAS, por lo tanto, castristas aunque lo encubran, una vez que aparenta que le llegaron voces de “aplaquen, que tienen cajitas esperando por ustedes...” y eso lo saben en la FNCA mejor que en ningún lado.
Los viajes de esta gente no están resolviendo nada útil para la lucha, sino atando cabos, acercándose al “bisnero cosigner” para comprometerse con el apoyo a lo que no se debe, a fin de, quizás, ocupar una “responsabilidad” cuando la tiranía, como parte de esos cambios invisibles, separe un par de puestos municipales en el Poder Popular para estos camaleones.
¿Cómo estos dos elementos “patrioteros”, “que se la están jugando allá dentro”, no abandonaron la reunión indignados y se fueron con la “frente en alto”, denunciando a Obama y a la FNCA, de acuerdo al papel que juega contra el exilio y a favor del castrismo?, porque más claro no pudo hablar el tipejo de la ex Casa Blanca: “VEO CAMBIOS EN CUBA”, suficiente para mandarlo al carajo ahí mismo, al presidente y a su corte de serviles víboras. Pero, para hacer eso, tiene que importar la patria más que el interés personal escondido, incluso que la propia vida y estos elementos ni ninguno de la disidencia pertenecen a esa estirpe.
Saben qué, yo también veo cambios: la presencia de esta gente aquí lo ratifica. Y por qué no abandonaron el mitincito lo sabe hasta un niño de un par de años.
Sin embargo, esa frase del califa puso en duda, dime tú, un tipo tan mentiroso, las quejas diarias y cansonas de estos elementos, sobre el calvario que viven de acuerdo al progromo represor y los peligros que los acechan.
Bertha, Fariñas… todos, con esa forma de lucha extraña, oponiéndose al cese de la ayuda a la tiranía para mantener beneficios económicos que incluyen un tour tan exagerado que les ha permitido conocer a un presidente americano, verdad que una plasta de mierda, pero presidente al fin y al cabo, se pusieron al lado de Mas Santos y de la lacra tycoon, que tanto daño le hace al ideal patriótico.
Hoy vi las tiendas de ropa “importada” que dicen que cerrarán en Oriente, ni en Haití debe haber más desolación y mugre, ah, la peste, ¡Qué peste habrá en esos huecos Dios mío!
Y no tienen nada que ver con los disidentes, pero no quieren entender qué hay debajo de esa tapita, ni más ni menos que la causa por contrarrevolución de siempre ante casos como estos para quitárselo todo, para dar escarmiento y para meterle 20 años a algunos “por donde salga el sol”, hasta que, en el 2023, les den otra licencia para reciclar la “ofensiva contra conductas y malformaciones contrarrevolucionarias”, a base de “enriquecimiento ilícito” y a través de la colaboración con lo que no podrán nombrar como la mafia de Miami, aunque a esa gente les importa poco definir términos y significados.
La acusación en breve va a imponer a la disidencia como “intermediaria” delictiva, se salvó la CÍA… por ahora.