jueves, 24 de octubre de 2013

LOBOS BAJO PIEL DE DISIDENTES.POR ANGELICA MORA

Cuba LOBOS BAJO PIEL DE DISIDENTES

Cuba representa para mi? Los años de mi primera infancia donde me formé y aprendí a crecer. Desde la toma castrista, Cuba representa tristeza, injusticia y lamento.Yo no es que esté indignado sino que vivo indignado, no solo por la total ausencia de libertades que existe en mi patria sino por la impunidad más absoluta de la tiranía cubana en cuanto a los métodos que usa para aplastar a todo aquel a quien se opone a su régimen dictatorial ========================================================

Por Angelica Mora, Nueva York
 
NUEVA YORK, Estados Unidos, octubre,www.cubanet.org -A los Hermanos Castro les encanta sembrar lobos con piel de disidentes.
 En el pasado fue Fidel Castro con su “Agente Octavio”, Néstor Baguer Sánchez Galarraga, quien por diez años fue presidente de la Agencia de Prensa Independiente de Cuba, APIC.
 También estuvo el “Agente Miguel”, Manuel David Orrio, otro de los periodistas infiltrados en el exilio. Eran incansables enviando sus despachos “contra” el régimen, dictados por Fidel Castro.
 Otra agente fue Odilia Collazo Valdés, “Agente Lily”. Collazo, quien llegó a dirigir el importante Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, engañó a muchos con su pretendido activismo y logró dividir la entidad que presuntamente dirigía.
 La “Agente Vilma”, Aleida Godínez Soler, no se presentó como periodista cuando se infiltró en la oposición. Lo hizo como economista. Era una agente que producía gran cantidad de material que publicaban incluso las agencias de noticias internacionales y el exilio en general.
 El “Agente Yanier”, Otuardo Hernández Rodríguez, asomó como periodista independiente en el 2001. Su profesión era ingeniero civil, sin embargo, para infiltrarse sin problemas en los medios de la Isla y el exterior, estudió nociones de periodismo. En una entrevista, luego del llamado “destape oficial”  hecho por Fidel Castro, declaró que no sabía nada de periodismo.
La creación de agentes no ha parado y  con Raúl Castro siguen proliferando hoy en día, tratando de desprestigiar a  la oposición cubana desde dentro. El caso más reciente fue el del abogado Ernesto Vera Rodríguez.
 Dos hermanos disidentes, José Daniel y Luis Enrique Ferrer uno en Cuba y otro en Miami, decidieron lanzar un anzuelo a ver quién picaba. Los hermanos acordaron lanzar “una bola falsa” por teléfono sabiendo que la Seguridad del Estado oye todas las conversaciones entre el exilio y la Isla, particularmente en el caso de ellos.
 El exiliado llamó por teléfono a su hermano para contarle que la Fundación Nacional Cubano Americana iba a suspender las ayudas a la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), la mayor organización opositora del país.
 Unos días después, el blog de Ernesto Vera publicaba la información y con esto caía redondo en la trampa.

 Ernesto Vera engañó en un principio a muchos, incluso a mí, con sus trabajos en defensa de los derechos humanos.
 Parecía sincero y  desde Santiago de Cuba pedía ayuda para movilizarse hacia La Habana para llevar sus casos y seguir su lucha judicial en la capital.
 Pero comenzaron a surgir dudas y advertencias de muchos y después de analizar lo que se tenía se procedió a ignorar y no publicar nada de este personaje. Este insistía y  reenviaba sus escritos en correos electrónicos petulantes y altaneros.
 Hasta que, desesperado… finalmente  picó el anzuelo.