domingo, 7 de julio de 2013

TENGO UNA PREGUNTA....Por Juan Arsenio Valdés César




TENGO UNA PREGUNTA...


Juan Arsenio Valdés César

Yo quiero entender, por qué personas, que han sido buenas, que son venerados, por su sabiduría y santidad...han ido a darle la mano al demonio, réprobo y maldito de Fidel Castro, amiguísimo de Gadafi, cuántas veces le beso y estrecho, Gadafi, esas mismas manos, que después estrecharon JPII, y La Madre Teresa ¡¿ se puede eso?!, estrechar las manos de un genocida, sin sentir un profundo asco , una repulsión inmensa, es como si estrecharan las manos de Judas, que le entregó por treinta monedas, o las del que le azotó, o las de los centuriones que se echaron sus ropas a suerte, o del que lo clavó como si fuera madera, ...Si alguien puede explicarme esto, me gustaría, porque yo , no lo alcanzo a comprender... La Madre Teresa de Calcuta estuvo en Cuba dos veces, la primera fue de transito en el Aeropuerto Internacional José Martí, de La Habana, y la segunda en 1985, en cuya visita obsequió al entonces dictador, en activo, Fidel Castro ,una imagen de Nuestra Señora Milagrosa esculpida en marfil. El 6 de mayo de 2003 (EL MISMO AÑO DE LA PRIMAVERA NEGRA) fue devalada una escultura de la monja en el Convento de San Francisco de Asís, de La Habana, enmarcado en el parque creado 1999, que lleva el nombre de la religiosa y posiblemente fuera uno de los primeros de su tipo dedicado a la memoria de la Madre Teresa de Calcuta. ¡Hipócritas!, no me queda otra cosa que decir. Bueno quizás la explicación esté en San Longinos o Longino de Cesarea fue, según algunas tradiciones cristianas, el soldado romano que traspasó el costado del cuerpo de Jesús con su lanza; conocida como La Santa Lanza."El Santo" no tiene nombre en los evangelios que relatan el hecho, pero suele identificarse con el centurión que, ante la muerte de Jesús, exclamara: “En verdad este era el Hijo de Dios”. La historia de Longino se originó en la Baja Antigüedad y el Medioevo, agregando datos sobre su vida, su nacimiento en Lanciano, Italia, conversión al cristianismo y su muerte, hasta llegar a ser considerado un santo por la Iglesia Católica y otras comuniones cristianas. Igual ellos esperaban, que este malnacido se convirtiera, que cambiara,… ¡Fallaron!, este sigue siendo un hombre malo al que no ha servido que los buenos le abracen, se junten con él. “No os juntéis en yugo con los infieles: porque ¿qué compañía tienes la justicia con la injusticia? ¿y qué comunión la luz con las tinieblas?” (2 Corintios 6:14)