domingo, 14 de julio de 2013

Su responsabilidad, Sr. Presidente Raúl Castro.



Su responsabilidad, Sr. Presidente Raúl Castro.


Diagnóstico de pocos días: Tres vértebras fracturadas y cinco (5) hernias discales Pierna derecha con 5 operaciones por Fractura de Rótula y ahora fragmento de hueso libre que debe removerse so pena de soportar dolor permanente. ¡No!, no se les ocurra ni pensarlo, no es la edad, no padezco (hasta ahora) de Osteoporosis, según Densitometrías realizadas y otras pruebas , son “traumatismos” según certificados médicos. A esto se suma una Mielitis cervical, que según me han explicado es un fallo del sistema inmune de la médula espinal que causa este tipo de enfermedad crónica. Si como se sabe el estrés continuado deprime el sistema inmunológico, era de esperar. Recomendación médica: Ahora, ninguna, sólo observación por el momento. (Operación riesgosa y no asegura solución definitiva, puede moverse de lugar la varilla o tornillos y ser peor el remedio que la enfermedad) De ser inevitable operación, hablamos de 4 a 5 horas de operación o quizá… por las dimensiones de la herida y manipulaciones necesarias, como al mejor escribano se le puede ir un borrón o sea, un “error casual”, quedar paralítica Advertencia de todos los especialistas que me han visto: “NO SE PUEDE CAER”
No aplico además para hospitales “de punta” de mi país, eso, si no eres turista (aún ex “escoria” cubana) solo es para esa “nueva clase” la de los amigos incondicionales o los muy poderosos, economía incluida. Causas originales: Empujones, golpes, Retorcimientos de cabeza, Estrellón contra pared, Arrastramiento por piso, Colgamiento por mis extremidades y Caída por escalera “ayudada”, por sus agentes del orden, PNR y DSE. ¿Por qué? Por opinar libremente sobre su gobierno, donde consideré necesario, en el momento inevitable. Día: Viernes 28 de junio/2013: Soy agredida y amenazada una vez más, por elementos “casuales” encontrándome dentro de mi propia vivienda, difamada una vez más y bla, bla bla. Sin opción, PNR y todo el horror que conlleva esta situación en mi caso. Una vez más trató “Frank el poderoso” jefe de Municipio de PNR, que no se realizara denuncia. Esta vez mi miedo a caerme fue más poderoso que él. Me dirijo a Atención a la ciudadanía, luego de varios años, Minint, instancia superior, los de los” guantes de seda”con un nivel cultural (más que simple instrucción) evidentemente superior a la de la plebe policial. Debo caminar tengo dolor por contractura en mi espalda (la que no se debe tocar y que produjo agresor) yo hiperventilando, sudando a mares y grave sensación de peligro. La boca del León para mí, aunque le temo menos que a Frank, el cual protege abiertamente a los que me golpean, como a Manuel su oficial tan “decente” (el del estrellón contra pared ) y Michael jefe de 21 y C, el del arrastramiento y colgadura que no sé por dónde y contra quién anda abusando ahora que ya no está en su lugar habitual. Soy correctamente atendida en Atención a la Ciudadanía, Minint, Plaza, prometen hacer y se me autoriza denuncia, parece un milagro. De vuelta a Unidad de Zapata y C caminando siempre. ¿La represalia por contradecirlos? El carpeta, Yunior, hizo alarde de todo lo déspota, grosero y abusivo que le daba su talla. Termino denuncia, # 35 178. Me dan comprobante luego de gran batalla. Día Miércoles 3 de julio de 2013: Me encaminaba a Hospital para reunión con médico y definir tratamiento. Al abrir mi puerta, dentro de mi propiedad (hay reja con candado fuera). Dos cadáveres de los gaticos que protejo, frente a mi puerta, pertenezco a la PAC, (Asociación protectora de animales) uno boqueaba todavía, traté de revivirlo con todo mi corazón. Murió, sólo pude hiperventilar, sudar y llorar. Nada que hacer. Nunca se ha aprobado en Cuba, la Ley contra la Crueldad Animal. ¿Qué raro, eh?
Día Jueves, 4 de julio de 2013: Soy amenazada de nuevo, ya esta vez por los mismos (informantes del DTI, dicen) implicados aunque no acusados de viernes 28 de junio. Esta vez con un machetín oxidado. Tengo miedo. No a morir, ya superé eso, sino a una parálisis. Esta vez recorrido al revés, (ya sabía respuesta de FranK), primero Atención a la Ciudadanía. No me siento bien y no tengo tiempo para ir y venir dos veces. Me atienden, ya no igual, pero no me insultan ni agreden. Son profesionales. Dos oficiales, una mujer y un hombre de mayor grado. El hombre en un momento dado al salir ella por algo, trata de minimizarme, tiene unos cuarenta años, dice que no me conoce, le respondo que a menos que no sea cubano (o haya tenido siempre cable en su casa… pienso , o con poco tiempo por estar persiguiendo opositores) ¿Necesidad de bajar mi autoestima? ¿Más? La mujer oficial , me dice que vaya para Unidad de PNR que me espera el oficial Pugas y que anexarán esta nueva denuncia a la otra anterior del 28 y será acusado el que no lo estaba. A continuación se enfoca en mi estado mental, al principio con cierto respeto, luego, se atreve a recomendar ver un médico para una pastilla que me alivie mis nervios. ¡Que estoy muy alterada! Ja, ja ¡Qué, cinismo cuando alguien me dice esto en estas situaciones! Quisiera verlos en mi lugar .Ya. Lo mismo. La tortilla siempre se vira al revés. Opté por no responder. Iba a ser mejor para mi pobre salud. De nuevo a unidad de PNR. José, otro carpeta ya conocido, menos malo, no hace denuncia oficial, sino un papel a mano con mil errores que firmo porque estoy harta, sin darme comprobante por supuesto, violando toda ley y derecho. La corrupción institucionalizada por los que tienen que hacerla cumplir. ¿Pero eso no es lo que hay que cambiar? Si la oficial del Minint, que me hace “diagnóstico”, sin al menos presentarse como especialista médica, si es que acaso lo es, yo debo preguntar: ¿Conoce usted oficial, qué pastilla existe para calmar los nervios de una persona de la tercera edad abusada, atropellada y golpeada, y con fundado temor, ante los que deben protegerla y hacer cumplir sus derechos, sólo por el delito de opinar contrario a la opinión oficial? ¿Conoce usted oficial alguna pastilla, contra el horror, contra el totalitarismo, contra las dictaduras? Ganaría usted un premio Nobel si lo supiera y yo sería una persona muy calmada y feliz. Nada de lo que ocurre conmigo es “casual” eso lo sé perfectamente y ustedes también. Nunca me perdonarán ser la única actriz cubana de los medios de difusión nacional o al menos la primera, que se atrevió a decir su opinión libremente y públicamente, conocida por la mayoría de este pueblo y con méritos propios que no me pueden quitar los que quieren invisibilizarme , porque no son adulados ni regalados, sino fruto de mi talento auténtico dado por Dios.
Como puede ver Sr. Presidente, luego de más de veinte denuncias y más de trece años de sufrimiento, atropello, abuso de todo tipo y agresiones de su gente, y ahora con la agravante posible, de quedarme totalmente paralítica, sin familiares en Cuba que me sostengan y me cuiden en la vida diaria si no me pudiera valer por mí misma, recordando siempre que usted y su hermano prometieron a mi generación “una vejez asegurada”, me percato tardíamente que se nos olvidó preguntar. ¿Renunciando a nuestros Derechos Humanos? El del machetín y el otro agresor andan sueltos, no importa lo que pase conmigo. Resulta raro que la policía esté tan tranquila con estos “elementos” cuando por nada comparable o nada, o sea, por ejercer su derecho a expresar su libre opinión están presos o mueren hoy en las cárceles de Cuba ciudadanos decentes y dignos. ¿Será porque estos “elementos” no son más que “encubiertos” haciendo su tarea de torturar psicológicamente y todo está bajo control? Sino no se explica. Claro, esta es una simple especulación mía, deben ser mis “nervios”. Debo tomar la pastilla mágica “Antidictaturín” Aún así, si algo me ocurre, responsabilizo a este mal gobierno ante el mundo. Por eso le digo Sr. Presidente, su responsabilidad.
analuisa.rubio@yahoo.com

http://aramusa28.wordpress.com/