martes, 4 de junio de 2013

POLITICO ESPAÑOL PRACTICA EN CUBA EL TURISMO SEXUAL CON MENORES DE EDAD!!!!!




De la última línea roja que ahora llaman Ley Wert, de cómo la moverán y otras falsedades Aparece en hoy en mi torrente noticioso del facebook esta foto del diputado de Izquierda Unida en Madrid, el señor Reneses, y el hilo que crea de comentarios en marea alta anuncia tormenta. La foto es vieja, conocida por toda la clase periodística pero curiosamente hasta hoy solo se había atrevido a publicarla el periódico “La Gaceta”. Se trata de toda una auténtica línea roja, de las más auténticas, que separa en definitiva lo privado de lo público, la ideología pasional de las pasiones ideológicas y que resume a la perfección el precio que los políticos pagan por su representatividad social y que se cobran con el dinero público, es decir de todos. Que muestra en metáfora el lugar donde la democracia pierde su nombre, el culo de la razón. La foto está tomada en Cuba donde el señor Reneses tiene intereses políticos, a donde, periódicamente lleva dinero público para diferentes organizaciones no gubernamentales y por lo que vemos en la imagen le queda algo de tiempo en su trabajo para realizar un poco de turismo. Coincide la foto en tiempo real de esta España nuestra de lo sinsabores existenciales con otras pequeñas noticias que suman algunos gramos de Tytadine a la vieja polémica de las absurdas e ideologizadas subvenciones que distribuye, por ejemplo la progresista Junta de Andalucía: Resulta que hoy podemos leer, con todo tipo de justificaciones ideológicas, que la administración andaluza ha desviado un montón de millones de euros para playitas caribeñas, por ejemplo. Pero no entiendo el por qué nadie habla del justiprecio. La realidad ante tanta farsa: Todas las subvenciones, se llamen como se llamen, están destinadas a españoles simpatizantes con la causa, que van allí, montan un chiringuito, y el chocolate del loro que les sobra lo donan a la causa solidaria. Pero el grueso, la mayoría del montante de dinero público se queda en casa y sirve para mantener un montón de hogares españoles, que comen, duermen, se reproducen y votan gracias a la ayuda solidaria y además, por empatía solidaria elevan a ene el número de votantes capaces de perpetuar esta farsa humanitaria. Y así con todo, hasta con la Ley Wert, que según nos cuenta este fin de semana el señor Rubalcaba, es la última línea roja que las buenas gentes de España, por Justicia, Libertad y Solidaridad, no pasarán nunca para no entregar a España a su pasado fascista. Pero en esencia y ante tanta podredumbre histórica que no asume las vergüenzas estalinistas, el PNV asegura que ETA debe entregar las armas en torno al árbol de Guernika y nada de contar con los cuarteles de la Guardia Civil, o las comisarías de la Policía Nacional de España y Artur Mas declara que el tamaño no importa, que lo verdaderamente importante es la felicidad de los pueblos y de sus gentes. El llamado derecho a decidir por los mismos que gritan que la deuda no la pagamos y definen las izquierdas y las derechas para solucionar sus problemas ontológicos. ¿Pero hasta cuándo la mayoría tendremos que pagar las desviaciones personales de tanto marcador iluminado de las líneas rojas? ¿Acaso nadie les dice que están fichados y que el mundo sabe que el inútil contador de nubes Zapatero llegó al poder por una confabulación maloliente de las cloacas del estado que explotó el 11 M? Vergüenza ajena, mucho mas intratable y perniciosa que la Ley Wert. Por cierto que los sindicalistas de camisetita verde no quieren ni oír que tres de cada diez muchachos españoles fracasan para siempre con las leyes socialistas de educación que desde las muerte de Franco rigen los destinos de la Educación en España.

http://lapaseata.wordpress.com/