domingo, 30 de junio de 2013

CARTA DEL DIFUNTO SANTIAGO DU BOUCHET AL CALUMNIADOR RICHARD ROSELLO.



SANTIAGO DU BOUCHET


Por: Santiago du Bouchet, Prisión Melena II, La Habana, Cuba, 3 de diciembre 2010.

Caríssime Tu carta fechada 28 de Sep. 2010, aniversario de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), la organización de masas más deleznable y agresiva. Arma política represiva que espía a cada ciudadano cubano a nivel de cuadra, encaja perfectamente. Su texto y solapada intención así lo proclaman, por lo que alabo tu acertada intención cronológica, de una festividad que solo invoca dolor y duelo a quienes hemos sufrido sus zarpazos. Es prolífera la estirpe de las víboras. Lástima que David Orrio no te hubiera asesorado, quizás hubieras sido menos imprudente en tus excesos. Gustosamente hubiera preferido poner la otra mejilla a tu infamante, grosera y alevosa carta, si no fuera porque incurres en la felonía de involucrar a personas y organizaciones respetables cuyo prestigio pretendes minar a mi costa, en vez de enfrentarme personalmente para poner nuestros puntos sobre las íes. Esas personas y org. a quien cuestionas con un insolente lenguaje tan despectivo como ambiguo, son PATRIOTAS por el lado de nuestros patrocinadores y editores en el exilio. Son tus propios colegas de este lado. Tú y yo nos conocemos demasiado bien del Gabinete Arqueológico en la calle Tacón # 12, dependencia de la Oficina del Historiador en La Habana Vieja, desde la década de los 80, cuando eras el paje de Eusebio Leal Spengler. Olvidas que ambos somos arqueólogos. Olvidas que mi difunto padre, Jorge du Bouchet y López, abogado, diplomático e historiador a quien decías admirar, mientras disfrutabas de los almuerzos y las cenas italianas a que generosamente te invitaba en el aledaño restaurant “Don Giovanni”. Ese es el pago que me das irrespetando su memoria y las enseñanzas que adquiriste de su cosecha ¡Caín! Este es el preámbulo de mi replica que será contundente. No lo dudes. Tu bajeza moral merece una respuesta aleccionadora, para los que –como tú- pretendan intrigar y dividir nuestras filas. La opinión pública tiene todo el derecho y conocerá de mi puño y letra con pruebas palpables, la cara oculta de Ricardo Roselló Socorro. Basando la impugnación de tus falacias en sólidos argumentos, comienzo por anticiparte que la organización PLANTADOS, a quien acusas de abandonarme en mi situación inicial, envió de inmediato en el propio mes de mayo 2009 apenas recién llegado a prisión, un giro de 150:00 USD, a la periodista independiente y amiga incondicional Miriam Herrera Calvo. Esto lo pueden confirmar personalmente Maritza Lugo y Ángel de Fana, a quienes agradezco infinitamente su inmediatez espontanea. Dices literalmente: “nunca existió esa ayuda de la organización PLANTADOS” posteriormente añades: “en julio (3 meses atrás) llegó tu esperada ayuda de PLANTADOS. Se hicieron las nuevas coordinaciones vía telefónica, y volví pero no con la salud de antes. La visita estaba destinada a ti y me acompañaban Miriam Herrera Calvo y Carlos Martin Espinosa como lo pediste. Más no se te pudo ver. Allí estuvimos 7 horas bajo el sol, reclamando los derechos que tanto defendemos, pero tuvimos finalmente que retractarnos, la razón estaba de parte del penal y no de du Bouchet. Eso lo confirmamos en medio de un grupo de familiares y oficiales en una oficina del penal”. Sí, Richard, mi destac. El # 8 SÍ tenía visita (de estímulo) pero Santiago du Bouchet es un contrarrevolucionario y no me concedieron los 20 minutos prometidos por la jefatura militar del penal ¡sabes! –promesas de revolucionarios- Sin embargo, ¿qué se hizo de la ayuda que bien SI pudiste hacerme llegar? No recibí ni un bizcocho. ¿Regresaste con la carga al hombro? Acaso pesaba tan poco como los 3.00 CUC, los contados medicamentos, el bloc y un bolígrafo que efectivamente fue todo cuanto recibí de ti ¡en meses! Así que “la razón estaba de parte del penal”. Se ve que no conoces una prisión por dentro. Visita Google Earth en Internet: quizás las puedas admirar desde el satélite, así no tendrás que poner chinchetas en un mapa de Cuba. La computadora te ahorrará el trabajo. Alexis Gaínza Solenzal, el prestigioso Director de la revista Misceláneas de Cuba, un perfecto caballero adalid de nuestra causa, recibió por correo ordinario –milagrosamente- una carta mía. Eso te tomó de sorpresa y cuando recibiste los 200 CUC que te enviara amablemente para ambos, te adjudicaste mi parte a sabiendas de mi crítica situación. Eso fue en junio 2010. Te convoqué por diferentes vías a la visita que me correspondía el 2 de agosto. Todo fue en vano. Richard Roselló Socorro brilló por su ausencia. ¿Dónde fueron a parar los correos, las noticias y los trabajos manuscritos que yo mismo puse en tus manos personalmente meses antes para Gaínza? ¡Al crematorio! O se los diste de comer a “la prenda” (G-2) Roberto de Jesús Guerra, el joven periodista independiente creador del blog “HABLEMOSPRESS” cuya trayectoria tanto política como profesional deberías de elogiar en vez de denigrar con tus diatribas e insinuaciones. Y te lo reitero para recalcártelo ya que tanto te molestó: “DE PROBADO CALIBRE”, me logró hacer llegar mediante su hermano Rolando, también preso acá, una ayuda de su bolsillo que le agradecí de corazón. Gracias a él, después de un año y tanto de estar preso pude disponer (por primera vez) de un desodorante, aseo personal, alimentos y no en calidad de limosnas si no con el calor y la fraternidad que lo caracterizan. Su hermano Rolando Guerra, “Coqui” ha compartido durante meses mi infortunio y por él Robertico conoce de mis vicisitudes, sabe de mi comportamiento, del respeto que me he ganado entre los presos y los propios militares, por mi postura política y la firmeza de mis convicciones ante los verdugos entre los cuales te has ganado un puesto. Afirmas literalmente que le otorgué a Guerra “méritos publicitarios”. No creo que los necesite por su trabajo encomiable y laborioso, es más, creo que al atacarlo individuos como tú lo enaltecen. En su propia inocencia a tus infundios tiene la absolución anticipada. De 10 años en el Periodismo Independiente, casi la mitad los he pasado preso. En 2 meses apenas, Roberto de Jesús Guerra ha tenido para conmigo atenciones que tú jamás me has dispensado en todos esos años tras las rejas. Con tu malintencionada y deplorable carta has cavado tu propia fosa. Pero no seré yo quien te arroje en ella, caerás por tu propio peso y escaso valor humano. Esta misiva tiene segunda parte. Dice el refranero popular que “nunca segundas partes fueron buenas”. Espero hacerle honor, porque lo peor de ti está por ver. Vale
Albert Santiago du Bouchet y Hernández de Larra





RICHARD ROSELLO Y SU ULTIMO PATRON:ELIZARDO EL CAMAJAN (CON VACACIONES PAGADAS Y TODO,FINANCIADAS DESDE EL EXILIO)