miércoles, 1 de mayo de 2013

'Volé hacia y desde Miami gracias a los bolsillos benéficos de cubanos emprendedores que quieren más a Cuba que yo.'.QUE CLASE DE CARA DE GUANTE!!!!



'Volé hacia y desde Miami gracias a los bolsillos benéficos de cubanos emprendedores que quieren más a Cuba que yo.'
ORLANDO LUIS PARDO LAZO Y


, finalmente, Miami. Después de décadas de propaganda Made in Habana, pude recorrer esa explosión de express-ways llamada Miami (la ciudad entera es un aeropuerto), donde cada casita es un clon de la Cuba perdida para siempre (con sus banderas y virgencitas al uso), donde cada generación cuenta al menos con un representante familiar, donde la comida permanece tan intacta como la memoria de cinco días o cinco décadas atrás, donde bailar y reírse y hasta hacer el amor nos duele hondo en el alma, donde Dios pronuncia perfectamente nuestro argot de exiliados. Porque todos en Miami lo somos, vivamos allá o acá: la ciudad fue construida como un sueño del que más temprano que tarde la nación habría de despertar, un sueño para disimular la pesadilla de nunca volver a la patria (Miami, piedad).

mas aqui:

http://www.diariodecuba.com/cuba/1366799158_2919.html