lunes, 20 de mayo de 2013

UNA REFLEXIÒN PARA EVO MORALES AYMA DE PARTE DE LUISA VIDAURRE




Una Reflexiòn para Evo Morales Ayma de parte de Luisa Vidaurre.


Mucho dolor y mucha tristeza estàs dejando en nuestra patria Evo Morales. Es una gran pena, quiero decirte que hasta yo creì en tì en tu primera elecciòn. Pensè y tuve la esperanza que contigo todo iba a cambiar. Màs veo con mucha tristeza, que lo ùnico que lograste en todos èstos años, es lograr enfrentarnos entre hermanos bolivianos por tus complejos personales. Hàs logrado vertir tu odio hacia nosotros los mestizos, los cuales tambièn llevamos sangre indìgena en nuestras venas. Yo apoyo el proceso de cambio, y aplaudo por ello. Màs nunca he de perdonarte la sangre que hàs hecho derramar entre mis hermanos inoscentes, que solo querian que les escuches y aceptes su justo reclamo. Jamàs olvidarè la sùplica de mis hermanos "INDÌGENAS DE TIPNIS" en la marcha de la PAZ, los cuales fueron atropellados en sus derechos humanos por el simple hecho de reclamar por su habitad. Y tu gente los ultrajò y redujo con violencia. Tù y como muchos criticamos a los que gobernantes del pasado. Pero quiero decirte que tù, no te diferencias de ellos. Talvèz eres el peor!! puès tu odio hacia nosotros tus hermanos, te hace indigno como boliviano. Tu servilismo a Cuba y a los castros te han hecho olvidar tus raices. Desde que entraste a la presidencia nuestra patria ha tenido una trasformaciòn. Muchas positivas, no lo niego y te felicito por ellos. Pero lo que te reclamo, es que permitiste que la mafias internacionales se asienten en nuestra patria, para sembrar, el miedo, el dolor y el luto en las familia bolivianas. La violencia se hà incrementado ya que los sicarios estan a la orden del dìa, el terrorismo, las desapariciones de inoscentes, dejando mucho dolor en las familias bolivianas. Estè desastre e inseguridad social jamàs se viò antes en nuestra amada patria. Es una pena que te hayas hecho lavar el cerebro por los cubanos y venezolanos, quiero creer que ès asì. Puès no me entra en la cabeza que puedas ser solo tù, el que actùe con tanta maldad. Ojalà Dios te de sabidurìa y puedas enmendar todos tus errores y actuar con lealtad hacia tu patria y hacia tus hermanos bolivianos. Nunca es tarde para arrepentirse y màs aùn cuando las cosas se èstan saliendo fuera de control. Me despido esperando que algùn dia no muy lejano, leas esta carta antes de que sea demasiado tarde.