martes, 7 de mayo de 2013

“No me interesa morir sabiendo que estoy defendiendo la libertad de mi padre”




Custodiadas por un oficial de la seguridad del estado, la Dama de Blanco, Darmis Águedo Zaldívar y su hija Yesenia, lograron visitar al opositor cubano en huelga de hambre, Luis Enrique Lozada Igarza, en el hospital Saturnino Lora de Santiago de Cuba. Águedo Zaldívar fue internada junto a su hijo menor y otros cinco opositores en el hospital Juan Bruno Zayas debido al deterioro físico por la huelga de hambre que realizan para apoyar Lozada Igarza, de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), quien exige su libertad incondicional porque considera que no ha cometido ningún delito. Según explicó la Dama de Blanco su esposo está en la sala de penados bajo vigilancia policial y ha rebajado de peso debido a la huelga, tiene hematomas en las piernas por la golpizas que le dieron en la cárcel de Boniato donde lo confinaron los primeros días. “Espiritualmente se siente con bastante fuerza, pero lo están atosigando mucho por la situación de nuestro hijo menor de edad y también en huelga de hambre”, dijo la señora Águedo luego de su regreso al hospital donde la mantienen bajo observación médica. José Luis Ramos entrevista a la Dama de Blanco Darmis Aguedo





Enrique Lozada Águedo, de 17 años, fue ingresado el pasado 30 de abril en el hospital Juan Bruno Zayas y tanto su mamá, Darmis Águedo Zaldívar, como su tío y el resto de los activistas se rehúsan a abandonar la huelga hasta tanto liberen al opositor. El video SOS huelguistas, divulgado por la organización opositora UNPACU, muestra al personal médico del hospital Juan Bruno Zayas intentando convencer al joven para que abandone la huelga de hambre. Lozada Aguedo se negó, "no quiero vivir sabiendo que mi padre está preso y acusado de un delito que no ha cometido” y responsabilizó al gobierno de lo que le ocurra a él y a los demás huelguistas. Por su parte José Daniel Ferrer destacó que a pesar del deterioro de salud de los huelguistas que apoyan a Lozada Igarza ellos permanecerán firmes en su protesta hasta tanto no lo liberen. La familia Lozada Águedo residente en Maffo, provincia Santiago de Cuba, ha sido víctimas de varios actos de repudio, agresiones y maltratos. El 9 de abril, luego de un violento acto de repudio por fuerzas combinadas de la policía y las brigadas de respuesta rápida, Lozada Igarza fue detenido y conducido a la estación policial donde lo golpearon le acusaron de agresión y lo confinaron en celda de castigo. Desde la fecha realiza huelga de hambre.





Y LA "ILUSTRE PRENSA" DEL EXILIO DONDE ESTA???? ENFRASCADA TODAVIA CON YOANIS SANCHEZ Y EL FARSANTE DE RODILES???