domingo, 17 de febrero de 2013

SE LEGALIZA LA INDUSTRIA DE LA PORNOGRAFIA EN CUBA!!!!.GRACIAS FIDEL HIJO DE PUTA!!!



LA HABANA, Cuba, febrero,

 www.cubanet.org
 -

Por todo el territorio nacional circulan, de manera subrepticia y en diversos soportes, las primeras muestras de una embrionaria y artesanal “industria” nacional del porno. Ciertamente, lo de “industria” no parte de los a veces involuntarios protagonistas públicos de estos videos. En este sentido se pueden citar varios ejemplos en los cuales han estado involucrados desde jóvenes estudiantes de la flamante Universidad de las Ciencias Informáticas, hasta actrices o reggaetoneros de moda. Por ahora, la mayoría de los videos de sexo explícito que circulan en el país son de factura extranjera, aunque existe un interés creciente por ver y coleccionar los de origen autóctono. Generalmente la calidad de sonido e imagen de los últimos es sumamente deficiente. Se trata de filmes amateur, realizados con cámaras con muy baja resolución de imagen, o con teléfonos móviles. Pero la curiosidad y la tentación ante lo prohibido le dan un valor adicional a estos materiales para un sector de público emergente, y ello suple en cierta medida los problemas técnicos. En realidad estos materiales audiovisuales no son tan difíciles de encontrar. Solamente es cuestión de proponerse efectuar la búsqueda y hacer las correspondientes indagaciones. De esta manera se accede a todo un circuito alucinante, conformado por personas cuyo interés por el asunto es lúdico o morboso. Sin embargo, existen también verdaderos coleccionistas especializados. Este circuito tiene su público, más numeroso de lo que pudiera suponerse. Conozco a muchos que suelen decir que a falta de pan, casabe, y cuando no hay casabe, hay porno. Se trata del hambre de sexo en un país que es el paraíso de la carne fresca solamente para los extranjeros o los poseedores de moneda dura. La belleza se cobra cara y la compañía hay que estar dispuesto a pagarla por su precio. Las canciones de amor son mentiras que van de boca en boca y mueren cuando el poderoso caballero don dinero hace acto de presencia. Eso lo sabe bien la mayoría de los adolescentes y jóvenes que se mueven en la maltrecha nocturnidad habanera de los fines de semana. Si, por ejemplo, tu bolsillo no te da para pagarte una noche de placer con la chica más cotizada del barrio, quizás tienes la opción de ver el filme porno que ella filmó con un extranjero. Frecuentemente, no falta, como parte de la trama audiovisual, el
correspondiente y bien pagado acto de acrobacia lésbica.





Mientras, la Televisión Cubana insiste en reflejar un país que no existe. Es la televisión de los mayores de cincuenta y más. El espejo trucado de una dictadura. La Mesa Redonda, esa aberración monotemática, nos ofrece su versión del mundo exterior. Es la versión de un mundo al borde del caos total, que llega aderezada con ese infaltable e interminable culebrón titulado “Los Cinco Héroes”. En el capítulo correspondiente al día en curso, nos enteramos de que se realizó una importantísima reunión en Tanganica. Allí, un presunto Comité de Solidaridad con los Cinco exigió al gobierno de los Estados Unidos su inmediata libertad. Me cuenta un amigo que un buen día lo detuvieron en la calle, felizmente borracho, los integrantes de un equipo de filmación para la TV. Le preguntaron sobre los susodichos cinco. Él enseñó la mano derecha a la cámara y respondió: “Estos cinco dedos son mis cinco héroes, porque estoy sin un centavo y hace rato que no la veo pasar, ni de lejos”. El equipo de filmación en pleno se echó a reír a carcajadas. En una noche de fin de semana hay quien cuenta los únicos cinco CUC que tiene en el bolsillo con la esperanza de que su noviecita de ocasión no descubra la limitante. En alguna casa, un solitario le da uso a los cinco dedos de su mano, mientras en la pantalla aparece la imagen desnuda e impagable de la chica de sus sueños. Porno y mentiras, mentiras o porno. Entretanto, la Mesa Redonda televisa el onanismo político de un régimen decadente.