sábado, 22 de diciembre de 2012

Parlamento cubano, cruzada fósil contra Internet y “crecimiento biológico” en Cuba

 
 
Cuba actualidad, Lawton, La Habana, (PD)


 Luego de concluidas las sesiones de lo que se da en llamar el parlamento cubano, o para ser más exactos, la Asamblea Nacional del Poder Popular en su última legislatura, no hubo información relevante sobre la gestión del equipo militar gobernante en la Isla. Los parlamentarios cubanos no debaten, los que son autorizados u ordenados para que intervengan, lo hacen a partir de galimatías ininteligibles como el pronunciado por el obeso shamán de la economía, los lineamientos y su inolvidable "crecimiento biológico" de la población durante el año que concluye. Luego de los irrepetibles argumentos que desgranó para su adormilado auditorio, sobre crecimientos económicos que solo él y su general perciben, Marino Murillo Jorge habló del decrecimiento poblacional sin mencionar que lo que sucede es que las mujeres cubanas en edad reproductiva se niegan a parir, mientras él, su general y el resto de los fósiles entorchados sobrevivientes de la guerra fría que gobiernan la Isla existan. Nada más sencillo. Digamos que los jóvenes y las jóvenes en edad reproductiva anhelan enamorarse y procrear lejos de Cuba. Preferentemente en la misma ciudad en que viven la hija del shamán y los hijos del resto de la pandilla fósil verdeolivo. Es decir, en los Estados Unidos, acogidos a la Ley de Ajuste Cubano y de ser posible, con dinerito rapiñado por sus papás. Otro destacadísimo orador fue el ministro de Comunicaciones en funciones. En medio de su pieza oratoria -que con buena leche podría calificarse como muy humorística- no dijo que fue lo que sucedió a derechas o lo que no, con el controvertido cable de fibra óptica de Venezuela. Lo que sí dejó asegurado es que no habrá Internet para los cubanos. Los fósiles entorchados temen patológica y visceralmente a Internet y nunca lo permitirán mientras vivan y ejerzan el poder omnímodo y absoluto que ejercen desde hace más cinco décadas. La nota de más depurado humor la aportó el fósil de mayor jerarquía en funciones. El general presidente y heredero universal del poder, el Sr. Raúl Castro Ruz, anunció que el próximo año será denominado "Año ¡55! de la Revolución". Para quienes piensan que el general perdió facultades y cometió un error o simplemente no sabe contar, no es exactamente así. De acuerdo con los magos brujos y hechiceros a cargo de los negocios de los fósiles entorchados con el reino de lo milagroso en el más allá, ellos siempre se apropiarán de un año más. Si desde 1959 a 2013 usted cuenta 54 años, ellos contarán 55 y de esta forma se garantizan un añito más. El general presidente trata de garantizar con ayuda de sus magos, brujos y hechiceros de la zona oriental de la Isla, el año 2014. Entonces, si de ayuda del Diablo se trata, ¿quién mejor que ellos que se sacrifican y han sacrificado a tantos? La cruzada fósil por la permanencia y la continuidad, continúa. Afirmados en la soberanía nacional que con exquisita habilidad convirtieron en personal, el nepotismo borbónico de la familia Castro continuará. Las libertades se mantendrán conculcadas y de Internet ni hablar. Dentro de las malas noticias y augurios que imperan, al menos algo parece que se compuso. El rehén Ángel Carromero será enviado a España para terminar por allá el cumplimiento de su sanción. De acuerdo a la experiencia que sobre España tenemos por acá, uno se pregunta: ¿A qué costo? ¿Qué les prometieron por allá? En otro orden parecido de cosas y ante la vecindad de la Navidad y el fin de año, quizás hasta haya alguna otra buena noticia para el rehén que queda, me refiero al señor Alan Gross. Como los americanos son tan buenos, cristianos, pascuales y navideños, tiemblo al pensar en el costo que habrán de pagar por la excarcelación o por la repatriación de Gross. Bueno, se acerca la Navidad y no es el mejor momento para profundizar en determinadas causas... ¡Quien sabe! Más allá de azares y revolicos, les deseo a todos lo mejor en las Navidades y el próximo año 2013. Para Cuba actualidad:

 j.gonzalez.febles@gmail.com