miércoles, 21 de noviembre de 2012

Acerca del exilio historico.Por Andres Rosenada Cepero

 
 
 
 
Traigo a colacion mis opiniones personales acerca del exilio historico que a algun personaje trasnochado y advenedizo se le ocurrio criticar y poner en tela de juicio. No pertenezco al exilio historico y nada tuve que ver con aquella oleada de personas pre-claras que tuvieron la oportunidad de emigrar de Cuba por distintas razones en los primeros anos del desastre revolucionario de Castro. En la vina del senor hay de todo y para todos y los cubanos no nos sustraemos a esta maxima, pero no permitamos caer en el gravisimo error de desacreditar a tanta gente valiosa que no solo emigro para llenarse las barrigas ni para asistir a conciertos o presentaciones politicas de mala muerte en Nueva York o Washington, sino que crearon un bello precedente de lucha; construyeron riquezas; crearon empleos; sentaron las bases y abrieron los ojos a los que aun no los teniamos abiertos acerca del peligro que se cernia sobre nuestra patria con el advenimiento de Los Castro al poder; en fin han sido garantes del prestigio de que aun goza nuestra emigracion aqui en los Estados Unidos. Formas de lucha contra el Castrismo puede haber muchas pero lo que debe prevalecer ante todo es el respeto a las generaciones de hombres valiosos, muchos fallecidos ya, que nos antecedieron y crearon las bases de esta lucha que intentamos llevar hoy para erradicar el mal del Castrismo y sus secuaces de Cuba. Condenar y cuestionar al exilio historico es dividir y hacer el juego al "slogan" que ha intentado popularizar Castro quien ha dado en llamarlos "La Mafia de Miami". La unica Mafia esta en Cuba y ocupa el gobierno de la nacion. Buscar alternativas mediocres a la lucha contra Castro es sencillamente caer en su juego y hoy en dia esto cobra aun mas valor cuando vemos con desagrado y dolor como Espana, la UE, politicos de Estados UNIDOS, y otros actores de la politica internacional nos viran la cara y favorecen al Castrismo con su mediocridad que raya con la complicidad. Pido a todos que reflexionemos sobre esto y nos manifestemos contra la politica de dialogos, de panos tibios, de discusiones, entendimientos, conversaciones que todo es Mierda! Es muy rico acabar de llegar de Cuba pidiendo indulgencia y metodos alternativos a la lucha cuando tenemos por delante a un enemigo poderoso y astuto que invade aun a nuestras filas. Reflexionemos pues!