sábado, 29 de septiembre de 2012

EL PROBLEMA ES IDEOLÓGICO,Por Marzo Fernández

 
 
Cuando un cubano llega a Miami, lo primero que piensa, es que se va a encontrar con un exilio monolítico, dirigido por oficiales de la CIA, con planes de sabotajes muy concretos para destruir a la revolución. Son más de 50 años, con el mismo disco, desde que te levantas; el Granma, Radio Rebelde, el Partido, el Sindicato, los CDR, la Mesa Redonda, la misma cantalenta, hay que tener el cerebro de acero. Siempre se están librando heroicas batallas, nadie sabe en donde, pero siempre se está luchando. Pero la realidad es otra, ya se acabó todo, todo está destruido. Se acabaron hasta las consignas, solo resta apoyar y rezar por Chávez, la última coca-cola del desierto. Se acabó hasta el máximo líder, lo poco que queda, no lo pueden ni enseñar. Del exilio, también quiero dar mi opinión. Debo comenzar por reconocer, que cada cubano que está en Miami tiene su historia. Historias a veces sorprendentes, llenas de un patriotismo sin límites, heroismo y llenas de valor histórico que se cuentan y transmiten con humildad y sencillez, sin esperar por ello, ningún tipo de recompensas. Como diria el Apóstol, solo ”la satisfacción del deber cumplido con la Patria”. Para mi estos hombres, sobre todo los que han padecido de la crueldad del presidio político, merecen mi eterna admiración y respeto. ¡Que Dios, los bendiga! En la práctica, la composición del exilio es muy heterogenea. Las causas especificas pueden ser muchas, pero con un denominador común: La implantación del sistema comunista en La Patria; y la feroz dictadura de la Familia Castro. También hay una parte del exilio, que a veces no se percibe por la sutileza de sus técnicas, que no combate ideológicamente al sistema, sino más bien a sus métodos y cuidadosamente a sus dirigentes. Y siempre están prestos a reconocer las cosas buenas y bondades de la revolución. De este conglomerado que es el Exilio, también forman parte personajes, que en un tiempo estuvieron identificados con la ideologia marxista, incluso como ideólogos del antiguo Partido Socialista, que contribuyeron activamente a la implantación en la Patria del modelo socialista. Muchos de ellos fueron sancionados en las distintas etapas del proceso, sectarismo, microfracción, luchas por el poder, incluso falsas acusaciones, y ante la represión sin límites. se vieron obligados a abandonar la Patria. Hasta aquí no hay problemas. Lo más triste y peligroso, es cuando no se renuncian a las ideas marxistas, cuando se llevan en la sangre, la “lucha de clases” y la “explotación del hombre por el hombre” . Cuando se empiezan a reconocer como buenas, barbaridades cometidas por la revolución. Empiezan nuevas consignas, “Salvar las cosas buenas”, “perdón y olvido”, “aquí no ha pasado nada”, “todos somos cubanos”. Estos personajes, que en lo recóndito de su alma, llevan un Fidel Castro; que en lo más íntimo de su corazón, quisieran ser como él, siempre tratan desde falsas posiciones de reconciliación, buscar alternativas de perdón a los que han destruido a la Patria. Tratan de mixtificar la venganza con la justicia. Ellos también tienen su penitencia, siendo socialistas tampoco pueden vivir en su Patria. La dictadura no cree en lágrimas. A pesar de negarse a ser contrarevolucionarios, de inventarse hasta un nombre—Disidentes—el gobierno, ni los escucha ni los respeta. A los traidores, se les paga y se desprecia. Los métodos, van desde la equiparación de los actos de terrorismo de Estado, del gobierno cubano, (reconocidos por el Dpto de Estado de USA) como la masacre del Rio Canímar o el Remolcador 13 de Marzo o el asesinato de Los Hermanos a Recaste, con cualquier acto cometido de forma individual por un combatiente anticastrista. Y las tristes fábulas e historietas de salvar la educacion, la salud pública, y el deporte. Cuentos para bobos, hoy en Cuba, hay grandes médicos, grandes deportistas y buenos maestros. A PESAR DE LA REVOLUCIÓN Y EL COMUNISMO. Hablen de un país que está totalmente destruido en lo SOCIAL, EN LO ECONÓMICO, POLÍTICO Y LO MORAL. Y un consejo sano para los simpatizantes de las ideas socialistas, su lugar de lucha, no es aquí. Pidan perdón y regresen. Su lugar de lucha, no está aquí, están en el lugar equivocado. Presenten sus candidaturas para las próximas elecciones, sus problemas no son con el sistema, sino con sus dirigentes. Ellos no están aquí, están allá. Para los que estamos aquí combatiendo el sistema, para nosotros, ustedes serán siempre
  LOS ETERNOS COLABORACIONISTAS, LOS TRAIDORES DEL ZANJÓN. Que alguien se atreva a hacer un pronóstico del futuro de Cuba. Solo hay uno, LA RECONSTRUCCIÓN TOTAL DE LA PATRIA, y eso lo vamos hacer lo cubanos. RECUERDEN SIEMPRE, EN 1902 CUANDO NUESTROS MAMBISES, CONQUISTARON NUESTRA INDEPENDENCIA CUBA, ERA EL PAÍS MÁS ATRASADO DE AMĖRICA. LA TEA INCENDIARIA, LA RECONCENTRACIÓN CAMPESINA Y UNA LUCHA A MUERTE CON 300 MIL SOLDADOS ESPAÑOLES, DEJARON AL PAÍS TOTALMENTE DESTRUIDO, 50 AÑOS MÁS TARDE, ĖRAMOS EL #1 EN AMĖRICA, SOMOS CUBANOS Y LO VOLVEREMOS A HACER.

Fuente:Adribosch's Blog