domingo, 26 de agosto de 2012

La tortuga en su carapacho

JICOTEA CUBANA QUE APRENDIO A VOLAR Y SE PIRA A MIAMI.




Y todavía hay gente que se pregunta por qué el castrismo lleva 53 años en el poder en Cuba. No es sólo el totalitarismo, o la represión, o el miedo, qué va. Gran parte de la responsabilidad recae en el retraso cultural que aqueja a los cubanos, como una gigantesca epidemia de síndrome de Down. Hace pocos días hemos visto pasar ante nuestras narices un ejemplo de cómo o no llegamos o nos pasamos, pero además de cómo ni siquiera nos damos por enterados (lo de “visto” es un decir). Acaban de fallecer en extrañísimas circunstancias Harold Cepero y Oswaldo Payá, este último probablemente el opositor más conocido fuera de Cuba. Pero en lugar de organizarnos y reclamar incesantemente una investigación independiente, en lugar de montar una campaña de alcance global que remarque las numerosas lagunas de la versión oficial y exija responsabilidades, a estas alturas nos desgastamos en el debate sobre si Fidel Castro puede o no presentarse en público o sobre si los cantantes exiliados están prohibidos o no en la radio cubana, y encima lo convertimos en noticia. Una tortuga convocando una rueda de prensa para denunciar la presencia de su carapacho. ¿Nos merecemos o no lo que tenemos? Cada vez se habla menos de la muerte de Payá y cada vez más de tonterías sobre si prohibieron o no a tal o mascual músico exiliado o si Fidel Castro puede hablar o no en público. ¡Fidel Castro no está presentable desde hace más de un lustro! (otra cosa es que lo presenten a la fuerza o él mismo, en su demencial ineptitud, se haga presentar a la fuerza). ¡Los músicos exiliados están y seguirán estando censurados mientras haya totalitarismo en Cuba! (otra cosa es que alguien diga una tontería aislada en sentido contrario y cuatro tontos a continuación la conviertan noticia). Cada vez Ofelia Acevedo y sus hijos están más solos. Pero no solo: Cada vez los cubanos están más solos en su inefable capacidad para hacer el ridículo.
ARMANDO AÑEL
http://www.neoclubpress.com