lunes, 27 de agosto de 2012

EVO MORALES:La Republica de la COCAINA

 
 
 
 
 
La república de cocaína "Publicacion Original de la revista Veja traducida"


Un informe policial revela cumplimiento de un traficante de drogas brasileña con el número 2 del gobierno boliviano Duda Teixeira El presidente de Bolivia, Evo Morales, se enorgullece de ser un animador de las plantaciones de coca, la materia prima de más de la mitad de la cocaína y el consumo de crack en Brasil, bajo el argumento de que las hojas se utilizan para producir té de hierbas y remedios tradicional. Sólo un tercio de la coca en su país, sin embargo, responde a esta demanda inofensivo, según estimaciones de la ONU. El resto alimenta el tráfico de drogas y, en consecuencia, contribuye a erosionar la vida de casi 1 millón de brasileños y sus familias. Ahora, en medio de evidencia de que la complicidad del gobierno boliviano con el narcotráfico va más allá de la simple defensa de los cultivadores de coca, los cocaleros. VER tuvo acceso a informes producidos por una unidad de inteligencia de la policía boliviana que revelan, entre otros hechos, una conexión directa entre el hombre de confianza de Evo Morales, Ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, y un traficante de drogas brasileño que ahora trabaja en prisión de máxima seguridad en Catanduvas, Paraná. Un documento, titulado aprehensión de fugitivos de la Internacional y firmado con el alias de Carlos, describe cómo los agentes identificaron a la casa de la Bolivia Brasil Dorado Munhoz hijo Maximiliano en 2010. Max, como se le llama, y su banda tenían fincas en Guajará-Mirim y en otras ocho ciudades de Rondonia, donde la droga recogida por aviones lanzados bolivianos. Durante meses, la banda de Max interceptaron 500 kilogramos de cocaína, que fueron tomadas después a São Paulo y Río de Janeiro. El contrabandista huyó de la cadena de Oso Blanco, en Rondônia, en 2001, y se sospechaba que estaba escondido en Bolivia. De hecho, tenía una propiedad en Chiribital Street, esquina con Pachiuba en un exclusivo barrio de Santa Cruz de la Sierra. El 18 de noviembre de 2010, a las 2 pm, los policías custodiando el edificio fue testigo de una escena de grandilocuencia. Quintana, ahora el segundo hombre más poderoso de la República, se presentó en compañía de Jessica Jordan, de 28 años, el país famoso por haber sido elegida Miss Bolivia tan sólo cuatro años antes. Tanto entonces tenían cargos de confianza en los organismos estatales. Quintana fue director de la Agencia para el Desarrollo de Zonas Fronterizas y de macro-regiones. Jessica, cinco meses antes, había sido nombrado por el vicepresidente Álvaro García Linera, para el cargo de Director Regional de Desarrollo en el departamento de Beni, un departamento que raya en Rondônia y entra en Brasil, donde la mayor parte de la droga boliviana. Quintana y Jessica entró en la casa de Max con las manos vacías y salió de allí veinte minutos más tarde con dos maletas 007. No sabía qué había en ellos. Dos meses después de reunirse con miembros del gobierno de Morales, Max fue arrestado en una operación conjunta de la Policía Federal de Brasil con los miembros recogidos a mano de la inteligencia trajo a Bolivia y Brasil. Quintana, a su vez, fue nombrado por Evo Morales en el próximo año para ejecutar la carpeta de la Presidencia, el equivalente brasileño de la Casa Civil, puesto que él había servido entre 2006 y 2009. El informe del agente de Carlos en la reunión entre los miembros del gobierno brasileño y el distribuidor es parte de una serie de documentos filtrados a la prensa por un boliviano y el Movimiento de la American Political al Socialismo (MAS), partido de Morales. Para el autor de la filtración, el gobierno no ha cumplido con la promesa de mejorar las vidas de los pobres y Bolivia indígena. Evo Morales ganó las dos elecciones presidenciales que se propagan como un defensor de los candidatos para los indios. La mayoría, sin embargo, no está satisfecho. Desde que Morales asumió la presidencia, hubo un aumento del 22% en el área de cultivo de coca en el país. Mientras que Colombia, que en el cultivado y refinado el 90% de la cocaína que se consume en el mundo, el 80 luchó contra los cárteles y reducción de la producción, Bolivia y Perú han visto cómo su cuota de este mercado crezca. Hoy en día, representan la mitad de los fármacos derivados de la hoja de coca. Las fábricas de cocaína, que no habían existido en Bolivia, comenzaron a aparecer por los cientos de personas. Los cárteles colombianos, mexicanos y de funcionamiento del PCCh brasileña en el país. Al ver el crecimiento de la delincuencia organizada y las puertas cerradas a los representantes políticos, sindicalistas e indígenas comenzaron a criticar abiertamente a Morales. El mes pasado, la policía se declararon en huelga por mejores salarios. Hace dos semanas, una nueva marcha de los indios llegaron a La Paz para impedir la construcción de una carretera en un parque ecológico indígena, el Parque Nacional Isiboro Secure. El proyecto, que se conecta "dos pueblos sin gente", de acuerdo a los bolivianos, tiene como objetivo abrir una nueva frontera para la siembra de coca, porque la productividad en la vecina región del Chapare, el principal bastión de Morales y donde el 90% de las hojas se tornan de drogas , se está cayendo. Quintana - mira a su alrededor otra vez - no se cansaba de atacar a los indios en contra de la carretera, mientras que la defensa de los cultivadores de coca. El ex militar, ex asesor de formación pájaro campana que América y el ex ministro de Defensa, bajo la presidencia de Hugo Banzer (1997-2001), Quintana es también el autor de algunos de los más anti-estadounidenses declaraciones del gobierno de Morales. Asigna a él la idea, aplicada por Morales de expulsar a los agentes nacionales de la Drug Enforcement Administration (DEA), la agencia de los EE.UU. para combatir el tráfico de drogas que la gasolina y pagó el salario de la industria de la policía boliviana narcóticos. No es de extrañar que esta medida ha dejado a la cabeza del hombre que comparte con el vicepresidente Álvaro García Linera, la tarea de gestionar las relaciones con el gobierno boliviano del presidente venezolano Hugo Chávez. Los informes revelan el comprometimiento de los bonos del gobierno boliviano con los traficantes fueron hechas por oficiales simpatizantes de Morales, aturdidos por la incapacidad del Presidente para darse cuenta de la podredumbre que les rodea. "El esfuerzo que hace nuestro amigo el hermano Evo para erradicar la corrupción caída en una bolsa con agujeros, y puede ser utilizado por la oposición para empañar su honor", elucubra un policía cuyo nombre en clave de Confucio. Uno de los documentos revela que Raúl García, padre del vicepresidente Álvaro García Linera, era adicto a la cocaína y que han influido en la elección del director de aduanas en el aeropuerto de Viru Viru en Santa Cruz de la Sierra, donde sale la mayor parte del fármaco unido a Brasil. "Algunos narcotraficantes colombianos han dado para garantizar un apartamento en Santa Cruz el vicepresidente de los padres a cambio de protección para algunos aviones que salen de Santa Cruz dicen que tienen pruebas de eso", dice en uno de los informes confidenciales. Raúl García murió de un ataque al corazón el año pasado. "El papel creciente de los narcotraficantes brasileños en Bolivia se vio facilitado por varios factores, incluyendo la posibilidad de negociar con funcionarios del gobierno", dice Douglas Farah, experto estadounidense en armas y el narcotráfico que está analizando todos los documentos confidenciales filtrados por política MAS. No hay datos hasta el momento, para ayudar a clarificar si Evo Morales es apenas-juntos o tienen participación directa en los asuntos de su gobierno con el narcotráfico. Por lo menos, que pretende ser nada malo. Ninguna investigación se abrió después de que la oposición llevó al gobierno documentos incriminatorios. En su lugar, se trata de castigar al mensajero. El senador Roger Pinto, por ejemplo, que 03 2011 tuvo la audacia de tomar el Palacio Quemado, una copia del informe de la reunión de Quintana y Max, entre otros documentos con las denuncias, fue acusado de corrupción por Morales y terminó encima de conseguir asilo político Embajada de Brasil en La Paz, hace un mes. Hasta el pasado viernes, que no había recibido un salvoconducto del gobierno boliviano para embarcarse en un avión rumbo a Brasil.

Fuente:

http://www.wikileaksbolivia.org