lunes, 28 de diciembre de 2009

NIÑO CUBANO,MUTILADO POR NEGLIGENCIA EN LOS HOSPITALES CASTRISTRAS!!!!!!!!!

















.....................................................................................
Testimonio de Ariadna Molina Barrios, madre cubana

por Rubén Carty Lowe

Periodista Independiente

Director del Centro Informativo Cubano



Mi nombre es Ariadna Molina Barrios me dirijo a usted con mucho respeto para que conozca todo por lo que ha tenido que pasar nuestra familia en este país, le pido, por favor, que lea estas líneas y tome en cuenta el sufrimiento de un niño tan pequeño y su familia.



Mi esposo Jorge Luis Piloto Gonzales es activista de la Biblioteca Independiente Andrei Sajarov en San José de Las Lajas hace más o menos 6 años. Tenemos una niña de 5 años Katherinne Piloto Molina y uno de 1 año y 6 meses llamado Ángel Luis Piloto Molina, este nació aparentemente sano en el Hospital materno infantil Hijas de Galicias en 10 de octubre. Era muy notable el aumento de volumen en el abdomen. Se ponía morado en las manos, los pies y en los alrededores de la boca. Presentaba arañitas vasculares cerca del ombligo. Lo valoraron varios médicos pediatras y dijeron que el niño no tenía nada. Después de tanta insistencia por parte mía sobre todos estos síntomas, lo ingresaron a los 23 días de nacido en el Hospital Ángel Arturo Aballi en la Sala de Neonatología, la cual radica en estos momentos en el Hospital William Soler. Allí fue donde se le detecto un tumor en el hígado, el cual le fue operado al mes y nueve días de nacido. La operación duro casi diez horas. Cuando salieron los cirujanos nos dijeron que había habido problemas en el salón y que se le había quemado un pie al niño, que iban a esperar 24 horas para valorarle el pie ver que conducta se tomaba. El niño salió del salón con el pie vendado. En esas 24 horas el pie le supuraba un agua con sangraza. Llego a deshidratarse por tanto líquido que perdió. Cuando le volvieron a valorar el pie dijeron que tenían que amputárselo. No accedieron a la petición mía y de su papa de verle el pie, y se lo amputaron por debajo de la rodilla. En lo que le queda de pie tiene cicatrices de quemaduras. En estos momentos ellos dicen que fue un salto de corriente que le tupio una vena y por eso tuvieron que amputárselo pero yo se que el pie estaba quemado.



Después de amputarle el pie comenzaron a hablar sobre una posible infección en los intestinos. Le pusieron tratamiento con varios antibióticos. Según ellos de última generación, yo nunca había oído mencionar ninguno de ellos. Cambiaron de antibiótico más de cuatro veces y continuaba con los síntomas de infección. A la semana, se le perforaron los intestinos y tuvieron que hacerle una colostomía. Después de esto le pusieron tratamiento con ciprofoxacina asegurando que este era el único antibiótico de los puestos hasta el momento que combatían la infección en los intestinos.

Cuando le dieron el alta, me dijeron que en mi área de salud me daban el material para la colostomía pero no fue así. El material era muy pequeño, casi del tamaño de la colostomía. Me decían que era porque en el municipio no había algodón, ni gasa, ni esparadrapo para dárselo a mi hijo. 10 meses después me entero por casualidad que en las farmacias del municipio vendían con un certificado médico todo lo necesario para la colostomía y esto nunca me lo informaron.



Pedí ayuda de vivienda pues vivimos en una casa en pésimas condiciones, y me dijeron que no me podían ayudar porque mi caso no era crítico. Pedí también ayuda económica pues soy maestra y mi salario es muy bajo y también me la negaron. El niño se para desde que tenía 7 meses y en ese tiempo fui a Cuba Radas para gestionar la prótesis. La doctora, María Julia, me dijo que la prótesis no se mandaba hasta que el niño no tuviera 2 años. Pasados unos meses volví a ir. Entre la doctora María Julia, la doctora Taniusca y una enfermera me ofendieron, me dijeron loca, esquizofrénica y que no volviera a ir por allí hasta que el niño no cumpliera los 2 años de edad.



Buscando otra atención médica llegué al Hospital Frank País, para ver al doctor Lara. Este me dijo que eso de esperar a los 2 años era un error, que el niño en cuanto empieza a parase hay que ponerle la prótesis. Se la mando a principios del mes de agosto, pero desde entonces me están diciendo que no hay yeso en el Hospital y que tampoco tienen molde para un pie tan pequeño.





Resulta indignante ver por el noticiero como a directora de la OMS a su visita a cuba le pintaron una atención a los niños discapacitados y que con mi niño la atención sea tan mala. Mi esposo y yo pensamos que todo esto han sido represarías que han tomado con nuestro hijo por ser el padre opositor del gobierno. El día 5 de agosto del 2009, a las 6 de la mañana vinieron a buscar a mi esposo en una perseguidora con varios policías y se lo llevaron detenido para que no asistiera a una actividad que se iba a llevar a cobo ese día en la Biblioteca Independiente a la que él pertenece. Lo soltaron a las 9:00PM y le hicieron firmar un acta la cual decía que no podía venir a mi casa pues estaba viviendo ilegal. Que no podía venir ni de visita a ver a los niños que iban a vigilar la casa y si lo veían por los alrededores lo iban a procesar por los tribunales. Debido a esto tuve un pequeño altercado con el jefe de la seguridad del cotorro y él me dijo que si seguía en la oposición me iba a quitar la patria potestad de los niños.




La dirección que tiene mi esposo en el carnet es de un medio básico, del cual fue expulsado hace 5 años y medio, no sabe donde estar pues donde valla va a estar ilegal. Le escribimos una carta a la Oficina de Refugiados Políticos en la Habana, donde se le narraba todas las represarías tomadas por el gobierno con el niño, pidiéndoles que nos adelantaran el proceso y así fue. Nos lo adelantaron para el 21 de enero del 2009, pero nos negaron la posibilidad de viajar, no sabemos el motivo, el número de caso de mi esposo es 86213.





Publicado por CDHD 2506