domingo, 27 de septiembre de 2009

La viuda de Cabrera Infante califica de "canallada" el concierto de La Habana




La viuda de Cabrera Infante califica de "canallada" el concierto de La Habana La viuda de Cabrera Infante califica de "canallada" el concierto de La Habana
Segovia.- Mirian Gómez, viuda del escritor Guillermo Cabrera Infante, calificó hoy de "canallada total" el reciente concierto "Paz sin fronteras" que reunió a un millón de cubanos en La Habana, y se pregunta que "quién le dio poder a Juanes o a Miguel Bosé para hablar en nombre del exilio".

"Si ellos van a Cuba en nombre de sus países respectivos, me parece bien, pero que no hablen en nombre de los demás cuando no dejaron ir a cantantes del exilio, como Gloria Estefan", decía hoy indignada, en una entrevista con Efe, Miriam Gómez, que ha acudido al "Hay Festival" de Segovia para hablar de la próxima publicación de las obras completas de su marido, fallecido en Londres en 2005.

La segunda edición del concierto "Paz sin fronteras" organizado por el cantante colombiano Juanes se realizó en La Habana con otros catorce artistas, tras causar una fuerte polémica en parte del exilio cubano en Estados Unidos, que consideró la iniciativa como un balón de oxígeno para el régimen comunista de la isla.

La viuda del autor de "Tres tristes tigres", uno de los más importantes de Cuba, no está de acuerdo con la versión que los medios de comunicación han dado sobre la actuación del exilio cubano en relación con este concierto, que reunió también en La Habana a cantantes como Víctor Manuel o Silvio Rodríguez.

Miriam Gómez está de acuerdo con cuantos en España "defienden la memoria histórica", pero "¿cómo Miguel Bosé quiere que los cubanos borremos nuestra actualidad terrible? ¿Quién les dio permiso a ellos para hablar en nombre del exilio?"

"Si Juanes va y canta por Colombia, muy bien, pero lo que nos ha ofendido es que haya pretendido ir en nombre de los cubanos", insiste Miriam Gómez, para quien el éxito del concierto se debió en parte a que llevaron a La Habana a "jóvenes comunistas de todo el país, pero prohibieron entrar a otros, y, por supuesto, a cantantes del exilio".

Pero el enfado se le pasa a Miriam Gómez en cuanto se pone a hablar de la publicación de las Obras Completas de su marido, que Círculo de Lectores-Galaxia Gutenberg comenzará a editar "en septiembre de 2010" y que podrían superar los diez volúmenes.

Según le dijo a Efe Toni Munné, responsable de la edición, "el plan inicial se está viendo desbordado, porque ha aparecido mucho material que no estaba previsto", parte del cual estaba guardado "detrás de los armarios" de la casa de Cabrera Infante en Londres.

Y si hace un año Círculo de Lectores publicó la novela inédita "La ninfa inconstante" -"es puro Guillermo", decía la viuda-, a principios de 2010 aparecerá "Cuerpos divinos".

Esta novela es "muy importante" y va a ser "muy útil para los cubanos", porque, "si hubiera habido democracia en Cuba, Castro no se hubiera hecho con el poder" cuando se produjo la revolución.

La viuda de Cabrera Infante ha metido todos los textos inéditos del escritor cubano "en un banco de documentos. Lo que está en la casa es lo publicado".

Y ha adoptado esa medida de seguridad porque "Cuba declaró a Guillermo patrimonio nacional", y la obra del escritor "pasa a ser propiedad" del gobierno cubano. De ese modo pueden hacer lo que quieran con ella".

Miriam Gómez tiene "todo muy bien amarrado" y ha puesto este asunto en manos de abogados expertos en derechos de autor. Desde que se murió su marido, está teniendo "una lucha tremenda" para proteger su obra.

En Cuba, reconoce la actriz cubana, no podrá evitar que se publiquen algunas obras "porque en un país sin leyes", pero la próxima vez que se edite algún texto en su país de origen irá a "la corte europea".

"Él me dejó todo para que yo lo cuidara, y no puedo permitir que ellos metan sus manos babosas para coger lo de Guillermo", subraya Miriam Gómez.

La viuda de Cabrera Infante está dispuesta a enviar los libros del escritor "a las bibliotecas independientes de Cuba", sufragando ella los gastos, pero no quiere que el Gobierno intervenga, después de haberle "negado todo a Guillermo" y de haberle "quitado todos sus derechos".